A Blanca le "Cuesta" meter el ombligo

La tripita de la mujer de Borja ya no está para cremalleras ni botones. ¡Mejor suelta... que sencilla!

1 de 13

Blanca está embarazada de cuatro meses y sigue usando sus vaqueros pitillo de siempre.

2 de 13

Nosotros hemos llegado a creer que siempre es el mismo pantalón el que lleva, pero fue una idea que, tan rápido como vino, se fue. Pensando un poco no nos cuadraba que alguien que no sabe el dinero que tiene, de tanto que tiene, llevase siempre el mismo pantalón. No, no puede ser.

3 de 13

Así está la pobre, que cada día le cuesta más subirse la cremallera. Luego volvimos a pensar: ¿será cierto que el joven matrimonio Thyssen está en números rojos y por eso Blanca no puede comprarse unos pantalones de embarazada?

4 de 13

La duda nos comía cada vez más la cabeza y no podíamos dejar de pensar en ello. El caso es que o están sin un duro o ella prefiere ir marcando algo más que curva, cosa que no nos extrañaría tampoco.


5 de 13

Así pues decidimos centrarnos en el perro. Al pobre animal le llevaban al veterinario. Blanca, de 34 años, salió de la clínica veterinaria desabrochándose el botón del pantalón. Le quedaba muy apretado a sus cuatro meses. Borja y Blanca adoran a su perro, de raza Shar Pei, y le llevaron al veterinario, en una clínica del centro de Madrid. Parecía una revisión rutinaria pero a ella le apretaba tanto el pantalón que acabó desabrochándoselo.

6 de 13

Borja y Blanca son padres de un niño, Sacha, de dos años. En agosto ella sufrió un aborto. Ahora vuelven a estar ilusionados.


7 de 13

Borja Thyssen y Blanca Cuesta dieron a conocer el pasado mes de agosto, a través de un comunicado del Instituto Universitario Dexeus, la  noticia de la pérdida del bebé que estaban esperando. Blanca Cuesta,  estaba embarazada de 8,3 semanas y muy contenta por darle un hermanito a Sacha.

8 de 13

Poco después se enfrascaron en una batalla legal con Tita Cervera. Borja se convertía en portada de todos los medios y arremetía contra su madre reclamando su parte de la herencia. Después fue Tita la que acudió a los tribunales para ir en contra de su hijo. En fin, tener mucha (o poca) pasta es lo que tiene.

9 de 13

Ya en Febrero de este año la pareja anunciaba que estaban a la espera de su segundo hijo y las trifulcas legales con la madre de Borja pasaron a un segundo plano ¿o no? Bueno, el caso es que lo más importante ahora es la salud de Blanca y de la criatrua que está al salir.

10 de 13

Pero lejos quedaron ya los días en que la ¿modelo? podía presumir de figura y de ponerse lo que le diera la gana, incluso después de su primer embarazo. La salida del veterinario ha sido bastante concluyente.

11 de 13

Si antes lucía un tipazo de impresión, ahora ya no tanto. Y aunque sólo sea un poco de tripita, lógica en su estado de gestación, la modelo (siendo tan coqueta como es) ha querido disimularla a toda costa, incluso para ir al veterinario (era para el perro).

12 de 13

Además tendrán que moderar ya sus salidas, idas y venidas de aquí para allá porque no están los cuerpos para soportar grandes emociones. Seguro que Blanca sabe como cuidarse a partir de ahora.

13 de 13

Mientras tanto Tita está a la expectativa. Parece que el anunciado embarazo de Blanca ha abierto una tregua en las hotilidades, pero la Baronesa no se deja ablandar por cualquier cosa. Ya veremos cuando llegue el siguiente capítulo de esta historia de confrontación familiar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad