Kira Miró y Macaco desatan su pasión en Menorca

La actriz y el cantante remojaron su amor en Menorca. Ella no dejó de comerle los morros. Él, encantado…

image
1 de 11
Un besito para empezar

Este es el secreto de la eterna felicidad de Kira Miró (31) y el cantante de Moving (40): “He visto mucho porno”, dice ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Muakks!

Le hizo falta para hacer su última peli, No lo llames amor, llámalo X , y ahora Kira parece que lo pone en práctica con su chico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
En Menorca, otra vez

Los que vienen a Menorca, repiten. La actriz Kira Miró y el cantante Macaco se han dejado ver por las playas menorquinas tal como ya lo han hecho otros veranos. Y tal y como han hecho otros veranos han echado un partidito a las palas, algo neceario por estos ambientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
A los pies del vencedor

La pareja disfrutó de un día de sol, baño y palas en una playa tranquila y alejada de las multitudes donde dieron rienda suelta a su amor, su pasión por el deporte y sus esculturales cuerpos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Toma postura

Kira lució un bikini negro con una cadenita en la cadera durante toda la jornada y solamente se deshizo de él para cambiarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Caen rendidos

Después de tomar un poco el sol y de caer rendidos ante el esfuerzo físico que supone el tenis-playa la pareja ha seguido recorriendo distintos rincones de la Isla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
A reponer fuerzas

Después de jugar a las palas, llegó la merienda. Kira se cuida. De ahí, ese cuerpazo que luce. “

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Hay que cambiarse

En su jornada playera, en Menorca, se comieron a besos y ella hasta se cambió el bikini tras un chapuzón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Auuumppfff!

Lástima que la actriz sabe taparse y no pudimos ver nada…Cachisss, otra vez será

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Con un par de razones

Mis papeles de chica sexy me dan de comer”, asegura. Por eso vigila continuamente el estado de su delantera…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Vaya cuerpo

Claro que con ese cuerpo serrano sería Macaco el que tendría que vigilarla de cerca no sea que cualquier depredador playero de esos que pasean por las orillas costeras, intente arrebatársela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad