María José Campanario: “No descarto ir a estudiar al extranjero”

Está desesperada buscando soluciones para poder seguir su carrera, pero cree que este curso no podrá

La mujer de Jesulín pasa por el peor momento de su vida

A la condena de 23 meses impuesta por la Audiencia Provincial de Cádiz, se une ahora la no renovación de matrícula por parte de la Universidad Europea de Madrid. Ha sido la gota que ha colmado el vaso, lo que ha provocado que ella misma confesara hace unos días estar “tocada y hundida”.

1 de 17
Sus padres están muy preocupados

Sus padres están muy preocupados porque no saben cómo animarla. Se ha encerrado en sí misma, apenas tiene ganas de hablar con nadie y la mayoría de los días los pasa encerrada en su habitación, buscando soluciones para este curso universitario que está a punto de comenzar. Cuando la llamo, me confiesa que están los obreros en su casa, que a mediodía estará más libre y con menos ruidos para poder hablar. Le noto la voz apagada, muy apagada.

2 de 17
Decepcionada

¿Cómo te encuentras?
Pues muy triste, y también decepcionada (silencio). Un poco de todo.
¿Con planes ya para el futuro?
Con planes de futuro, siempre y cuando pueda… Sí que quiero seguir estudiando, claro. Pero a estas alturas de año no es nada fácil.

3 de 17
Ella quiere seguir con sus estudios

¿Pero hay alguna posibilidad de seguir tus estudios a estas alturas?
Pues tengo escasas posibilidades, por no decirte que casi nulas. Incluso no descarto irme a estudiar al extranjero, o estudiar otra cosa que luego me pueda permitir ingresar en la universidad pública.

4 de 17
Desencantada

Con la universidad privada, ahora mismo estás algo desencantada, ¿no?
No tengo problemas con las universidades privadas, porque no creo que todas funcionen de la misma manera. Y no soy quién para hacer distinción entre la privada y la pública. Yo me fui a estudiar a la Universidad Europea de Madrid porque tenía un horario compatible con mi vida y nada más. Lo que voy a intentar es seguir estudiando algo que me permita compatibilizar mi vida personal.

5 de 17
No entiende porqué

Ahora que han transcurrido dos semanas desde la ‘no renovación’ y puedes ver las cosas desde un punto más frío, ¿cómo definirías lo que te ha pasado?
He sentido rabia, he sentido indignación, me he preguntado mil veces por qué, ya que  entiendo que se puedan tener unas normas internas, pero yo creo que no he sido ningún mal ejemplo para nadie. Yo he hecho todo lo posible por aprobar todas mis asignaturas, lo único que quería era estudiar. Lo que me haya pasado o vaya a pasar en mi vida me pertenece a mí. Yo lo único que quería era estudiar. Se han cargado de un plumazo el sueño de una persona, de una mujer que quería tener una carrera para ser una mujer independiente.

6 de 17
Quiere estudiar

Sin embargo, aparentemente lo tienes todo en tu vida y no necesitarías estudiar…
Yo he sido una mujer muy independiente toda mi vida. Empecé a trabajar con 16 años, mientras estudiaba, y no me ha gustado nunca tener que pedirle nada a nadie. Y considero que tengo la posibilidad de hacer algo por mí misma y de ser independiente, no a nivel económico, sino a nivel personal: contar con un espacio propio, unos compañeros...

7 de 17
¿Por qué no puedo tener una profesión?

Yo ya ejercía una profesión, pero me gustaba la idea de poder terminar la carrera y, aunque aún no me lo había planteado, algún día poder ejercer la profesión de Odontología… (Se queda en silencio, no puede reprimir las lágrimas).

8 de 17
Batallas sin fin

¿Cuál fue la reacción de Jesús, tu marido, cuando le comunicas que no te dejan seguir estudiando en la Universidad Europea?
Le llamé por teléfono cinco minutos después de que me lo comunicaran. Y la verdad es que se quedó muy mal también. Se puso en contacto inmediatamente con el abogado porque yo no podía hablar y me dijo que estuviese tranquila, que esto era tan sólo otra batalla más. Lo que pasa es que las personas se cansan de tanto batallar.

9 de 17
Está cansada de luchar

¿Estás cansada de tanta lucha, verdad?
Ahora mismo estoy muy cansada. Mi sensación es la de que tener que empezar de cero otra vez. Ya no es sólo el hecho de no poder estudiar en ese centro, es el perder a mis compañeras, que son muy buena gente y espero y deseo que todo les vaya muy bien en la vida, porque se lo merecen. A lo mejor esto sirve para que los dejen tranquilos, porque se están esforzando mucho.

10 de 17
La universidad, denunciada

¿Ya has presentado la denuncia contra la Universidad Europea de Madrid?
Sí, está presentada en Madrid. Yo interpuse denuncia (la aportamos en esta entrevista) el mismo día que se me comunicó que no podía seguir estudiando en el centro, y las cosas irán como tengan que ir. Yo creo que estoy en mi derecho de hacerlo y hubo gente que ese mismo día me dijo ‘vete para el juzgado’, y así lo hice.

11 de 17
Se siente apoyada

¿Has recibido el apoyo de mucha gente?
He recibido el apoyo de todo el mundo. Te puedo decir que he recibido apoyo de gente que jamás esperaba que me mandaran un mensaje así de comprensión.

12 de 17
No se siente bien

¿Son acaso de gente que está casi siempre en contra tuya?
No digo en contra, porque yo no creo que la gente esté en contra mía. Pueden compartir más o menos cosas conmigo o pueden tener una opinión de mí, porque me conocen menos o porque no me conocen directamente. Pero yo creo que esto que me ha sucedido nadie lo ha entendido, y le pasase a quien le pasase, nadie lo entendería.

13 de 17
Con mala suerte

¿Sientes que eres una persona con mala suerte porque todo te pasa a ti?
No considero que tenga mala suerte. Todo lo contrario. Soy una mujer muy afortunada y debo dar gracias a Dios por todo lo que tengo, que son dos hijos preciosos y buenos, y una familia estupenda. Y con eso debe bastar y debe ser más que suficiente para dar gracias a Dios, pero sí es verdad que siento que se me han puesto muchas zancadillas y, bueno, hay que aprender a levantarse otra vez.

14 de 17
¿Y los padres de Jesús?

¿Y tu suegra, te ha llamado?
Sí, se pusieron todos en contacto conmigo enseguida cuando se enteraron, y me han dicho que tire para adelante, que siga luchando.
¿Y tu suegro también ha hablado contigo?
No no he hablado con él. Pero ha habido mucha gente que ha llamado a mi marido porque no me querían molestar a mí. Yo he estado aislada y muchas veces no he cogido el teléfono porque no tenía ganas de hablar.

15 de 17
Quiere seguir luchando

Con todo lo que has pasado, ¿te quedan todavía ganas de seguir luchando?
Pues, a veces sí, porque te enfadas y piensas que tienes que seguir peleando, sobre todo por la gente de tu alrededor… Pero muchas veces se te quitan las ganas porque dices, si empiezo de cero y si me vuelve a ocurrir....(Suspira).

Y tu madre, ¿cómo está llevando todo el asunto?
Está muy triste. Ella sabe que yo no he querido que se me regale nada. Lo único que quería era estudiar, y esto que me ha pasado no tiene nada que ver con lo demás.

16 de 17
El apoyo de sus compañeras

Una de las cosas que más siente la de Castellón es haber perdido el contacto con las compañeras de la Universidad: “Son un grupo de muy buena gente, y espero y deseo que les vaya muy bien, porque se lo merecen”. Animada por algunas de sus amigas, Campanario denunció al centro de estudios el mismo día que le comunicaron la expulsión.

17 de 17
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad