Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Los concursantes de 'Supervivientes', fantásticos mentirosos

La organización del reality propuso a los 'supervivientes' una prueba de recompensa en la que podían dar rienda suelta al 'noble' arte de la mentira... ¡y les salió de miedo!

Telecinco

¿Saben mentir bien los concursantes de ‘Supervivientes’? Pues la verdad, parecen que son unos expertos, al menos, si tenemos en cuenta el juego de recompensa que les propuso la organización del reality… El reto consistió en colocar a dos ‘supervivientes’ a cada lado de una mesa. A uno de ellos, se le tapaba los ojos y se le ponía una pinza en la nariz para que ni tan siquiera pudiera oler, mientras que al otro se le desvelaba el contenido de las dos cajas que estaban colocadas encima de la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El objetivo era que la persona que conocía la ‘verdad’, intentara llevarse la recompensa más suculenta de las dos y consiguiera colarle el contenido de la caja ‘mala’ a su compañero. Para ello, tras devolverle la vista a la persona con los ojos vendados, podía utilizar todos los argumentos que considerara necesarios para convencer al adversario, ya fuera decir la verdad, mentir, despistar o optar por poner caritas varias. ¡Todo era válido!

Telecinco

Después de que unos sacos escogidos al azar decidieran el orden en el que se enfrentaban al reto, Sofía Suescun y el Maestro Joao se sentaron alrededor de la mesa. Las dos recompensas disponibles eran una pizza con pepperoni y una sanísima col lombarda. Como experta en el ‘noble’ arte del engaño, la ganadora de ‘Gran Hermano’ consiguió colarle a Joao la lombarda y zamparse el ansiado plato de origen italiano enfrente de sus compañeros. ¡Menudo atracón se pegó!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Joao tuvo la oportunidad de resarcirse de las heridas engañando a Raquel Mosquera para que escogiera la caja que contenía media lima para él poder disfrutar de un cubo repleto de alitas de pollo crujientes. ¡Y lo consiguió!

Telecinco

Con media lima en su poder, Raquel se propuso colarle a Logan la caja que contenía un refrescante vaso de agua para ella poder quedarse con una tableta de chocolate. Pese a su desesperado intento, el Míster escogió bien y ella tuvo que conformarse con tomarse su agua con lima. ¿Habrá algo mejor para tener un estupendo despertar?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

A Logan, que en su ‘enfrentamiento’ con Sergio decidió decir la verdad, no le salió bien la jugada, por lo que tuvo que consolarse con sumar a su tableta de chocolate unas cabezas de gamba. Por su parte, el ‘influencer’ se llevó unos huevos con chorizo que acompañó con unos restos de pan, ya que no pudo colarle a Hugo su mentira en su turno de llevar la voz cantante.

Telecinco

Tras obtener un bocadillo de jamón serrano, que lo dejó al borde de las lágrimas, se produjo la lucha dialéctica entre Sofía y Hugo. “¡Cuánto tiempo sin tener una cita con Sofía!”, bromeó el andaluz antes de intentar colarle a su ex un tomate cherry con queso para él llevarse tres filetes de carne. Sin embargo, Sofía, que aseguraba conocer muy bien a su adversario, entendió muy bien el engaño y una sonrisa en un mal momento le bastó para escoger correctamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de que tuviera lugar la prueba, Jorge Javier ya había jugado con Lara para explicar la dinámica. Al final, el presentador, tras escuchar las pistas de Lara, decidió quedarse con la recompensa rosa que no era otra cosa que… ¡una cena romántica con el Maestro Joao! Eso sí, se ‘libró’ de ganarse un corte de pelo llevado a cabo por Raquel Mosquera.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Supervivientes