Kiko Hernández entrevista a Joaquín Torres

El diseñador de grandes mansiones, como las de Zidane o Madonna, nos habla durante una agradable charla sobre su vida familiar, sus sueños, sus hobbies y su trabajo

1 de 7
Creador de casas asequibles

Nació en Barcelona, se licenció en La Coruña y reside en Madrid, donde nos recibe en una de sus casas prefabricadas de diseño, bonita y barata. Porque Joaquín Torres (42) ha dado en el clavo en esto de la vivienda. En apenas 15 años su estudio A-cero se ha convertido en una fábrica de sueños asequibles. Simpático, inteligente y con mucho sentido del humor,  nos deja que le conozcamos un poco más.

 

Cuando llegas a una casa, ¿qué es en lo primero en que te fijas? 

Si conozco al dueño, observo si es coherente con su personalidad, si la casa tiene alma. Y si no lo conozco, me fijo en la luz y en la altura.

¿Qué no puede faltar en una buena casa?

La altura es fundamental. Nos fijamos mucho en los metros cuadrados y poco en la volumetría. 

 

2 de 7
Cuatros hogares en 8 años

¿Dejas que tu familia opine cuando os cambiáis de vivienda? 

Mis hijos son pequeños, tienen cinco y tres años. Y mi mujer, Mercedes, confía plenamente en mí. Es muy generosa con mi trabajo. En ocho años nos hemos cambiado cuatro veces de casa y nunca me ha puesto problemas.

¿Has construido ya la casa de tus sueños? 

Me he hecho cinco casas y cada una de ellas ha sido la que deseaba en ese momento. Porque uno evoluciona y yo soy un gran inconformista: siempre quiero más.

¿Estás diseñando ya la próxima? 

Sí, aquí en Madrid. La construiré en sistema prefabricado, de una sola planta y muy adaptada al terreno. Ahora el cuerpo me pide naturaleza.

 

3 de 7
Le gustan sus hijos, pero no los niños

¿Qué no faltará en ella? 

Una zona enorme para que jueguen mis hijos.

¿Eres muy niñero?

Me gustan mis hijos, pero nada los niños. No tengo paciencia y me aburren. De hecho, yo no quería tener hijos, pero para Mercedes es fundamental. Así que los tengo  y los quiero muchísimo. Pero a veces me siento mal.

¿Por qué?

Porque a la media hora me aburro y no quiero que ellos lo noten. Por eso me dosifico. Yo he sentido esa carencia porque mi padre para mí era un gran desconocido, que siempre estaba trabajando y al que teníamos miedo en casa. No quiero que mis hijos sientan lo mismo. 

 

 

4 de 7
El trabajo, su gran pasión

¿Qué hay en la vida que te guste más que diseñar? 

Siendo honesto, reconozco que la arquitectura y el diseño es lo que dan sentido a mi vida por encima, incluso, de mi mujer, a la que quiero profundísimamente. 

¡Qué sincero!

Sí, al trabajo es a lo que más tiempo dedico. Me niego a decir que lo hago por mi familia, porque la realidad es que lo hago por mí. Pero además de diseñar, también disfruto con mis amigos, con mi mujer, el sexo, una buena exposición...

¿Te gustaría que alguno de tus hijos fuera arquitecto? 

No, les machacaría sin querer. Quiero que mis hijos vivan su vida con libertad. Si eligen algo que no controlo, seguro que soy más respetuoso.

 

5 de 7
Aficiones: pintura, escultura y cine

Aunque el trabajo sea tu gran pasión, ¿cuáles son tus  aficiones? 

Me gusta muchísimo el arte. Voy a muchas exposiciones de pintura y escultura, adoro las antigüedades, todo lo que tenga que ver con la estética.

¿Cuál es la última exposición que te sorprendió? 

Me fascinó la de la arquitecta angloiraquí Zaha Hadid en la galería Ivorypress. Me dejó loco.

¿Y la última película que te ha emocionado? 

De lunes a viernes tengo una vida social muy coñazo, muy activa, pero los fines de semana voy mucho al cine. Recomiendo la francesa En mi casa, me encantó. También lloré como un enano con Maktub, de Paco Arango.

 

6 de 7
Torres, un tipo marchoso y divertido

¿Cuál es la última canción que has bailado?

Eres, de Massiel, durante la fiesta de una amiga.

¿Y la última fiesta en la que te has desmelenado?

En el cumpleaños de Jorge Cadaval. Fue súper divertida, me lo pasé como un enano. 

¿Te molesta que te conozcan como el arquitecto de los famosos?

Antes me molestaba mucho, pero ahora no le doy importancia.

 

7 de 7
Las casas de Madonna y de Zidane

¿Cuál es proyecto del que te sientes más orgulloso? 

Una urbanización que hicimos en Dubái, en medio del mar, donde le hice la casa a Madonna.

¿Se dejó aconsejar?

Estuve con ella sólo una vez. Le encantaba el proyecto y fue correcta y distante. Luego me mandó una carta de agradecimiento.

¿Y el proyecto que no repetirías?

La casa de Zidane. Ambos renunciamos a lo que queríamos. Por complacerle dije que sí a cosas en las que no creía. Me temo que no di lo mejor de mí.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad