María José Campanario y su madre: culpables pero evitan la cárcel

 María José Campanario y su madre, Remedios Torres, han sido declaradas culpables del delito de estafa y fraude a la Seguridad Social conocido como 'Operación Karlos', aunque según la legislación vigente podrían evitar cumplir la pena establecida, casi dos años de prisión.

image
1 de 8
Culpables

María José Campanario se ha librado de la cárcel por la mínima. El juez que investiga el caso Karlos por una supuesta estafa a la Seguridad Social ha condenado a la mujer del torero Jesulín de Ubrique a un año y once meses de prisión. Así, Campanario evita la cárcel dado que ni tiene antecedentes penales ni la pena supera los dos años de prisión. Pese a todo, su abogado ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Gracias a las leyes no van a la cárcel

De acuerdo con las leyes españolas, sin antecedentes y con penas inferiores a 24 meses los acusados podrán sustituir la condena de cárcel por multas o trabajos en beneficio de la comunidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Su madre, preocupada

Los acusados en el juicio por la 'Operación Karlos' conocieron este lunes el veredicto del juez de la Audiencia Provincial de Cádiz, después de que hace un mes quedara visto para sentencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Las condenas

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz condenó a nueve años y medio de prisión a Francisco Casto, el inspector médico encausado en el juicio de la 'Operación Karlos', a cuatro años de cárcel a Carlos Carretero, al que se considera cerebro de la trama, y a un año y once meses de prisión para María José Campanario y su madre, Remedios Torres, una pena que finalmente no tendrán que cumplir estas dos últimas. Madre e hija si deberán pagar, en cambio, una multa de 1.800 euros y otra de 720 euros, respectivamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Un juicio tenso

En la última sesión del proceso judicial, el pasado 10 de junio, María José quiso, al igual que varios acusados, un alegato final, durante el cual perdió la aparente calma con la que entró en el juzgado y con la voz temblorosa dijo: “Me gustaría decir que he llegado hasta aquí, he llegado hasta el final, que he defendido mi inocencia desde el principio y he mantenido mi declaración desde el principio".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
No entiende nada

Y terminó diciendo: “Yo no entiendo ni de leyes ni de pactos, sólo entiendo una cosa: que soy inocente, que no he cometido ninguno de los delitos que se me imputan y así lo he mantenido desde el principio y así lo voy a mantener hasta el final”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Cooperadoras

Su firmeza no le ha servido de mucho, pues el juez ha considerado que Campanario y su madre son cooperadoras necesarias de un delito de falsedad en documento oficial y autoras de un delito de estafa en grado de tentativa, condenándolas a un año y siete meses de prisión por el primero de ellos y cuatro meses por el segundo, aunque finalmente queden en libertad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Un susto

El juicio de la Operación Karlos por una supuesta trama dedicada a la concesión de pensiones por incapacidades laborales mediante procedimientos ilegales comenzó el 11 de abril y surgió a raíz de unas escuchas telefónicas que se le estaban realizando a Carlos Carretero con motivo de una investigación por otra causa, la Operación Halcón

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad