José Tomás volvió a torear a cuatro meses de ser papá

No ha cambiado su temeraria forma de torear, pese a que su novia está embarazada de cinco meses

1 de 9
Vuele a los ruedos

José Tomás ha vuelto a jugarse la vida en el ruedo 15 meses después de estar a punto de perderla en Aguascalientes (México).  Valencia, 23 de julio: ciudad y fecha elegidas para su renacimiento. Un regreso que tiene mucho de heroico: ha sido la primera vez que el diestro de Galapagar se enfrente a un toro sabiendo que el próximo mes de noviembre se convertirá en padre de un niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Sin miedo

Los que le conocen aseguran que no tiene miedo, que José seguirá arrimándose al toro de la única manera que sabe: tan cerca que ya se ha convertido en leyenda. Las cifras demuestran que el madrileño no es un torero más: Valencia agotó hace semanas todas sus plazas hoteleras, se han vendido más de 1.500 abonos extra y los aficionados han llegado a desembolsar hasta 1.000 euros por una entrada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
El toreo hecho arte

Su novia Isabel tiene una papeleta muy complicada. Debe ser muy difícil enamorarse de alguien que se juega tanto la vida cada vez que se pone el traje de luces. Más aún, si estás embarazada de cinco meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Siempre a su lado

La malagueña no se separa de su lado. Dicen que fue crucial en la recuperación del diestro. Ha sido su apoyo continuo durante todo este periodo de tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La cogida

El 6 de mayo de 2010, José llegó a España tras su gravísima cogida en México con una sola idea en la cabeza: volver a torear cuanto antes. Lejos de desanimarle, Isabel ha vivido junto a su novio un año y medio de durísima rehabilitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Su mujer sufre

Lo ha hecho sin llamar nunca la atención, sin ir por la vida de sufridora mujer de torero. El destino quiso, además, que se quedara embarazada justo cuando José empezaba a verse con fuerzas para pensar en su regreso. “Vivir sin torear no es vivir”, le dijo a la escritora Almudena Grandes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Recuperado

José Tomás (35) decidió probar su estado de forma el sábado 16 de julio. Lo hizo en la plaza de Moralzarzal (Madrid) e, incluso, se vistió de luces para la ocasión. Allí, y con la presencia de algunos familiares y su médico personal, el diestro lidió dos toros. Dicen que estuvo “perfecto”. Ahora sólo nos queda comprobar si su próxima paternidad le hace vivir el arte del toreo de manera diferente.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Retirada para descansar

Se retiró a Estepona con su novia para buscar tranquilidad. Allí entrenó desde la mañana a la noche. Isabel, como siempre, no se separó de su lado. Todavía no ha recuperado al 100% la masa muscular de sus piernas, pero los médicos opinan que ya está preparado para torear.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
La mujer de su vida

Si los médicos no hubieran actuado tan rápido, José Tomás no habría sobrevivido a su terrible cogida en Aguascalientes (México). El 24 de abril de 2010, el diestro sufrió una cornada en su muslo izquierdo, una herida mortal de necesidad en cualquier otra época. La recuperación ha sido durísima: quince meses con sesiones de fisioterapia, consultas médicas y mucho trabajo psicológico. No podía caminar con normalidad: cuando le fallaba la  rodilla se caía al suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad