Nuestros hijos nos han hecho querernos más

Llevan casados 12 años y forman un tándem perfecto, tanto literario como personal. El matrimonio nos cuenta sus secretos para ser feliz

1 de 8
Sois una de las pocas parejas literarias que existen…

Nuria Roca: Por lo menos en España somos la única. Fue por casualidad. Yo preparaba la novela Para Ana (de tu muerto), y había un personaje masculino muy potente. Pasamos de que Juan me echara una mano a terminar escribiendo juntos.
Juan del Val: Organizamos una trama y dividimos las escenas. Uno la escribe y el otro la edita. Así, aporta y el consenso de los dos es lo que se queda en el libro.

 

2 de 8
¿Es complicado escribir juntos?

N.R.: Es muy complicado, pero satisfactorio.
J.V.: Los amigos íntimos casi nunca aciertan qué parte escribe cada uno.

 

3 de 8
¿Os peleáis mucho?

J.V.: Peleíllas no: hemos tenido peleas en toda regla. Al elaborar la trama y las escenas, cada uno defiende con uñas y dientes su texto.
N.R.: Es que cuando uno escribe no quiere que le toquen su parte. Entonces lidiamos con el ego del otro. 
onales hay en el libro?

¿Cuánto de vivencias personales hay en el libro?
J.V.: Es inevitable que las haya. Sin ser autobiográfica, pones mucho de ti.
N.R.: La historia y los personajes son ficción, pero los dotas de cosas tuyas porque se nutren de lo que tú sientes. En los personajes hay cosas nuestras, buenas y malas.

 

4 de 8
En el libro se trata la infidelidad como algo normalizado y sin sentimientos de culpa por parte del infiel...

J.V.: En nuestra sociedad la infidelidad es algo muy normal y muy común, aunque la normalización no lo es tanto.
N.R.: Hemos introducido la infidelidad de forma natural.

¿Y vosotros os perdonaríais una infidelidad?
J.V.: Yo no soy quién para perdonar nada a nadie. Cada uno es libre de hacer lo que quiera. A mí, la infidelidad no me parece un acto malo. Y, como no es malo, no tengo que perdonar nada. Pero sí, yo perdonaría una infidelidad.
N.R.: Se le da una trascendencia demasiado social a algo que no tendría que tenerlo. A mí me duele más una frase que una infidelidad. Yo lo perdonaría dependiendo de lo que tengo hablado con Juan, y eso no te lo voy a contar. Es íntimo. Yo no perdonaría una deslealtad.

5 de 8
Tenéis tres hijos y profesiones que requieren dedicación. ¿Os culpáis por no estar más tiempo con ellos?

J.V.: Se mitifican cosas que no son ciertas. Los padres estamos más con los hijos que antes. Sobre todo el padre varón. Nosotros nos apañamos bien, lo compartimos todo: jugar, educar y ser padres. Pero este trasfondo es machista, porque se le reprocha a la mujer.
N.R.: El sentimiento de culpa por trabajar y no estar en casa  provoca sobreprotección.

 

6 de 8
Habéis escrito un libro que resulta poco romántico, ¿vosotros os consideráis así?

N.R.: Hemos hecho un libro de amor, pero no romántico.
J.V.: Ni ñoño, que es algo que detestamos.

 

7 de 8
Pero el amor es muy importante en la vida…

J.V.: Sí, por eso no quería que el concepto de amor se pervirtiera con el romanticismo.

 

8 de 8
¿Pero entonces, no os regaláis detalles?

J.V.: Si me preguntas si le regalo flores a Nuria, te digo que sí lo hago.
N.R.: Juan tiene detalles conmigo, aunque yo no le regalo flores a él. Y me encanta que los tenga porque sí, porque significa que ha estado pensando en mí, y eso me encanta.

 

Texto: Lola López

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad