Thaïs Blume disfruta de buena compañía y de las playas de Cádiz

Thais Blume se relaja en las playas de Cádiz donde disfrutó de unos días de sol y playa para recargar las pilas para la vuelta en septiembre de los nuevos episodios de las series en las que participa.

image
1 de 8
Choca esos cinco

Al éxito en el mundo de la televisión hay que sumarle su conquista como una de las actrices más sexys del panorama nacional.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Y ahora los diez

En las fotos, captadas en Cádiz, vemos a Thais dando rienda suelta a la relación con su novio, que entra al trapo de los juegos de la actriz, como haríamos todos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Déjame que te cuente...

Este es un momento fantástico para la joven actriz catalana, que saltó a la fama gracias a su papel de Cris en Sin tetas no hay paraíso , junto a Amaia Salamanca, Xenia Tostado y María Castro. Después vino la serie Valientes en Cuatro y después Hispania y Gran Reserva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
No, perdona, te cuento yo

Todo lo va de maravilla en el terreno profesional y en el personal tampoco se puede quejar. La actriz tiene loquito a su novio con el que compartió una tarde haciendo sur. Ahí la tenemos dando explicaciones al chico que, atentamente, atiende sin decirla ni "mú".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Y sigo contándote

Seguramente estarían hablando de cómo coger las olas con la tabla ya que él parece que es un experto surfista y a ella el rollito playero también le atrae.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
¿Me entiendes?

Thais Blume, a la que muchos califican ya como la Scarlett Johansson española, también ha probado suerte en el mundo del cine y ya se ha estrenado en la gran pantalla con un proyecto de Vicente Aranda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
¿Y dónde está mirando Thaïs?

Y eso sí, Thaïs el cuerpazo que tiene, porque lo tiene, es todo fruto de la genética que su querida madre le dio, de mucho esfuerzo, de una dieta equilibrada y sobre todo, como ella ha reconocido, de pegarse unas buenas jartás a bailar para arriba y para abajo, que además de mejorar los pasos le hacen perder kilos a marchas forzadas. El resultado desde luego que viendo las fotos, no hace falta alabarlo: se cae por su propio peso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Hale, adiós bonito

Y cuando terminó de comentarle el panorama surfero a su chico, éste se adentró hacia las inciertas aguas del Mediterráneo para darse un merecido chapuzón después de tanta explicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad