María Castro atraviesa su peor día mientras Carmen Lomana desespera a todos

Un mal día de la actriz se llevó por delante su continuidad en el concurso mientras la empresaria vuelve a ser foco de conflictos con el jurado y sus compañeros.

Maria Castro
TVE

Carmen Lomana y Antonia Dell'Atte son sin duda las dos concursantes que más están dando de qué hablar en esta edición de 'MasterChef Celebrity', ¡y no nos extraña! La empresaria, con su carácter pasivo, desquicia a la fogosa italiana y a algún que otro miembro del jurado... En este último programa le tocó el turno a Jordi Cruz que le llamó la atención hasta en tres ocasiones a lo largo del concurso, llegando a instarla a que se fuera si no iba a dar un rendimiento más alto al concurso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE

En la primera prueba Carmen Lomana no hizo nada. Y no lo decimos nosotros, lo dijo directamente ella: “¿qué voy a explicar de mi plato si no tenía ingredientes?”. Claro, es que la prueba consistía precisamente en eso. Cada concursante robó cinco ingredientes de la cesta a otro que él elegía. ¿Y quién robó a Carmen? ¡Antonia Dell'Atte!: “Voy a robarle a mi talismán”, decía irónicamente. La italiana aprovechó y le quitó lo importante, el arroz y la carne, y con el resto, Carmen solo sabía quejarse. Tanto que dijo a Jordi Cruz y a Samantha que no probaran su plato, no fueran a intoxicarse. “Esto no es vanguardia, no es ni cocina. Es una vergüenza lo que has presentado. Una falta de respeto a esta prueba”, aseguraba Samantha, quien le había hecho caso, mientras Cruz aseguraba que no veía a la empresaria preocupada, lo que terminó de alterarla. “A mí no me molesta que me digan que mi plato está fatal, pero me molesta que me digan que no me esfuerzo y no muestro interés”, decía la concursante que acababa la prueba tensa con el jurado.

Pero no fue la única que se llevó la bronca. “El arroz pasado, cosas puestas sin sentido.... Está todo absolutamente mal”, aseguraba Jordi Cruz a María Castro quien rompía a llorar. Cayetana Guillén Cuervo y el chef Oriol, invitados del programa, intentaron animar. “Tenéis mucho mérito: estar aquí coger ingredientes y hacer un plato a la primera...”, admiraba el cocinero. “Hay días que las cosas no salen y te genera mucha frustración, pero tranquila que saldrán”, apuntaba la actriz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras ello tocaba la prueba de exteriores, Carmen Lomana andaba con pies de plomo con Jordi, encargado de vigilar su equipo. Incluso, le preguntó qué necesitaba una de las salsas que estaba elaborando. Pero aún así no sirvió. Cuando Jordi vio que Lomana pedía a sus compañeros que le acercaran los platos para emplatar y se quejaba de que no la hacían caso, Cruz no pudo más. “Te veo con mucha pasividad. No te tienen que pasar los platos. ¡Muévete tú!”.

TVE

Durante la valoración, Jordi volvió a insistir en contra de la pasividad de la empresaria. “Siempre crees que estás bien. A ver cuándo vas a entender que no es una crítica destructiva. Lo digo porque creo y sé que puedes dar más”, aseguraba Jordi Cruz, algo que en lugar de animar a Lomana, como que no se lo creyó. “Tiene unas expectativas de mi que no son verdad”, explicaba calmadamente ante la cámara.

El veredicto de la prueba de exteriores mandó al equipo de María Castro, quien se ha posicionado sobre la guerra de Lomana y la italiana, Antonia Dell'Atte, Ona Carbonell y Mario Vaquerizo a la prueba de eliminación. Allí, un comentario de la nadadora picó a la empresaria: “Estoy harta. ¡No he parado un minuto! Y he jurado que no lloro, y no voy a llorar”, decía Lomana a Paz. “Cuánta chorrada hay que escuchar... Te lo voy a escuchar porque soy buena. ¡Basta de ser buena! Orgullo propio... ¡Basta! Qué obra de teatro”, gritaba Antonia, que no pudo evitar saltar, y que más tarde aseguraba a la cámara que Lomana había ido “a lucirse” y no a cocinar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE

Mientras que la actriz seguía con sus problemas de concentración jugándose la permanencia en el programa, Carmen Lomana llegó a dar una cabezada mientras sus compañeros cocinaban el prueba de eliminación de la que se había salvado. “Carmen no se duerme, lo que pasa es que tiene el párpado caído. Yo la entiendo, se está muy a gusto ahí arriba”, decía a la cámara Mario Vaquerizo, quien estaba explicando el plato mientras Lomana tenía ya los ojos cerrados.

TVE

“No me duermo, estoy concentrándome”, aseguraba más tarde la empresaria después de un rapapolvo de Jordi y Pepe. “No te interesa nada de lo que dice Mario, ¿no?”, decía el segundo; “está concentrada viendo los platos, déjala”, contestaba el segundo.

Mientras, los concursantes de la prueba de eliminación tenían que implementar elementos en el cocinado como esferificaciones, la campana de vapor, el soplete o el sifón. Finalmente, la prueba tuvo un desenlace esperado viendo cómo se desarrollaban las pruebas de María Castro. Y es que en la eliminación volvió a dar palos de ciego con su cocinado. “Has querido hacer un plato ultramoderno y se ha desdibujado de tal modo que no se reconoce lo que has querido plasmar”, explicaba Jordi a la actriz que finalmente era la elegida para abandonar el concurso. “Les llevaré siempre en mi corazón”, decía María Castro al dejar su delantal negro en el perchero de las cocinas de 'MasterChef'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities