Lucha por la herencia de Liz Taylor

Su familia, manager y asociaciones benéficas se repartirán un botín estimado en 1.000 millones de dólares

1 de 11
Un tema complicado

Los fans de la estrella solo tienen que pagar el precio de un DVD para seguir disfrutando de su legado cinematográfico. Por el contrario, sus cuatro hijos, su fiel manager, Jason Winters, y las múltiples asociaciones que creó lo van a tener más difícil para repartirse el enorme patrimonio de la actriz, que oscilaría entre los 600 y los 1.000 millones de dólares (de 422 a 705 millones de euros).

2 de 11
Pensando en el futuro

El motivo de las fricciones no reside tanto en el capital que Taylor acumuló en vida, como en la gestión del dinero que sus derechos van a generar en el futuro. Por el momento, lo único claro es su último deseo: su famosa colección de joyas, valorada en 105 millones de euros, saldrá a subasta. La suma conseguida con su venta irá a parar a la Elizabeth Taylor AIDS Foundation y la amFAR, las dos organizaciones para la lucha contra el sida promovidas por la actriz.

3 de 11
El reparto

El resto de su fortuna se repartiría entre sus cuatro hijos, sus 10 nietos y otras entidades benéficas. Tampoco se descarta que su manager tenga acceso a una parte del pastel. Parece que Liz no fue tan previsora a la hora de determinar quién disfrutará de los ingresos obtenidos después de su desaparición.

4 de 11
Mujer de negocios

“Lo único que Elizabeth no entendió es que, al igual que Elvis Presley o Michael Jackson, ella resultaría aún más rentable una vez muerta”, afirma acertadamente el periodista Rob Shuter, en la web Popeater. Además de gran actriz, la Taylor era una espabilada mujer de negocios. Pese a que la estrella se retiró del cine en los 90, el diario New York Post estimó que Liz produjo una media de 2 dólares por segundo durante aquella década.

5 de 11
Millonaria para siempre

Su línea de perfumes para la marca Elizabeth Arden reportó el año pasado unos ingresos de 54 millones de euros, una cifra que los expertos creen que aumentará gracias a la ola de nostalgia levantada tras su adiós. La famosa firma de cosméticos, lógicamente, ya ha asegurado que seguirá vendiendo sus productos. Si a esto añadimos que la reedición de sus películas y el merchandising llenarán aún más las arcas, se prevé que los beneficiarios de la Taylor no se quedarán de brazos cruzados tras la lectura del testamento.

6 de 11
Cotiza al alza

A partir de ahora, el nombre de la actriz cotiza al alza: en mayo se subastan 66 cartas que Liz le escribió, con 17 años, a William Pauley Jr., un empresario con el que se prometió, al igual que un famoso retrato que Warhol le realizó en 1963.

7 de 11
La gran familia

En la foto, la actriz, el 27 de febrero de 2007 en Las Vegas, donde celebró su 75 cumpleaños rodeada de sus cuatro hijos herederos: el primero por la izquierda es Michael Howard Wilding (57), su primogénito, fruto de su matrimonio con el actor Michael Wilding, segundo marido de Liz. Junto a él, Christopher (55), con el que comparte padre. Dándole la mano a la actriz, Liza Todd (53), hija en común con el productor Mike Todd, su tercer marido. Al lado de ella, Maria Burton (59), adoptada por Liz y Richard Burton, su quinto y sexto marido, en 1964.

8 de 11
¿Unidos en la muerte?

Taylor fue enterrada en el cementerio de Forest Lawn (Los Ángeles), donde también descansa Michael Jackson. Aunque no sabemos si permanecerá allí mucho tiempo. Antes de morir, Liz y Richard Burton, el amor de su vida, declararon su deseo de reposar juntos en Pontrhydyfen, Gales. La sobrina del actor (cuyos restos yacen en Suiza) ha declarado que su familia está dispuesta a cumplir esta última voluntad.

9 de 11
Casas de ensueño

El capital inmobiliario de la estrella es de quitar el hipo. En la foto de arriba, Chalet Ariel, la mansión de vacaciones que Liz poseía en Gstaad (Suiza). Abajo, su residencia de Bel Air, en Beverly Hills, donde la actriz ha vivido desde principios de los años 80.

10 de 11
Un museo en casa

Liz heredó de su padre, un galerista londinense, el amor al arte. Una magnífica selección de lienzos de maestros como Van Gogh, Picasso o Degas decoran sus mansiones. La propia Taylor sirvió de inspiración a Andy Warhol (a la izda.).

11 de 11
Olfato para los negocios

La línea de perfumes creada por la actriz, con marcas como Passion, es uno de sus negocios más rentables. Su fragancia White Diamond consiguió unas ventas de casi 44 millones de euros el año pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad