Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

‘En mi casa no cocina nadie’

Su programa es el más visto en la historia de La Sexta, dará las Campanadas de Fin de Año y pronto abrirá restaurante. Buscamos la receta de su éxito

1 de 15
Alberto chicote en su salsa

Políticamente incorrecto, con temperamento, con nervio y claro, muy claro. Así es Alberto Chicote (43 años), que con una reputada carrera entre fogones, ahora brilla no por cocinar platos sofisticados, sino por su empeño en salvar negocios desastrosos imponiendo su orden a golpe de ímpetu y pasión. El protagonista de la versión española del programa de Gordon Ramsay nos da la receta de su éxito.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
¿Hablas a los cocineros de tus restaurantes como lo haces con el personal de los negocios de ‘Pesadilla en la cocina’?

Cuando estoy en una cocina soy como me ves. Yo no hago ningún papel: Alberto Chicote es como sale en la tele. Si tengo que decir una burrada, es porque han hecho algo que se considera un auténtico delito.

¿Nunca te ha levantado nadie la mano en la cocina debido a tus maneras?
Nunca. Para mí es fundamental el respeto en la cocina. Es un espacio muy jerárquico. Es inviable que un cocinero me meta una host..., a mí que soy el jefe. Tampoco considero que una orden que dé no se cumpla.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
¿Y no te arrepientes de tus arranques de humor?

No, porque siempre son justificados. Esto no es un cambio de
humor, ni me entra la neura. Al mismo hecho, misma respuesta. Que soy un tío brusco, sí; que tengo formas extremas, es posible, pero en la cocina me tienen que dar el cien por cien. Si ofrecen algo en mal estado, se llevan el broncón del año y el ofrecimiento a que se vayan.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
¿Hay en España muchas cocinas tan sucias como las que vemos en el programa?

Es horrible, pero las que se ven en la tele son así. No obstante, me consta que los restauradores presumen de su buen trabajo. Llevar un restaurante no es fácil.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
¿Te esperabas este éxito?

Yo de tele no tengo ni idea. Sé de sartenes, cuchillos, puerros…  Me apetecía el trabajo de ayudar, ya fuera con tele y sin tele,
y poder levantar un negocio. La tele me ha dado ese sustento, de
lo contrario tendría que ser una ONG, y no puedo serlo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
¡Hasta vas a dar las Campanadas en La Sexta!

Me parece divertidísimo. Nunca me planteé que esto pudiera ocurrir. Cuando me lo propusieron pensé: ‘Voy a ver si encuentro una razón para no hacerlo.’ Y no la encontré.

¿Vas a aprovechar el tirón para abrir un restaurante?
Sí. En ello estoy. En Madrid. Pero no te voy a decir nada, porque cuando se habla antes de tiempo, luego se fastidia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
¿Para ser cocinero hay que saber comer bien?

Por supuesto. ¿Cómo vas a dar comida si no sabes cómo sabe?
¿Es capaz un chef de ponerse a dieta?
Los hay que lo hacen muy bien, y tienen una línea increíble, pero a mí me cuesta un poco más. Yo he perdido diez kilos, pero todavía me quedan unos cuantos.

 ¿Y qué comida o ingrediente no soportas?

Los huevos, los aborrezco, pero no me queda otra que hacerlos. Si me pones un huevo frito delante, me muero.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
En tu casa, ¿quién cocina?

Nadie, porque estamos todo el día fuera.

 ¿Pero en Nochebuena algo tendréis que cenar?
Nos vamos a casa de mi madre y cocinamos todos juntos: mi
madre, mi hermano, mi mujer, yo… Nos lo pasamos muy bien,
pero tampoco nos pegamos la paliza. Hacemos cosas sencillas,
como una lombarda riquísima.

¿Además de la cocina, cuál es tu otra pasión?

La fotografía. Me encanta desde hace muchos años. Mi padre tenía un pequeño estudio de revelado en casa y, desde que
vi cómo salían las imágenes en papel, como por arte de magia, me empezó a apasionar. La pena es que no tengo mucho tiempo para practicar. Cada vez que viajo echo la cámara, ya sea para viajes de trabajo o de ocio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
¿Cuántas veces en tu vida has dicho: “Que te den morcilla malagueña”?

La verdad es que no soy de esa expresión, lo de ‘que te den morcilla’ puede, pero malagueña…

Además de la cebolla, ¿qué otras cosas te hacen llorar?
Muchas. Pero profesionalmente te diré que el desánimo, la desilusión, la dejadez o la falta de amor y pasión por el oficio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
¿Hay algo que te importe un pepino?

Soy un tío muy empático y, aunque haya cosas que parezcan
no importarme, las siento mucho. Pero sí, hay algo que
no me importa absolutamente nada: el fútbol. No me importa ni un pepino, ni un pimiento, ni un comino…

¿A quién le has dicho lo de “contigo pan y cebolla”?
A mí mujer, claro. No estoy casado, pero es mi mujer desde
hace ya unos cuantos años.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
JUAN MARI ARZAK

 “Es un auténtico máquina, el padre de los grandes chef
de España"

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
KARLOS ARGUIÑANO

 “Es un tío que ha cambiado la manera de comer de este país"

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
MARTÍN BERASATEGUI

“Un tío como la  copa de un pino, con una cocina sin zarandajas”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
JOSÉ ANDRÉS

 “Tenemos un número 1 en USA y uno de los chef más influyentes del planeta"

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
SERGI AROLA

“Cocina muy bien y me llevo bien con él. Además, hace la cocina
 que le gusta”

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad