Carlota y Charlene, duelo de princesas

La nieta de Grace Kelly, a sus 24 años, siempre deslumbra en sus apariciones públicas. Ni Charlene, la futura Alteza Serenísima de Mónaco, de 33, consigue apagar su destello

1 de 10
La cita era en el podio del GP de Mónaco

A un lado, la prometida de Alberto de Mónaco. Al otro, Carlota de Mónaco. A menos de un mes de la boda de Alberto y Charlene, la hija de Carolina ganó el duelo de estilo.

2 de 10
El vestido de Carlota

El llamativo vestido de Carlota, de Valentino, en rojo y blanco, acaparó todas las miradas frente al sobrio traje de Charlene, en gris y negro. Carlota ha heredado la elegancia familiar, pero con un estilo moderno y chic.

3 de 10
Charlene, discreta

La hija de Carolina nació con clase, además de belleza. Delgada y sexy, Carlota igual apuesta por vestidos con los hombros al aire que opta por jeans, camisetas y blazer. Le encantan los complementos, sobre todo las gafas de sol.

4 de 10
Como el de Sara

La clave de Carlota es elegir prendas como el conjunto total de Gucci que luce (y que ya vistió Sara Carbonero) y adornarlas con los accesorios adecuados. Para peinarse, una simple coleta es suficiente.

5 de 10
Toda una modelo

Charlene Wittstock es alta, de hombros anchos y caderas estrechas. Sabe cómo sacarse partido y tiene un estilo clásico y refinado. Sus peinados, como ella, son discretos.

6 de 10
Aunque ella deslumbra

A pesar de que Charlen deslumbre en cada recepción a la que va, Carlota la eclipsa sin remedio.

7 de 10
A pocos días de su boda

Charlene aparece como una mujer tímida y discreta, que capta la atención gracias a su melena rubia (casi siempre recogida en moño) y a su esbelta anatomía (mide 1,76 m. y pesa 62 kg.).

8 de 10
Carlota necesita muy poquito

Carlota sólo necesita máscara de pestañas, brillo de labios y una base muy ligera. A la hora de peinarse improvisa un desenfadado moño o una coleta.

9 de 10
Niña bien

La hija de Carolina es una niña bien, pareja de Alex Dellal, dedicado al arte, hijo de un multimillonario británico de origen iraní y una top model brasileña.

10 de 10
Una sudafricana que nada contracorriente

Nadadora profesional, Charlene es  sudafricana, pero nacida en Zimbabwe. En 1978 participó en los Juegos Olímpicos de Sidney, donde conoció al Príncipe Alberto, miembro del Comité Olímpico Internacional. Pero no se hizo pública su relación hasta 2006.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad