Alfonso Díez: “Ahora debo ser más cauto”

Asegura que será “como un ratón de discreto”. ¿Será para que nada frene un enlace cuya celebración ya aceptan los hijos de la Duquesa?

1 de 13
Discreto

Si durante estos años Alfonso Díez se ha caracterizado por su discreción, ahora me asegura, en una conversación telefónica: “A partir de ahora tengo que ser más cauto. Es más, tengo que ser el colmo de la discreción y el antiprotagonismo de todo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 13
Su boda

El funcionario sabe que se encuentra en el punto de mira de todos los periodistas tras el reparto de la herencia por parte de la duquesa de Alba entre sus seis hijos. Son muchas las voces que aseguran que este paso abre la posibilidad de una inminente boda con Alfonso Díez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 13
No quiere protagonismo

Él no quiere comentar si se va a casar en septiembre, como avanzan numerosas publicaciones. “De la parte mía no pienso decir ni pío. Tengo que ser como un ratón de discreto”. Alfonso asegura que tenemos que entender que la “protagonista es Cayetana”, y que él no busca protagonismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 13
No quiere fotos

Asegura que cuando comparte algún fin de semana con la duquesa y les piden una instantánea: “Yo me quito de las fotos el 90 por ciento de las veces”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 13
Gana de cerca

La realidad es que Díez gana en las distancias cortas. Es simpático, divertido, culto y de fácil conversación. Poco a poco ha ido ganando adeptos entre las amistades de la duquesa y periodistas. Incluso los propios hijos de Cayetana van aceptando, poco a poco, la relación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 13
Él no es la figura

Ante estos piropos, el funcionario me dice: “Es mi forma de ser”, y me reconoce que con Cayetana está conociendo un mundo nuevo, pero continúa diciendo: “No quiero cambiar y poner una altivez que no me corresponde porque la figura es Cayetana.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 13
Su parte

Si sobre la parte suya no quiere decir “ni pío”, mucho menos del reparto de la herencia a los hijos de su novia: “Ésas son cosas familiares y sólo de la familia”, y no piensa dar ningún tipo de opinión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 13
Deja las cosas claras

Lo que sí ha querido dejar claro Alfonso Díez es que todavía no ha pedido una excedencia laboral. De hecho, se encontraba trabajando cuando le llamé por teléfono: “Yo estoy normal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 13
Vacaciones

Voy a coger mis vacaciones normales y luego Dios dirá”. Y aclara: “Estoy en un sitio oficial donde hay unas reglas y se harán las cosas a su debido tiempo, todo con normalidad y sin sacar los pies del tiesto, porque en este caso toda prudencia es poca”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 13
Se sincera

Por otro lado, Alfonso se sincera y comenta que no entiende cómo ciertas personas hablan de él de esa manera (se refiere a comentarios malos hacia su persona).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 13
No es capaz de hacer daño

Y confiesa: “El daño que me han hecho me parece más daño porque yo soy incapaz de hacerlo. Yo, si hago mal, luego no soy capaz de dormir,” Por este motivo le cuesta tanto comprender que hablen de él sin conocerlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 13
Pensando en ella

En unos días viajará a Ibiza para reunirse con su novia en la isla. “En Ibiza se está muy bien. Todo es muy agradable y la gente es muy maja y próxima a Cayetana”, concluye Alfonso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 13
Cayetano: “Iremos a la boda”

“No me veo de padrino, pero si mi madre decide casarse, asistiremos, aunque sigamos sin estar de acuerdo. Pero hemos encontrado la solución para que pueda hacerlo”, ha afirmado Cayetano. La ‘solución’ no es otra que el adelantado reparto de la herencia: 110 millones de euros para cada uno de los seis hijos de la duquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad