Rocío Carrasco no permitirá que a sus hermanos les falte de nada

La hija mayor de Rocío Jurado, tutora legal de José Fernando y Gloria Camila, dejó claro desde el principio que los chicos estarían atendidos

1 de 8
Rocío, siempre pendiente

El 29 de mayo, horas después del accidente de coche de Ortega Cano, Rocío Carrasco estaba en el Hospital Virgen Macarena. Había llegado a Sevilla dispuesta a estar junto al viudo de su madre.

2 de 8
Preocupada por la familia

Incluso se planteó no ir el día 31 a Canal Sur, donde debía presentar con Mª Teresa Campos Nacidas para cantar. Finalmente acudió y sus palabras ante las cámaras para animar al diestro dejaban ya claro que, pasara lo que pasara, daría un paso al frente: “Quiero mandar toda la fuerza, todo el cariño y todo lo que llevamos dentro, a mi familia y a toda su familia, que es la mía.”

3 de 8
Dispuesta a todo

Los más íntimos de Rocío cuentan que tuvo claro que sus hermanos no se quedarían solos. Es tutora legal de Gloria Camila, de 15 años, y José Fernando, que cumple 18 el próximo 11 de junio. Así consta en el documento notarial que firmó en 1998, cuando su madre y José les adoptaron. Un procedimiento que exige la ley colombiana cuando los padres son mayores. Este papel se ratificó en España cuando la Jurado cayó enferma en 2004.

4 de 8
Agradecidos

La dedicación de Rocío a José fue agradecida por la familia:  “Nos está apoyando mucho. Está a nuestro lado dándonos ánimo y nosotros a ella porque quiere mucho a José”, dijo Aniceto, cuñado del diestro.

5 de 8
Un duro golpe

Rocío sabía que tenía que estar allí cuando conoció los detalles del accidente: había ingresado en el Virgen Macarena de Sevilla con las piernas destrozadas, contusiones en cara y pecho, hemorragias internas y una fisura en la vértebra lumbar. Además, tras una primera intervención para reconstruir el fémur izquierdo, se hizo necesaria una segunda ante una hemorragia intestinal. Transfusiones, ventilación mecánica... la cosa se complicaba.

6 de 8
Fidel, siempre a su lado

El accidente tuvo lugar en el km. 28 de la A-8002, en Castilblanco de los Arroyos, cerca de Yerbabuena. Había dejado a su hija en casa de una amiga a las 20:00 horas, y a las 23:30 h., cuando volvía a la finca, su Mercedes chocó frontalmente con el Seat Altea que conducía Carlos Parra, de 48 años, que moría en el acto. Al enterarse de la noticia, Rociíto y Fidel acudieron a toda prisa al hospital.

7 de 8
Un amarga coincidencia

Coincidiendo con el quinto aniversario de la muerte de Rocío Jurado, su hija afrontaba el dolor por el accidente de Ortega Cano.

8 de 8
La familia, más unida que nunca

Rocío no se ha separado de sus hermanos. José Fernando no salía del hospital. Gloria Camila permanecía en casa, ya que la familia no quería que supiera la gravedad de la situación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad