Raquel Mosquera recibe la visita de Isi: ''¡Qué tío más bueno tengo!''

La concursante de 'Supervivientes' vive un apasionado reencuentro con su marido y consigue que le dejen pasar la noche con él.

image
Telecinco

Raquel Mosquera tenía pendiente una visita en Honduras. A excepción de Sergio Carvajal, la peluquera era la única de las supervivientes que todavía no había recibido la sorpresa de algún ser querido. Con tal de subsanar este error, el pasado jueves Jorge Javier le proponía a Isi Nnamani, el marido de la peluquera, viajar hasta los Cayos Cochinos para ver a su pareja, oferta que abrazó con entusiasmo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Nada más comenzar el debate de ‘Supervivientes: Conexión Honduras’, Sandra Barneda conectó con Honduras para hablar con el marido de Raquel. “Estoy muy bien. Estoy descansado. ¡Tengo muchas ganas de verla!”, apuntaba Isi. Por su parte, la presentadora se vio en el aprieto de pedirle que hiciera algo que no se esperaba. “Tengo que pedirte… No sé cómo decírtelo… que te vayas quitando la ropa”, indicó ante las risas del africano, que no dudó ni un momento en dejar su cuerpazo al descubierto.

Telecinco

El motivo de que Sandra le pidiera que se fuera despojando de ropa es que así iba a estar más cómodo a la hora de participar en el juego que le permitiría encontrarse con Raquel. Tras apartar a la viuda de Pedro Carrasco del resto de sus compañeros, Isi y los supervivientes fueron enterrados en la playa dejando tan solo sus cabezas al descubierto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con los ojos cerrados y contando tan solo con la voz de su hermana como guía, Raquel tenía que ir tocando las cabezas que se fuera encontrando y reconocer su identidad. Emocionada y con la mosca detrás de la oreja, la mediática estilista iba pegando fuertes meneos a los cráneos que iba encontrando, sufriendo su poco tacto Sergio, el Maestro Joao y María Jesús.

Telecinco

Nada más comenzar a tocar la cabeza de Isi, Raquel lo reconoció y se quitó las gafas para lanzarse… ¡a su cabeza! Y es que, sin intentar desenterrarlo antes, se lanzó a besarlo apasionadamente mientras lloraba de la emoción. Cuando Lara Álvarez le recomendó desenterrarlo para poder abrazarse mejor, Mosquera no quiso pasar la oportunidad de fardar de marido: “¡Qué tío más bueno tengo! ¡No le falta de nada!”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras quitarse de encima la arena, Isi cogió en volandas a su mujer y acabaron marcándose un ‘Rosa Benito’ por la arena. Acto seguido, decidieron cortar la conexión para darles una mayor intimidad. Poco después, volvieron a conectar con ellos y Raquel reconoció que la visita había sido esencial para hacer aumentar sus ánimos de cara a la final. “Os agradezco que me hayáis traído a mi maridazo, a mi morenazo”, explicó. “Dentro de mi corazón lo necesitaba. Esto ha sido un gran empujón”.

Telecinco

A su vez, Isi reconoció que estaba sorprendido de lo delgada que se había quedado. “Me he encontrado a media Raquel”, aseguraba. “Me gusta mucho esta nueva Raquel. En Madrid va a tener que seguir igual”. Aunque le hicieron creer que Isi no se podía quedar a pasar la noche, al final Raquel descubrió que su deseo se convertiría en realidad. “Lo que más necesito en este momento es pasar una noche con él, aunque sea abrazados. Necesito que me diga que me quiere”, señaló.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Supervivientes