Adiós al amor en GH VIP 6: Suso y Aurah Ruiz ¡han roto!

Los tortolitos, a pesar de llevar sólo unas semanas juntos, han decidido poner fin a su relación ¡por culpa de los celos!

Suso Álvarez y Aurah Ruiz rompen su relación en GH VIP 6
Mediaset

Mucho estábamos tardando en contaros esto, y es que después de muchas idas y venidas en una relación tan tóxica como la de Aurah Ruiz y Suso Álvarez, ¡se acabó lo que se daba! Los tortolitos han decidido poner un punto y aparte en su concurso rompiendo su relación, y la culpa de todo la han tenido los celos... y no sólo por una de las partes, sino porque ambos veían cosas donde no las había. ¿Ejemplos? Mónica Hoyos bromeó con Suso al haberle visto desnudo entrando en la ducha (y Aurah se mosqueó) y Suso entró en brote cuando Aurah le dijo a Asraf que tenía una mirada penetrante... y por esas dos chorradas ¡los dos han puesto fin a su amor!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hearst

De hecho, el episodio con Asraf es el que hizo que, después de estar la mar de a gusto, él decidiera separar, de una patada, sus camas en el dormitorio: "Anda, vete más lejos a hacer el ridículo. Doy pena, de verdad... Vete a que te penetren con la mirada... que te gusta que te miren", le suelta el catalán a la canaria. "Vas a una por día, psicópata celoso", responde ella ya un poco harta de su actitud.

¿La razón del brote de celos? Suso cree que a Aurah le encanta ponerle celoso: "Si pudiera, rompería la relación. Ha dicho que Asraf la penetra con la mirada. Solo falta que le diga que tiene una polla gorda. Hoy ha dicho que su prototipo es Asraf, los chichos árabes. Empezamos con Tony, Asraf y hasta Darek. Le encanta darme celos", afirma el 'obrero del amor', y añade hablando con Techi y Asraf: "Me quiero ir. Aquí, porque estoy entre cuatro paredes, pero fuera la quiero lejos", aunque luego se olvidaba de sus palabras: "Fuera no va a ser mi novia, aunque para follar sí que me gusta".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al final, lo que a Suso le revienta es quedar de celoso mientras a ella le da igual: "Se acabó. No quiero ni que me toque... No sé si es amor o es que tengo hambre y me he cegado. Esto es una locura. Ahora os va a bailar a todos para llamar mi atención y que yo haga ruido... Estoy por pedir hasta que me nominen. No aguanto más. Me he metido en la boca del lobo sabiendo que el lobo muerde", apunta Suso, que a esas alturas de la noche ya había entrado en bucle, y era el propio Asraf el que le pedía que no se obcecara: "Una pareja es algo que tiene que sumar, no restar".

Hearst

Sin embargo, cuando parecía que todo estaba al límite, Aurah decidía, tras hablar con sus compañeros, ir al jardín a abrazar a Suso, pero ya era tarde: "Aquí me has alegrado el concurso. Nunca me había enamorado de nadie. Nunca había perdido el control de mis sentimientos. Fuera me tendrás para lo que quieras. Pero no puedo seguir. No es sano. Espero que tengamos una buena convivencia. No voy a hacer nada que te haga daño. Cuando salga de esta casa ya me ubicaré. Ahora me toca apechugar", afirmaba el de Ripollet antes de que ella se fuera, para luego taparse con la capucha de su abrigo... y empezar a llorar en soledad mientras ella hacía lo mismo en el dormitorio, tapándose con un peluche de su hijo para que no la vieran.

Hearst
Hearst

"Yo también tengo mi orgullo de mujer", le decía ella a Asraf a punto de las lágrimas mientras tapaba el nombre de Suso en el cabecero de la cama con una pegatina. Todos, sin embargo, están convencidos de que tienen una relación un poco tóxica, pero que acabarán volviendo más pronto que tarde. Suso, al verlo, hizo lo mismo, y se ponía en modo telenovelesco con Mónica Hoyos: "Si se enfría la emoción, ya no hay nada. Con un gesto suyo mi corazón lo siento en el cuello y no puedo ni tragar saliva. Si el corazón baja, ya solo sería algo sexual, y no lo haría con ella. Le he dado toda mi energía a ella. El que ha perdido he sido yo. Vaya telenovela más cutre y barata que he hecho. No pondría la tele ni para verme", apuntaba antes de acostarse cada uno por su lado... ¡Menudo dramón! ¿Creéis que volverán?

Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo