Elisabetta Gregoracchi y Flavio Briatore traen un millonario al mundo

Se supone que la llegada de un hijo te cambia la vida y eso es lo que le puede pasar a Elisabetta y a Flavio. Pero por lo visto al salir de la clínica será con el tiempo.

1 de 12

A pesar de la llegada del bebé el italiano, de 59 años, y su chica, de 30, piensan seguir de vacaciones 365 días al año.

2 de 12

Es lo que tiene ser muchimegamillonario y no tener que preocuparte por la crisis de turno que está agobiando a todo el planeta.

3 de 12

Elisabetta, de 30 años, sigue con algo de barriguita. ¿Por qué se pondrá ropa tan ajustada?

4 de 12

¿Qué es lo primero que hicieron al salir del hospital de Niza? Flavio y Elisabetta embarcaron al pequeño Falco Nathanen el Force Blue, el impresionante yate del ex jefe de Alonso.

5 de 12

Para seguir sin dar un palo al agua, el matrimonio aterrizó con un ejército de niñeras y guardaespaldas. Ella debe pensar que ya ha hecho bastante: ¡el niño pesó más de cuatro kilos!

6 de 12

Junto con todo su séquito se dirigieron al embarcadero donde está amarrado el yate. Es de suponer que utilizará más de una plaza de aparcamiento porque es verdaderamente impresionante.

7 de 12

Flavio estuvo pendiente en todo momento de lo que ocurría con su hijo y con su mujer. Supervisando la operación "Nos vamos al barco", el ex patrón de Renault en la "Fórmula 1" no perdió detalle de nada de lo que pasaba al rededor de su familia.

8 de 12

A la salida de la clínica esperaban a los recién estrenados papás una legión de periodistas que querían dar la noticia del nacimiento de Falco, a pesar de saber que los padres no iban a ser demasiado contemplativos con el panorama periodístico que iban a ver.

9 de 12

Y de hecho fueron raudos a la hora de salir de la clínica. Con esmero llevaron al recién nacido entre algodones para que su primer contacto con la realidad no fuera demasiado traumático.... ¡que ya tendrá tiempo de ver cómo es esto de la vida!

10 de 12

Para Flavio no es su primer hijo porque con la modelo Heidi Klum tiene una hija llamada leni. Desde luego, gusto no le falta al empresario.

11 de 12

Elisabetta estaba encantada con su maternidad y el perro fue el que "pagó" el buen humor de la modelo que no dejó de traerle y llevarle a todos los lados. Ya en el muelle, quizás por temor a que con tanto zarandeo se cayera al agua, decidió cogerle en brazos.

12 de 12

Y esta era la viva imagen de la felicidad de Elsabetta cuando estaba embarazada. Radiante y esplendorosa. Ahora está igual, sólo que con muchos kilos menos. Y dentro de unas semanas ya veréis cómo parecerá que nunca había estado embarazada. Y si no, al tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad