Fran Rivera, solo en la arena

El diestro es un tío autosuficiente: no necesita a nadie para pasárselo pipa.

image
1 de 12
En Cádiz

Fran Rivera (37) se plantó en las playas de Cádiz con la única compañía de una silla y sus cascos de música.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Que rule

No sabemos lo que estaba escuchando, ¡pero que nos pase el disco!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Estaba relajado

Ni siquiera le amargó la mañana la contusión de rodilla que sufrió en Badajoz, donde toreó el pasado 10 de julio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Qué sopor

El torero se metió tanto en la melodía que acabó relajadito y bostezando con los pies enterrados en la arena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Parece que se aburría

Nos han cambiado a nuestro Fran. ¿Dónde se ha dejado su faceta de conquistador?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Está en otra fase

Desde que lo dejó con Cecilia Gómez, en  marzo de 2010, parece que está en una fase de encontrarse a sí mismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Un polo

Lo mejor para no pasar calor es comerse un polo en medio de la arena. Como Fran no tiene problemas de régimen, ahí le tenemos comiéndose el helado en dos bocados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
¡Qué lío!

Cuando ya no podía más, el diestro se levantó de su asiento para pasear un poco por la orilla de la playa y que le diera el aire.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
¿Bailas?

Pero hacía tanto aire que se liaron un poco los cables del ipod que llevaba bien guardadito en el bañador. La imagen es un tanto simpática.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Y dale con el polo

Y es que a Fran le encantan los helados y no hay día que pase que no se compre un polo para quitarse el calor de encima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Bailando voy, bailando vengo

Y al ritmo de la música él sigue bailando ajeno a todos los que le rodeaban en el mismo sitio en el que se había plantado el chiringuito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Sí, me pica ¿Qué pasa?

De tanto bailar al tío se le subió el bañador por donde nunca debe subirse. Y la escena nos recordó a cuando Rafa Nadal está preparado para sacar porque también le pasa lo mismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad