Patricia Rato y su hija Alejandra superan la crisis a zapatazos

Madre e hija tiraron de tarjeta en la milla de oro madrileña

1 de 6
Tarde de compras

Nada mejor que una entretenida tarde de compras de lujo para olvidarse de los problemas. Parece que la ex de Espartaco y su hija mayor, Alejandra, han decidido hacer frente a la crisis familiar que atraviesan tirando de tarjeta. Hacen bien.

2 de 6
“No tengo novio”

Desde que el divorcio se hizo efectivo, en diciembre del año pasado, Patricia se ha volcado en sus tres hijos y no quiere oír hablar de relaciones. La semana pasada QMD! develaba su amistad especial con Francisco, un dinerado empresario manchego de unos 50 años que, al parecer, le ha devuelto la alegría. Aunque ella lo ha desmentido con un escueto “no tengo novio”, hemos sabido que unas fotografías de ambos han sido retiradas del mercado. Si lo único qye les une es una amistad ¿por qué ocultarlo?

3 de 6
¡Qué lujazo!

Patricia y Alejandra estuvieron mirando zapatos que rondan entre los 500 y los 1000 euros. ¡Guau!

4 de 6
Una complicidad sin límites

A pesar del enfrentamiento que ambas mantienen con el torero, madre e hija demostraron, una vez más, su complicidad mientras elegían zapatos carísimos (los más baratos rondan los 500 euros y los más caros los 1.300)en una exclusiva tienda.

5 de 6
En Jimmy Choo

Madre e hija pasearon por una exclusiva zona de tiendas de Madrid y al final compraron en la glamurosa tienda de la marca Jimmy Choo.

6 de 6
Espartaco, ¿deprimido?

Según la revista Diez Minutos, Espartaco, que acaba de romper con Macarena Bazán, se ha refugiado en una antigua amiga suya. Rocío de la Cámara, ganadera de 46 años, separada y madre de dos hijas, se vio con el torero en California hace un par de semanas. ¿Amor o simple amistad? Además, dicha publicación afirma que el diestro lleva mes y medio sometiéndose a unas terapias alternativas y energéticas con una sanadora llamada Zeffi Kefala en Arizona (EEUU). En este tratamiento, basado en apoyo anímico y espiritual, Espartaco lleva gastados más de 15.000 euros y está previsto que dure tres meses. Preocupados por su estado anímico, sus amigos y familiares no quieren que esté sólo y le han animado a trasladarse a Medellín (Colombia) donde muchos de sus amigos toreros se encuentran en plena temporada. Muy desmejorado y deprimido, Espartaco no tiene fijada su fecha de vuelta a España y todo su entorno le anima para que regrese pronto a casa y rehaga su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad