Boris Izaguirre: ¡Socorro, una medusa!

El escritor venezolano salió a surcar los mares y demostró que se divierte hasta cuando se asusta

image
1 de 6
Relajado (por el momento)

Con un estiloso caftán rosa, el escritor se dejó ver en aguas de Ibiza. Estaba muy relajado, tomando un aperitivo y disfrutando del sol. 

2 de 6
¡Al agua patos!

El calor apretaba, así que Boris decidió quitarse el caftán para darse un chapuzón en el agua. Lució tripita, pero no parecía importarle.

 

3 de 6
Terror en altamar

La cara del venezolano cambió cuando descubrió lo que habían cazado sus amigos. ¡Una medusa! Es lo que tiene el mar: mucha ola, muy bonito, pero ahí hay cosas vivas.

 

4 de 6
Sigue siendo el mismo…

Boris, en plena acción, soltó su típico grito como si estuviera en el plató de 'Crónicas marcianas' con Javier Sardá.

5 de 6
Sin perder el humor

Le cogió el gusto: se pasó toda la mañana mirando la medusa. No perdió su sentido del humor. Eso sí, no se atrevió a tocarla en ningún momento.

6 de 6
Con su chico

Una anécdota de las vacaciones que disfrutó con su marido, Rubén Noriega, y unos amigos. La prueba de que ninguna medusa iba a amargarle el día es que el escritor no perdió las ganas de bañarse.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad