Andrea Casiraghi no encuentra sosiego

El hijo de Carolina está haciendo una ruta de montaña en Córcega. Y la montaña es lo que tiene: mogollón de bichos. ¿Le habrá picado alguno?

image
1 de 11
Nos ha costado reconocerle, la verdad

Entre la delgadez, el pelo rapado y ese repetitivo gesto tan poco principesco, cualquiera diría que es el hijo mayor de Carolina de Mónaco.

 

2 de 11
Un aventurero

Al chaval, acostumbrado a desplazarse a bordo del Pachá a las playas de Mónaco o de Ibiza, este año le dado por ir de aventurero: pretende recorrer los 180 kilómetros del GR 20, una ruta montañosa con un desnivel acumulado de 22.000 metros.

3 de 11
A disfrutar del senderismo

Pero más que disfrutar del senderismo, le hemos visto con un desazón propio del que está ¡llenito de piojos! Menuda grima. ¡Venga a fumar y a rascarse sus partes nobles!

 

4 de 11
Ni rastro de Tatiana

Aún nos preguntamos qué narices habrá visto Tatiana Santo Domingo en este chico (¡llevan juntos 8 años!). De ella, en este viaje, ni rastro. Normal. Mucho mejor diseñar moda para la jetset en la oficina que aguantar bichos con tu novio en el campo.

5 de 11
Ese pechito

Hasta en el pecho le picaba. Estuvo toda la jornada ¡en un sinvivir!

 

6 de 11
Se lo pasó bomba

A pesar de la desazón, Casiraghi parecía pasárselo bomba con sus amigos. ¿Cuál será el secreto que esconde en su mano?

7 de 11
Un duro trabajo

Andrea pretende recorrer una dura ruta montañosa de 180 km. en Córcega. ¿Lo conseguirá? Hasta en el pecho le picaba. Estuvo toda la jornada ¡en un sinvivir!

8 de 11
Pero, porqué le pica tanto: Posibles causas

Se ha quemado

Con lo que le mola ponerse en bolas al sol, fijo que aprovechó una paradita para ligar bronce y no se echó protección.

9 de 11
Otra

Está recién depilado

Hace pocos días que se ha pasado la cuchilla y ahora… Se tenía que haber depilado después de la aventura.

 

10 de 11
Una más

Le ha picado un mosquito

Para estar tan molesto le ha tenido que picar un ¡mosquito tigre! cuya picadura provoca un insoportable prurito.

 

11 de 11
Y otra

Le aprietan los gayumbos

Lleva un slip cuatro tallas pequeño o un tanga. Y, claro, con tal opresión al pobre no le circula ya la sangre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad