Carlos Lozano pone patas arriba la Casa de GH VIP 6: "Estoy harto. Eres una sinvergüenza"

El presentador se acercó hasta Guadalix de la Sierra para poner todos los puntos sobre las íes, y lo que se esperaba que iba a ser una conversación de lo más civilizada, acabó en una trifulca a tres bandas entre él, Mónica y Miriam...

Carlos Lozano la lía parda con una bronca en GH VIP 6 con Miriam Saavedra y Mónica Hoyos
Mediaset

Si al trío formado por Mónica Hoyos, Carlos Lozano y Miriam Saavedra les da por poner un circo, les crecen los enanos. La "pareja" de a tres está en un momento de lo más tenso, y si las chispas ya saltaban en la convivencia entre Mónica y Miriam desde el mismo día 1, la llegada de Carlos ha supuesto que la Casa casi salte por los aires. El presentador llegaba este lunes a Guadalix con una intención clara: poner todos los puntos sobre las íes y aclararle todo a las dos: a Miriam que no se deje influenciar por los comentarios de Mónica (ni de lo que ésta les va diciendo al resto de sus compañeros para malmeter), y a Mónica que le deje vivir tranquilo su relación con Miriam.

La cosa empezó más o menos bien: Miriam llegaba al confesionario donde Paula Echevarría Maribel Verdú y Juana Acosta habían dejado un saco con una persona dentro: Carlos. Al principio se sintió excéptica, pero tras insistirle Carlos, concedió darle un abrazo: "¿Hola? ¿Esa es la ilusión con la que me recibes?", le echó él en cara.

Mediaset

Tras dejarle claro a Miriam que que no quería que se dejara "envenenar" por nadie dentro de la Casa, ella le reprochó que le contara cosas a Mónica y tuviera tanta relación con ella, porque parecía que eran una pareja de tres, pero él negó que fuera así: "Sabes que hablo con ella por lo que hablo. Nada más", sentenció él, refiriéndose a su hija en común.

Carlos no tardó en marcharse a la 'Sala del más allá', donde se producen los encuentros de los concursantes con familiares y amigos, y todo estaba tranquilo... hasta que llegó Mónica y todo saltó por los aires: Carlos se puso muy nervioso cuando ella le dijo que no sabía para qué había ido, y que si iba a dar el espectáculo poco más que podía marcharse: "Vengo a quitarme una costra que llevo dentro desde hace tiempo, porque ya está bien". Ella hizo oídos sordos: "Carlos, no vengas así, porque yo tengo ya muchas cosas en la cabeza en un encierro como para que vengas en este plan".

Mediaset

La cosa, a partir de ahí empezó a degenerar, y ni siquiera las peticiones del Súper podían calmar los ánimos: "Eres una mentirosa. Te estás aprovechando, y he venido a decirte que dejes de meterte en mi vida y en la de mi pareja. Basta ya". "¿Pero qué dices? ¿Cuánto te están pagando para que hagas esto? Además, ¿qué pareja? Si eres tú el que me ha llamado 500 veces para decirme que tu pareja era esta, la otra, tal... Eres un mentiroso", quiso saber ella, algo que él no tardó en responder: "He venido gratis para quitarme ya esta costra. Y mentirosa eres tú. Tú estás poniendo cosas en mi boca que yo no he dicho, como lo del baño, la brujería... Tú eres muy mala gente. Yo contigo no hablo nada más que de mi hija. Olvídate ya. ¡Llevas 14 años jodiéndome la vida!", le espetó él pata defenderse y tratar de que le dejara en paz a él y a Miriam.

"Pero tío, ¿qué te está pasando? Tranquilízate...", decía ella viniéndose abajo y preocupándose por su hija, que seguramente lo estaba viendo todo. "Hija, apaga la tele...", le dijo a través de la cámara. "¿Que qué me está pasando? Que estoy harto ya. Haz tu puto concurso y déjame en paz. Tú, en lugar de echarme una mano con mi pareja, que es lo que hacen todas las parejas separadas, has estado jodiéndome la vida. Eres mala, tía. ¡Metes mierda!", gritó Carlos mientras ella continuaba impasible y llamándole sinvergüenza. "Eres una sinvergüenza tú. Lo que estoy es ofendido. Contigo y con ella", le respondió él.

Mediaset

"¡Respétame porque soy la madre de tu hija!", se vino arriba Mónica, pero él la aplacó rápido: "¡Esa es tu estrategia! 'Respétame porque soy la madre de tu hija'. 'No hagas nada en toda tu puta vida porque soy la madre de tu hija'. ¡Y una mierda! Yo me debo a mi hija, no a ti. Lo único que haces es echar mierda", le reprochó duramente.

Instantes después, apareció Miriam, y ahí la Casa se vino abajo: acabó discutiendo con las dos a la vez, y mientras Mónica seguía llamándole sinvergüenza, Miriam le echaba en cara haberla hecho vivir en una pareja de tres: "A ti (Mónica) te digo que metes mucha mierda, y tú (Miriam) te lo crees todo. ¡Y no es así!", señaló Carlos.

Mediaset

"¡Pero y yo qué tengo que ver! Es esta señora que se mete conmigo y tú no le has parado los pies. Y yo no tengo por qué aguantar esto. Lo he vivido durante 3 años. He tenido 2 hijos tuyos y lo he superado sola. ¡Sola!", dijo refiriéndose al aborto que desveló el pasado mes de abril, y añadió: "Aquí hay un problema, y es que esto ha sido siempre una pareja de tres". "¿Y yo qué te decía? 'Olvídate', 'olvídate'... yo aposté por ti. ¿Y qué hemos conseguido? Que mi hija no me hable...", sentenció Carlos mientras Mónica seguía en sus trece. "Sois unos sinvergüenzas, sois tal para cual". "Y ahora encima tengo que convivir con ella...", señalaba Miriam, algo que Hoyos respondió al instante: "Pues no haber venido, haberte quedado en tu casa". "Yo estoy donde me dé la gana, y tú eres Satanás en persona. ¡Vas a arder en el infierno!".

Mediaset

¡Cómo está el patio! Este martes sabremos cómo acabó la bronca...

Publicidad - Sigue leyendo debajo