Ya se han dado el "sí quiero"

Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock ya son marido y mujer. La ceremonia religiosa ha terminado con un besazo de los que hacen historia.

1 de 9
El novio esperó como marca la tradición

Alberto de Mónaco, que iba de blanco, esperó paciente la llegada de la que pocos minutos después se convertiría en su esposa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Que poco amorosos

A lo largo de la ceremonia hemos visto que han sido muy pocos los gestos de cariño que se han dedicado los novios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Una pareja moderna

Poco antes de comenzar la ceremonia la soprano Lisa Larsson y el tenor Keneth Carver interpretaron la canción "Standing Stone" de Paul McCartney.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Y llegó el anillo...

Los novios eligieron un diseño de Cartier de 18 quilates para sus alianzas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Esperado beso...

Con un beso tierno y cariñoso terminó la ceremonia religiosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Paseo nupcial

Alberto y Charlene abandonan el palacio de los Grimaldi ya convertidos en marido y mujer.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Apoyo popular

Un Lexus descapotable esperaba a la pareja para dar su primer saludo al pueblo de Mónaco. La ciudad estaba decorada con banderas sudafricanas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
A Santa Devota

La novia realizó la ofrenda del ramo en la Capilla de Santa Devota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
La princesa no es de hielo

Charlene no pudo reprimir las lágrimas a la salida de la capilla. Muy discreta se secó con un pañuelo mientras el príncipe Alberto la consolaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad