Lydia Bosch gana y será indemnizada por Alberto Martín con 350.000 euros

Además de esta cifra millonaria en concepto de daños colaterales asociados al divorcio, el juez le ha concedido a la actriz la custodia de sus hijos, una pensión de 6.500 euros al mes.

1 de 29

Lydia Bosch gana la batalla a su ex marido Alberto Martín. El juzgado de instrucción número 3 de Pozuelo de Alarcón, Madrid, da la razón a la actriz tras dieciocho meses de divorcio contencioso.

2 de 29

La guardia y custodia de los dos hijos nacidos del matrimonio es para Lydia Bosch. La actriz percibirá 6.500 euros para la manutención de sus dos hijos, 3.250 por cada uno. Alberto Martín podrá estar con los pequeños fines de semana alternos y los lunes y miércoles de cada semana por la tarde.

3 de 29

La sentencia es muy favorable para Bosch, ya que incluso su ex marido le deberá indemnizar con 350.000 euros en concepto de daños colaterales producidos por el tiempo que lleva inmersa en el proceso judicial. Según la sentencia, Lydia no se aprovechó de la buena situación económica de su marido, sino todo lo contrario. La actriz habría perdido cantidades importantes de dinero al tener que rechazar trabajos interpretativos en teatro y televisión. Razón por la cual, el arquitecto deberá compensar el dinero perdido tiempo atrás.

4 de 29

También tendrá que abonar el 50% de todos los gatos extraescolares de los niños y la mitad del IBI (impuesto de bienes inmuebles) del domicilio donde actualmente vive la actriz con sus tres hijos, la mayor fruto de su relación con el actor Miky Molina.

5 de 29

Cualquier problema que surja en la vivienda habitual, el ex marido deberá ingresar la mitad de la cuantía que suponga la reforma. La abogada de la actriz, Susana Moya, ha sido la única que por ahora ha realizado declaraciones. Siempre creyó en Lydia. Creyó como mujer y como abogada. He estado siempre a su lado porque sabía que llevaba la razón.

6 de 29

Lydia Bosch y Alberto Caballero ya tienen la sentencia de su polémico divorcio. Tras el juicio celebrado el pasado 20 de septiembre en los juzgados de Pozuelo de Alarcón, Madrid, en el que se vivieron momentos de tensión entre la ex pareja, el juez Joaquín Brage ha firmando la sentencia de divorcio, y cuya resolución resulta, a todas luces, favorable a la actriz.

7 de 29

En un total de trece folios, el juez dictaba este viernes el fallo donde explicaba al detalle el razonamiento de dicha sentencia. En ella, confirma las medidas provisionales que había pedido Lydia y deniega lo solicitado por el arquitecto, entre otras cosas la custodia exclusiva de los hijos del matrimonio para él. De este modo, será la actriz la que tenga la guardia y custodia de los mellizos Juan y Ana.

8 de 29

Eso sí, la patria potestad será compartida y Alberto tendrá un régimen de visitas de lunes a viernes. Además, tendrá que pasarle a Lydia una pensión alimentaria de 6.500 euros, 3.250 por cada hijo, que tendrá que abonar mensualmente así como el cincuenta por ciento de los gastos extras y de la hipoteca de la casa familiar.

9 de 29

Para terminar, la actriz recibirá una indemnización de 350.000 euros por el desequilibrio patrimonial que le causó a Lydia dicho matrimonio ya que cuando contrajeron matrimonio, en 2001, ella aportó todos sus bienes a la pareja y dejó de trabajar.
Sin duda una victoria que no es sólo de Lydia, sino también de su abogada, Susana Moya Medina. Ella creyó en la intérprete desde el primer momento y se ha convertido en uno de los máximos apoyos para la catalana, incluso en la denuncia penal que interpuso contra Alberto, aunque al final el juicio fue llevado por la vía civil.

10 de 29

Sobra decir que, según fuentes cercanas, la actriz está feliz, aunque sigue manteniendo en venta la lujosa casa situada en la Urbanización La Finca‚ en Madrid, domicilio conyugal hasta el momento de su separación.

11 de 29

De este modo, Lydia atraviesa un dulce momento y continúa centrada en sus hijos. De este modo, pudimos verla llevando a su hijo Juan al cumpleaños de un amigo. Conduciendo su propio coche, la actriz se mostró relajada y tranquila, satisfecha con la batalla ganada a su ex marido. Lydia Bosch y Alberto Martín se han vuelto a ver las caras en los juzgados. La cosa parece que pinta mal para todos porque Lydia todavía tiene pendiente con Alberto la disolución de una sociedad que crearon tras casarse.

12 de 29

No hay tregua entre Lydia Bosch y Alberto Martín. Justo una semana después de verse las caras en el juicio por el divorcio y la custodia de los dos mellizos, volvieron a coincidir en los juzgados. En esta ocasión, por una demanda que la actriz ha interpuesto a su todavía marido.

13 de 29

Lydia no está dispuesta a dar su brazo a torcer mientras tenga una mínima posibilidad de conseguir alguna victoria en toda esta guerra. Y su último contraataque ha sido demandar a su, aún, marido por desahucio. La demanda fue interpuesta en el juzgado número 1 de Pozuelo justo antes de verano, y hace un par de semanas tuvo lugar el procedimiento verbal. El origen del problema es el piso que la actriz posee en Pozuelo de Alarcón (Madrid), y en el que se encuentra el estudio de arquitectura de Alberto Martín.

14 de 29

Lydia adquirió ese piso en 1995. La vivienda, de 169 metros cuadrados con garaje, se encuentra en la calle Tramontana, dentro de la urbanización Prado de Somosaguas.

15 de 29

A los pocos años de su boda (celebrada en 2001), Alberto instaló su despacho profesional en esa vivienda, por la cual su empresa, Estudio Martín Caballero SL, pagaba un alquiler menor por ser propiedad de su mujer.

16 de 29

Pero no son éstas las últimas batallas que les quedan a la pareja. Todavía tienen pendiente la disolución de la sociedad que crearon en conjunto cuando se casaron, MABOQ 2001 SL, en la que, además de una cantidad económica importante, hay varias viviendas en la localidad madrileña de Majadahonda.

17 de 29

Desmontará su estudio

Desde el momento que comenzó la batalla legal con su marido, Lydia quería recuperar ese piso, en el que vivió hasta que se casó con Alberto. Sin embargo, la actriz esperó a que la Audiencia se pronunciara sobre el asunto de los supuestos abusos sexuales a su hija mayor.

18 de 29

Cuando finalmente los jueces no le dieron la razón y declararon a Alberto inocente de los cargos, ella se dispuso a ejecutar la demanda para forzar la salida de Alberto de la vivienda.

19 de 29

La sentencia con la posible orden de desahucio se dictará antes de que finalice octubre, pero de momento pasarán varios meses hasta que Alberto se vea obligado a desmontar su estudio y marcharse a otro despacho.

20 de 29

Su equipo jurídico pretende recurrir la sentencia alegando, entre otras cosas, que las cuotas de alquiler están pagadas, pero saben que será cuestión de tiempo que la sentencia con la orden de desahucio sea firme.

21 de 29

Lydia ha alegado incumplimiento de contrato para poder sostener la demanda, además de la posible utilización de la vivienda para un familiar directo, que podría ser su hija Andrea, que ya es mayor de edad.

22 de 29

Otra batalla legal pendiente

Esa sociedad tiene, desde hace años, los derechos de imagen de la actriz, y es por eso por lo que Lydia y Alberto no llegan a un acuerdo. Ella alega que lo que hay en la empresa es todo producto de su trabajo, mientras que él afirma que ambos aportaron cantidades a partes iguales.

23 de 29

Alberto y su despacho de abogados no están dispuestos a que la orden se ejecute, por lo que abandonarán voluntariamente el despacho y entregarán al juzgado las llaves cuando la sentencia sea firme. Pero hasta entonces aún tienen varios meses de margen. Este mes, además de la sentencia de desahucio, también se conocerá la decisión del juez sobre la demanda de divorcio.

24 de 29

La fiscalía baja la pensión

Aquel día, 20 de septiembre, y tras casi 4 horas de juicio, Lydia salió muy contenta de los juzgados. El fiscal la apoyó en su intención de obtener la custodia completa sobre sus hijos, desestimando la petición de Alberto, que iba en la misma línea.

25 de 29

Sin embargo, no se mantuvieron las pretensiones económicas que Lydia expuso en su demanda de separación (pedía 7.500 euros mensuales), ni en las condiciones que se dictaron provisionalmente.

26 de 29

La fiscalía solicitó una pensión por manutención de 2.500 euros para cada hijo, 5.000 euros mensuales en total, donde, además de los gastos de colegio, se incluyen los derivados del día a día. También solicitó para Alberto la posibilidad de que sus hijos pernoctaran con él los domingos de cada fin de semana que le toque para poder llevarlos el lunes al colegio.

27 de 29

De igual manera, le mantuvo los miércoles por la tarde de visita. Sobre el domicilio conyugal en la Urbanización La Finca de Madrid, Lydia, finalmente, se retractó de la posibilidad de venta y la fiscalía se lo ha adjudicado a ella hasta la emancipación de sus hijos menores.

28 de 29

En su momento, Alberto envió una notificación a los posibles clientes de Lydia para que se abstuvieran de contratarla fuera de esa sociedad, alegando posible incumplimiento de contrato y competencia desleal por parte de la actriz. Desde entonces, tampoco hay entre ellos entendimiento para disolver la empresa. Una batalla legal más, dentro de una guerra sin cuartel en la que ninguno está dispuesto a darse por vencido.

29 de 29

El piso de la discordia

Éste es el edificio en el que se encuentra el piso de soltera de Lydia, donde Alberto tiene su estudio. La casa, de 169 metros cuadrados, está situada en Pozuelo de Alarcón

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad