Verdeliss a Asraf: "Tienes una actitud muy infantil"

El robo de comida aún colea y los dos concursantes han discutido por culpa de quién se comió un pedazo de queso.

Verdeliss Asraf
Telecinco

Si el día de ayer en la Casa de Gran Hermano hubiera sido una película se hubiera título 'Amigo, ¿quién se comió el queso de Ángel Garó?'. Un simple pedazo de queso fue el detonante de dos de las broncas más grandes del día: entre Miriam y Suso, y entre Verdeliss y Asraf. Mientras que los primeros se declararon directamente la guerra después de varios días tensos; los segundos tuvieron un encontronazo en el que no se dijeron buenas palabras.

La situación empezó calmada. Verdeliss decía al Super en el confesionario lo que había ocurrido. "Ángel quiere hacer una coca... con queso que tiene guardado, ¿qué va a pasar cuando vea que no tiene el queso?", decía calmada ante la cámara, "lo considero una gran falta de respeto", añadía. "Luego vienen los conflictos, las malas palabras, los insultos...". Y efectivamente, llegaron. Ángel se dio cuenta de que ya no estaba el pedazo de queso que se había guardado en el armario dedicado a él por ser el jefe de la casa, y Verdeliss le dijo que había sido Asraf quien lo había cogido. "Yo ya se lo dije a Asraf que no lo cogiera...".

Asraf y Verdeliss discuten sobre el queso de Garó
Telecinco

Acto seguido, ¿quién apareció por el jardín? Asraf. El joven entró en la conversación y mientras que Verdeliss le acusaba de haber cogido comida del armario, él lo negaba preguntando de qué se le acusaba: "¿Qué he cogido yo?", preguntaba sin parar. "Yo cogí una corteza super pequeña", terminaba confesando al propietario del queso. "Lo que guardé yo", decía Garó calmadamente. Mucho más calmado de lo que estaba Verdeliss, y eso que era suyo el queso. "No era todo el queso que guardaste. Ya habían cogido", decía Asraf. "Me parece una actitud super infantil. Como otros han cogido, yo cojo", respondía Verdeliss.

Durante la discusión, Asraf, nominado esta semana, llegó a decir que el pedazo era tan pequeño que era "un insulto verlo". Vamos, que había hecho un favor a Garó porque si llega a ver ese trozo tan pequeño habría tenido una reacción mucho peor. "Lo que es un insulto es no respetas unas normas en la cocina que se han puesto", respondía Verdeliss. "¿Qué me estás diciendo a mi si los demás también han comido?", cuestionaba Asraf, algo que sulfuró a su compañera: "Eres adulto, responsabilizate de tus actos, no delegues en los demás".

Al final, la cosa acabó como el rosario de la Aurora. Asraf se enfadó con Verdeliss por haberse chivado cuando no fue el único que comió: "Me estáis metiendo mierda cuando yo me comí un trozo pequeño que ya era plástico". "Yo no me tengo que responsabilizar porque me como lo que quiero. La chivata esta...", zanjó Asraf. La convivencia va haciendo mella real ya entre las relaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo