Kiko Hernández entrevista a Terelu

Está más feliz que nunca. Superada su enfermedad, nos habla de su vida llena de amor y de trabajo

Ear, Arm, Smile, Wrist, Hand, Happy, Fashion accessory, Facial expression, Tooth, Watch,
1 de 17
Kiko entrevista a Terelu

Ella es la cordura y el sentido común en un programa que a veces roza la locura. Nunca pierde los nervios y siempre tiene la palabra exacta para calmar los ánimos. Igual que cuando se apagan los focos. Ahí radica el éxito de su vida.

2 de 17
Muchos consideran que eres demasiado correcta en ‘Sálvame’, ¿haces un papel?

 No, es que tengo mis principios. Aunque puede parecer que soy más coñazo de lo que soy, también tengo mi punto gamberro y perverso.
¿En alguna ocasión te ha pesado tu apellido?
En algunos momentos me he sentido cuestionada por mi trabajo de forma injusta.
¿Piensas dos veces las cosas antes de decirlas por ser una Campos?
Nunca, yo me siento muy libre para decir lo que quiero y como quiero. Vamos, de hecho, sabes que alguna vez Teresa y yo hemos tenido unas palabritas…

 

3 de 17
¿Y os lleváis el enfadado a casa?

Nos vemos muy poco por motivos de trabajo e intentamos hablar poco de ello.
Trabajar con tu madre tiene que ser difícil, ¿no?
Sí, por ser su hija a veces me lo han puesto más difícil.

O sea, que ser la hija de la jefa perjudica…
Sí, no creo que me hayan tratado mejor. Al contrario, creo que a mí me han exigido mucho más por ser la hija de Teresa Campos.

 

4 de 17
¿Cuál fue la reacción de tu madre cuando le dijiste que te habían propuesto colaborar en ‘Sálvame’?

Teresa se puso muy contenta. Me dijo que creía que yo podría aportar muchas cosas al programa Sálvame.

¿No tuvo miedo al pensar dónde te metías?
No, ella sabe que me sé defender, pero a veces supongo que no lo puede evitar. La última vez que lo intentó como defensora de la audiencia me puse borde y brava porque salió en mi defensa.

Como cuando Risto soltó esa burrada de ti con motivo de tu posado semidesnuda: “Aún no he visto la portada de Interviú. Me la tapa Terelu”, dijo.
¡De eso ya ni me acuerdo! Y sé que a veces me utilizan como vehículo para hacer daño a mi madre. Tengo ya 47 tacos. Empecé a trabajar con 18, y los que escriben cosas así sobre mí no me hacen daño, porque son unos ignorantes.

 

5 de 17
¿Encajas mal las críticas?

No, y nunca me han criticado por mi trabajo. Sí he recibido comentarios sobre si llevo mucho escote o que mis tacones son demasiado altos… ¡tonterías! Si te gusta más o menos mi vestido, es irrelevante.
¿Qué es lo más duro que han dicho de ti?
En un artículo en la contra del periódico Diario 16, con motivo de la boda de Rocío Jurado: “Prisión incondicional para Terelu Campos”. Yo iba de invitada y la noche antes me avisaron de que TVE había decidido dar la boda en directo y que nos teníamos que ir a un prado de Yerbabuena a retransmitir el enlace. Recuerdo que la hierba nos llegaba por la cintura y, cada vez que conectaban con nosotros, desde allí no veíamos ni a los invitados ni nada. Tengo que decir que la persona que escribió eso, años después me llamó para disculparse.

¿Y lo más bonito?
En los últimos tiempos, cuando he sustituido a Jorge Javier, han dicho cosas de mí bonitas, que mi trabajo era digno y estaba a la altura. Yo no intento imitar a Jorge Javier, sería una imbécil si lo hiciera.

6 de 17
¿Cómo te sentó que Mila Ximénez te llamara Sor Ángela de la Cruz?

Me sorprendió por la relación que tengo con ella, pero conociéndola, no me molestó. Llamarme santa no es una ofensa, y más siendo yo creyente como soy.

¿Algún pecado confesable?
Mi impaciencia.

¿Eres una persona a la que le cuesta pedir perdón?
En absoluto, y con los años todavía me cuesta menos.

 

7 de 17
¿Eres ángel o demonio?

De pequeña era un ángel, pero de adolescente me convertí en un demonio.
¿Y ahora?
Ahora una mezcla de ambos (risas). ¡Ahora soy un ángel con un ala negra y otra blanca!
Hemos visto a Belén Esteban recién operada. ¿Cómo te llevas con ella?
Le tengo un cariño especial desde hace muchísimos años.

 

8 de 17
¿La has llamado?

Sí, una semana después de irse. Luego me ha mandado un mensaje a través de un conocido, aunque desde entonces no hemos vuelto a hablar. Ella no me ha llamado, pero yo a ella tampoco. Me echo la culpa porque reconozco que no he parado. Además, nunca he tenido la costumbre de llamarla.
¿Cómo puede ser que del programa que tiene más colaboradores te caiga bien todo el mundo?
A unos los quiero más que a otros, pero no tengo animadversión por nadie. A lo mejor la he tenido con algunas personas que han venido en alguna época…
¿Te refieres a Víctor Sandoval?
Ufff... ¡Es que es mucho más listo de lo que pensamos! Es consciente de todo lo que hace... Aunque también lo ha pasado mal.

 

9 de 17
Hablando de momentos terribles, ¿cómo te encuentras de salud?

Bien, recuperándome. Aún estoy cansada, pero me siento bien. El trabajo ha sido también una buenísima medicina para recuperarme. Tener la mente ocupada y el apoyo de mi gente, familia, amigos, compañeros y directores, ha sido muy importante. Y no es peloteo. Ellos han comprendido cuando yo no he podido levantarme del sillón, y han intentado que la semana siguiente fuera un día más. Me han ayudado mucho, muchísimo...
¿Te has sentido arropada por todos tus compañeros?
Mis compañeros se han portado muy bien, pero unos más que otros. Unos lo han manifestado más fuera del trabajo y se han preocupado de mandarme un mensaje, como es el caso de Belén, que no dejó de llamarme, y el de Rosa, Chelo, Karmele y, por supuesto, tú.
¿Los que no nombras no se han preocupado por ti?
No es que considere que los otros no se hayan preocupado. Sé que Mila Ximénez, por ejemplo, estaba muy cabreada porque me hubiera puesto enferma, ya sabes cómo es: le dolía. Matamoros tampoco me ha escrito, pero su mujer por supuesto que sí. Yo conozco más a Makoke que a Kiko, aunque con el tiempo que llevamos trabajando juntos tenga más relación con Kiko que con ella.

 

10 de 17
Te sientes un ejemplo

Esa palabra me da miedo. Siento que he hecho lo que yo creía que debía hacer. Si con eso he contribuido a ayudar a otras personas, a que no se encierren en su casa y a que no se sientan enfermas las 24 horas, pues bienvenido sea.
Muy pocas veces hemos visto a alguien que esté enfermo y que quiera seguir trabajando.
Son formas de ser. Si me hubiera quedado en mi casa, yo me hubiera hundido. Egoístamente he hecho lo que consideraba que era lo mejor para mí, y a la vez lo mejor para los que estaban a mi lado. En especial, sin duda, para mi hija. Si con doce años se va al colegio y al volver se encuentra con una madre enferma, la situación hubiera sido terrible. Si yo podía controlar eso, era mi obligación hacerlo.
Es alucinante cómo se ha volcado el público contigo. Te abriste una cuenta en Twitter y al momento tenías a 140.000 personas enviándote su apoyo.
Eso ha sido como otra medicina. Nadie sabe lo que yo he podido llorar con muchísimos de esos mensajes, estando sola en mi casa. ¡Gracias!

 

11 de 17
Me imagino que tu madre habrá sido uno de tus mayores puntos de apoyo.

Por supuesto, mi madre, mi hermana Carmen y mi novio Carlos.
¿Qué tal con Carlos?, ¿todavía no te ha pedido matrimonio?
¡Qué va! ¡Para nada! Tú ya sabes que me estoy reservando para ti… (risas)
Cuando te preguntamos si te casas, siempre dices que él no te lo ha pedido.
Ante esa pregunta, es la respuesta más fácil, ¿no? Es también tirar por la calle del medio… (risas)

 

12 de 17
¿No será que eres tú la que no quiere casarse?

En estos momentos, no quiero.
¿Por qué?
Porque una boda es muy cara y estamos en crisis... (risas)

13 de 17
¿Crees que Carlos es el hombre de tu vida?

Eso espero, que Carlos sea el hombre de mi vida.
¿Estás ilusionada y feliz?
Sí, la verdad es que somos muy diferentes, pero encontramos siempre un punto en común.
¿Qué te da Carlos para hacerte tan feliz?
Juventud y positividad.

 

14 de 17
¡Pero si tú eres una mujer muy positiva!

Sí, pero él lo es más. Él le resta importancia a lo grande, aunque luego se ahoga en un vaso de agua con una idiotez.
¿No le da miedo todo lo que conlleva salir con Terelu Campos?
No, porque no ha sido tan tremendo. Al principio puede ser un poco aparatoso, hasta que sabes con quién estás. Luego uno vive una vida normal.

Sabemos que os conocisteis por amigos en común. Si no, ¿te hubiera costado mucho fiarte y dar el paso?
Eso de tener amigos en común es importantísimo. Es como cuando contratas a alguien para tu casa y viene con buenas referencias. El problema es que yo al principio me fío. Pero a medida que han pasado los años, me he ido haciendo más conservadora y más protectora de mí misma.

 

 

 

15 de 17
¿Qué opina de sus compis?

LYDIA LOZANO
“Es una kamikaze. Se tira a una piscina sin agua”

 

16 de 17
Jorge Javier

“Es una persona muy brillante”

 

17 de 17
Kiko Matamoros

“Tiene una gran capacidad intelectual”

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad