Íker quiere que Sara coma más

Preocupado quizás por los kilos de menos de su chica, Casillas está muy pendiente de ella

1 de 5
Cómo es el amor

Esto es amor y lo demás son tonterías. Consciente de que su chica no para ni un segundo, el futbolista organizó una romántica comida para que la presentadora repusiera fuerzas. Como todo un caballero, Iker fue a por ella a los estudios de Tele 5 en un Audi A7 valorado en más de 58.000 euros. Visto el nivelazo del portero del Real Madrid, estamos seguras de que no le importará que Sara repita postre. Algo que, por sus patitas de alambre, no le vendría nada mal para recuperar su figura.

2 de 5
La culpa de todo la tiene el estrés

Ella dice que ha perdido kilos por culpa del estrés. Sara ya puede andarse con ojo. A Paolo Vasile, consejero delegado de Tele 5, no le gustan las esqueléticas. Hace algunos meses, el italiano llamó a una compañera de cadena para sugerirle que engordase. ¿Le pasará lo mismo a Carbonero?

3 de 5
Se pusieron "El Babero"

Casillas, que acababa de llegar de Ginebra donde ha sido nombrado embajador de la ONU, se llevó a Sara al madrileño restaurante
El Babero. ¡Qué suerte!

4 de 5
Toso estilo

A pesar de haber perdido mucho peso, Sara sigue teniendo un estilazo al vestir. Eso sí, la chica aguanta muy bien el frío porque en pleno invierno se pasea en manga corta.

5 de 5
Adiós cuerpazo

En octubre de 2009, Sara mostraba un aspecto mucho más saludable presumiendo de curvas. Ahora, su extremada delgadez llama la atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad