La continua borrachera de Pamela Anderson

La rubia y su vida loca. Pamela Anderson se pasó en un exclusivo club de Miam: se bebió hasta el agua de los floreros. Pero no es la primera vez.

image

 

La rubia y su vida loca. Así pillamos a  Pamela en un exclusivo club de Miami, el pasado 7 de febrero: se bebió hasta el agua de los floreros.

1 de 14

 

Ojos entornados, pecho al descubierto, exaltación de la amistad?

2 de 14

 

¡Hasta que acabó durmiendo la mona en un sofá del local! La actriz de Los vigilantes de la playa, de 41 años, tenía la excusa perfecta para desfasar.

3 de 14

 

Hace dos semanas, Pamela Anderson rompió con el surfista Jamie Padgett, con el que salía desde hace un año.

4 de 14

 

No parece que le eche demasiado de menos. ¡No hay más que ver cómo se arrima a los amigos! La próxima vez le recomendamos que trate su mal de amores con el clásico helado de chocolate.

5 de 14

 

Nosotros se lo o decimos por su hígado (en 2004 dijo padecer hepatitis). Pero claro, ya sabemos como son estos famosos, Lo mismo dijo eso para dar un poco de pena teniendo en cuenta la vida que lleva.

6 de 14

 

Porque el curriculum de la ex-vigilante de la playa es para tener en cuenta. Después la serie, con la que se hizo millonaria, no ha hecho nada más que darse a la buena vida. Su sola presencia es sinónimo de ajetreo y todo el mundo sabe que si ella va a una fiesta es porque la fiesta es salvaje.

7 de 14

 

Lo que poca gente sabe es cómo comenzó la popularidad de Pamela Anderson. Fue de casualidad. Cuando era estudiante fue con sus amigos a un partido de los Leones de Columbia Británica en el BC Place Stadium; en alguno momento durante el partido de fútbol se le mostró en la pantalla del estadio con una camiseta de Labatt, una marca de cerveza canadiense, causando que la multitud gritase. Le hicieron bajar al campo para recibir una ovación de la multitud. Labatt le ofreció un contrato de modelo y ella aceptó.

8 de 14

 

Sí, es verdad que luego se operó la tetas y que casi no tiene nada de fábrica porque mires por donde mires hay retoques que no se le escapan a nadie, pero lo que también es verdad es que tiene materia prima. Vamos que no a todo el mundo le quedan las operaciones como a ella.

9 de 14

 

Pero la popularidad se le subió a la cabeza. Se casó con el rockero de Motley Crue Tommy Lee y fue el comienzo del fin para la lógica de la rubia. Excesos, escándalos, idas y venidas en su matrimonio. En fin todo aquello que una madre no quiere para su hija.

10 de 14

 

Pero ella se lo pasaba bien. Era la salsa de las fiestas a las que acudiía y todo el mundo quería pasar con ella un ratito. El vídeo de contenido sexual que salió a la luz en un yate con Tommy Lee fue un reclamo de perlas para que ella cobrease a precio de oro cada aparición que tenía.

11 de 14

 

Decidió separarse de Tommy Lee (que es el padre de sus dos hijos) y se juntó con Kid Rock, un tío que tiene tatuado en la espalda "American Bad Ass" (cabrón americano). Pues de ahí tampoco puede salir nada bueno, ¿no? y las fiestas y los excesos fueron constantes en la vida de la modelo.

12 de 14

 

Aunque durante el verano pasado se rumoreó que Pamela Anderson y el músico Tommy Lee, al parecer, regresarán para volver a ser una pareja sentimental y ambos pasaron juntos unos días en la ciudad de Las Vegas donde se dieron muchos besos e incontables abrazos y claro, estuvieron en alguna que otra fiesta.

13 de 14

Ya en el 2008, Tommy Lee anunció que se daría una nueva oportunidad con Pam. "Solo lo hemos intentado 800 veces; 801, ¡aquí vamos!. Es genial, definitivamente ahora funciona", declaró el músico en ese entonces.

14 de 14
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad