Kirstie Alley y su amarga batalla contra los kilos

Tras 10 años peleando con la báscula, quiere volver a estar sexy bailando: “No deseo ganar, solo adelgazar“

1 de 6
La mítica actriz de Cheers quiere adelgazar

Ahora no le llegan ofertas para volver al cine y ha perdido la batalla contra la báscula: pesa 90 kilos. Con ganas de dar un cambio a su vida, Kirstie Alley ha fichado por Dancing with the Stars, el Más que Baile americano. ¿Conseguirá recuperar la línea en este reality? Por el momento, la actriz se lo está tomando muy en serio. Con camiseta amplia y bolso XXL, Kirstie ensaya todos los días en un plató de Los Ángeles.

2 de 6
Duro calvario

No es la primera vez que la americana, de 60 años, tiene que enfrentarse a su peso. En 2004, la actriz llegó al límite: 108 kilos con una estatura de 1,70 m. En ese momento, Kirstie decidió tomar cartas en el asunto (y de paso, llevarse un buen dinero). Durante dos años protagonizó la serie Fat Actress (Actriz gorda), donde se sometió a una dieta estricta. Alley perdió 20 kilos y se atrevió a posar en bikini en el show de Oprah Winfrey. “Me siento mejor que nunca”, confesó. Pero poco duró su felicidad. Un año después, en 2007, Alley volvió a engordar y alcanzó los 93 kilos: “Me he dejado llevar por la desidia.” Fue entonces cuando Jenny Craig, creadora de un exitoso programa de adelgazamiento en EE UU, la fichó como imagen de su negocio. La protagonista de Mira quién habla dejó de fumar, se apuntó al gimnasio y mantuvo una dieta sana y equilibrada. ¿El resultado? Un peso perfecto: 73 kilos.

3 de 6
Sus hijos, su apoyo

Feliz por recuperar su figura, Alley abandonó a Jenny Craig en 2009 e intentó mantener su silueta sin ayuda. Craso error. En 2010, y con un peso de 104 kilos, se metió en otro reality: Kirstie Alley’s Big Life. A modo de documental, la actriz narró el duro camino que tuvo que atravesar para volver a sentirse sexy. Sus dos hijos adoptados, Lillie (16) y William (18), aparecían a su lado dándole todo su apoyo. “Gracias a ellos nunca me he rendido”, confesó la actriz.

4 de 6
Culpa a la cocaína

Kirstie lleva toda la vida batallando con los kilos. ¿Por qué tiene esa figura yoyó? Ella no duda en culpar a sus adicciones: “Empecé a engordar cuando dejé la cocaína. Reconozco que me mantuve enganchada para estar delgada.” Desde 1991 está limpia, pero sus problemas de infertilidad hicieron que volcase su frustración en la comida. Esa compulsión también acabó con su matrimonio: se divorció del actor Parker Stevenson en 1997. Ahora Alley está dispuesta a ponerse en forma de una vez por todas. Y nada mejor que moldear su figura a base de clases de baile. Ella lo tiene muy claro: “No quiero ganar, solo adelgazar.”

5 de 6
Cheers!

Cuando recibió el Emmy por Cheers, pesaba 72 kilos. ¡Estaba estupenda! La serie marcó una época en la televisión de España.

6 de 6
Una lucha de peso emitida por la tele

Kirstie nunca se ha escondido y no ha dudado en mostrar sus kilos en la pequeña pantalla. Con Oprah en 2006 enseñando curvas en bikini, y en 2010 (en pequeño) en el  "Kirstie Alley’s Big Life".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad