La Duquesa de Alba, a remojo en Ibiza

La duquesa de Alba ya ha llegado a Ibiza donde pasará los próximos días. A la isla balear aterriza después de haber descansado en su palacio de San Sebastián junto a su novio, Alfonso Díez.

image
Vacaciones

Como cada agosto, Cayetana se ha trasladado a su finca ‘Sa Ufabaguera’ en Cala Salada para reunirse con sus hijos y nietos, que irán y vendrán estos días a la isla. Su hija Eugenia ya está en la isla pitiusa desde hace unos días al igual que su hijo Fernando.

1 de 10
Paseando con la brisa

Nada más llegar se dispuso a pasear por las calles de Ibiza con los atuendos divertidos, coloridos y veraniegos. Después se marchó a la playa donde la Duquesa, siempre acompañada, paseó por la orilla de la playa tomando la suave brisa marina que soplaba.

2 de 10
Sin Alfonso

En los primeros días no estará acompañada de Alfonso que se ha tenido que trasladar desde San Sebastián hasta Madrid por motivos de trabajo.

3 de 10
Está relajada

Cayetana Fitz-James está ya más relajada porque el pasado 4 de julio realizó el reparto de su herencia en vida entre sus seis hijos para tener más fácil su inminente enlace con Alfonso Díez cuando finalice el verano.

4 de 10
Reconocida

Mientras tanto, Doña Cayetana disfruta de la playa junto a una amiga, y varias personas se le han acercado para saludarla, mientras ella tomaba sol de lo más relajada.

5 de 10
La posible boda

Ya circulan detalles del posibel enlace. Se celebrará en el palacio de Dueñas de Sevilla con una ceremonia discreta. La novia irá vestida de Victorio & Lucchino. E incluso se habla de que la luna de miel la podrían pasar en Tailandia, donde la pareja tiene previsto viajar para esa fecha.

6 de 10
Su look de siempre

Acompañada por una amiga, la duquesa llegó a la playa haciendo gala de su particular estilo. A sus 85 años, lució un bikini en tonos azules y completó su 'look' con un original sombrero y un moderno bolso de mimbre. Este verano está siendo muy especial para doña Cayetana.

7 de 10
A casita

La Duquesa dio por finalizado su día de playa y recogió sus enseres en un bolso de mimbres, se arropó con una toalla y puso pies hacia sus pertenencias para continuar con el merecido descanso.

8 de 10
Protegiéndose del sol

Para que no le hiciera daño el sol del Mediterráneo, la Duquesa se puso un sombrero en vivos tonos vereniegos.

9 de 10
Ante la mirada de todos

Junto con su amiga la Duquesa abandonó la playa seguida por la atenta mirada de los curiosos que se arremolinaban a su alrededor. Ella ya está acostumbrada a todo eso.

10 de 10
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad