Marichalar: con-don de gentes

El ex marido de la infanta Elena salió de paseo con unas amigas e hizo unas compras en la farmacia. Más vale prevenir…

image
1 de 10

El ex de la infanta Elena no iba solo. Jaime disfruto del paseo por las afueras de Madrid riendo las bromas de dos amigas con las que mostró complicidad y buena química.

2 de 10

Desde que se divorció, al ex duque de Lugo no se le ha conocido pareja oficial y lleva una vida de lo más discreta, igual que la infanta Elena, a quien hace unos meses se la relacionó con Fernando Garrido, su jefe en Mapfre. Aunque ella lo desmintió.

3 de 10

Lo que sí tenemos claro es que Jaime sigue abierto al amor… Quizás, alguna de las amigas con las que sale a dar un paseo por la calle llene el corazón de Jaime de Marichalar, ¿quién sabe?

4 de 10

En plena calle Jaime de Marichalar y sus dos conertulias disfrutaron de una distendida conversación a pesar del frío reinante en las calles de Madrid.

5 de 10

El ex duque de Lugo se mostró muy cariñoso con sus amigas. No pararon de reír durante el rato en el que estuvieron paseando y los tres, según parece, se lo pasaron de miedo.

6 de 10
Echando un ojo

Un buen rato indeciso: así estuvo Jaime pensando qué comprar ante la enorme oferta de productos que encontró en la farmacia…¿Qué buscaría Jaime en el expositor de preservativos
e intensificadores de placer? ¿Estaría perdido?

7 de 10
Saliendo a la calle

Y es que hasta que uno elige lo que realmente quiere, echa un rato. Eso le pasó a Marichalar (48), quien parecía interesado en los preservativos ‘sensaciones’ o en unos caramelos de eucalipto que no encontraba…

8 de 10
Ha comprado

A la salida de la farmacia, Jaime se dirigió con paso firme a la calle donde le esperaban sus amigas para continuar con su paseo matutino.

9 de 10
A la salida

Y salía con cara pensativa.. No parecía que estuviera muy deacuerdo con las compras que había realiazado en su paso por la farmacia. Lo mismo tenía en la cabeza comprar algo que al final se le olvidó.

10 de 10
Juicio aplazado

Jaime está de enhorabuena porque su juicio contra la revista Época por presuntas injurias ha sido aplazado provisionalmente debido a que la letrada de la acusación particular, Cristina Peña, sufre una neumonía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad