Se subastan las bragas de la Reina de Inglaterra

Lencería de sangre azul (parece ser que limpia) a seis mil dólares la pieza: ¿Alguien da más?

1 de 9
Un despiste

La reina Isabel de Inglaterra puede ser tan despistada como el común de los mortales. Tal vez por eso olvidó sus reales bragas a bordo de un avión en 1968. Más de 40 años después, la firma Hansons Auctioneers and Valuers las sacó a subasta.

2 de 9
Le quieren ahorrar el disgusto

Fue a finales del año pasado, y la puja debía celebrarse este mes. Pero la vena monárquica del responsable de la casa de subastas inglesa, Charles Hanson, ha salido a la luz y quiere ahorrarle a su reina el disgusto de ver su intimidad expuesta hasta que se celebre el enlace de su nieto. Dice que es una cuestión de “respeto y cortesía hacia una persona de gran dignidad y rango”. Que no quiere enturbiar los días previos a la boda del año.

3 de 9
La Reina duerme tranquila

No se sabe por qué la prenda se quedó en el avión que había llevado a Isabel II a Chile, pero sí se conoce que las preciadas bragas se las hicieron llegar al ‘playboy’ de Miami Joseph de Bickse Dobronyi, un vividor en cuya nómina de conquistas figuran Raquel Welch, Ava Gardner y Brigitte Bardot. Dobronyi las guardó durante años, como si de un tesoro se tratase, hasta su muerte en junio del año pasado. Sus abogados decidieron sacarlas a subasta y estaba todo listo para que la lencería tuviera nuevo dueño, hasta que el patriotismo y la lealtad de Handson ganó la batalla frente a sus intereses económicos.

4 de 9
No son las primeras bragas

Los expertos creen que por esta prenda se conseguirán, en subasta, al menos 6.000 dólares (unos cinco mil y pico euros). Pero lo curioso es que, en julio de 2008, un comprador anónimo se hizo con otras bragas, esta vez, las de la tatarabuela de Isabel II, Victoria I. El afortunado vencedor de la puja desembolsó 9.000 dólares por ellas.

5 de 9
La más cara de la historia

Mientras tanto, siguen los preparativos de la boda entre Kate y Guillermo (quien ha confesado en un ensayo que está muy nervioso y le tiemblan las piernas), que se convertirá en la más cara de la historia. Según la prensa británica, los gastos del enlace ascienden ya a casi 33 millones de euros. Y como muestra un botón: la ceremonia se celebrará en la abadía de Westminster y se han gastado 800.000 dólares en arreglos florales para decorarla. El 29 de abril, Londres albergará a ocho mil periodistas de todo el mundo y la ceremonia será seguida por 2.000 millones de personas.

6 de 9
La máxima jerarca

La ceremonia en Westminster estará presidida por el arzobispo Rowan Williams y por la reina Isabel, como máxima jerarquía de la iglesia de Inglaterra. Guillermo vestira uniforme de las fuerzas aéreas.

7 de 9
El Merchandising de los más listos

A menos de dos semanas para el enlace, la empresa de juguetes Lego ha hecho una versión en miniatura, con 200.000 piezas de plástico, sobre la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton, que se exhibe en el parque temático Legoland Windsor en Londres. También se ha creado en la ciudad de Hamburgo, las fragancias Catherine y William, con motivo del gran acontecimiento y Canadá ha emitido monedas con la efigie de los novios.

8 de 9
¿Quién quiere este vestido?

El que lo quiera debe ir el 23 de junio a Toronto, donde tendrá lugar la subasta de 14 vestidos de Lady Di. Entre ellos el que lució cuando bailó con John Travolta y que ésta vendió, dos meses antes de su muerte, para recaudar fondos humanitarios.

9 de 9
Baute está invitado

El cantante venezolano asistirá en compañía de su novia Astrid Klisans, pero no a la ceremonia religiosa sino al almuerzo ofrecido por la Reina Isabel II en Buckingham.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad