Makoke y Laura Matamoros, caluroso encuentro (con pullita incluida)

Laura Matamoros ha subido a la casa de Guadalix para cumplir la misión de esconder la bolita roja, y ya de paso, hablar a solas con la ex de su padre. Pese a que se han fundido en un caluroso abrazo, la joven ha aprovechado para reprocharle sus comentarios acerca de su ruptura con el colaborador.

Makoke y Laura Matamoros tienen la oportunidad de hablar en 'GH VIP 6'
Telecinco

Los concursantes de ‘GH VIP 6’ pasarán todavía unas cuantas semanas dentro de la casa de Guadalix. Ante esto y como el frío ya ha llegado con fuerza, desde la organización del reality decidieron que sus familiares les enviasen unas cuantas prendas de abrigo. A su vez, para que la cosa no quedara ahí, también pudieron escuchar un mensaje de algún allegado. Sin embargo, Makoke tuvo una sorpresa doble. Aprovechando que Laura Matamoros entraba en la casa con el objetivo de esconder la bolita roja que permite a la persona que la encuentra hacer una pregunta a la audiencia, le hicieron antes encontrarse con la que fuera su madrastra en la sala del ‘más allá’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Pese a que Laura Matamoros ha sido muy crítica con el concurso que está haciendo la ex de su padre, al verla se fundió en un cariñoso abrazo con ella, dejando constancia de su buena relación actual. Visiblemente emocionada, la concursante no dejaba de colmar de elogios a la hija de Kiko, señalando lo guapa que está. Al ver la ropa, Makoke se quedó un tanto extrañada, ya que afirmaba que la ropa no era suya. “Yo también he pensado lo mismo cuando lo he visto. No te pega nada”, apuntó Laura.

Acto seguido, Makoke escuchó el audio de su hijo Javier Tudela. El que también fuera concursante de ‘GH VIP 4’ le indicó que están muy contentos con su concurso y que no debía cambiar su actitud. “Ana está perfectamente instalada en Milán. La abuela te está viendo en la tablet las 24 horas del día”, señaló.

Telecinco

Después de la llamada, Makoke, sin parar de llorar, pudo hablar largo y tendido con Laura. Lo primero que hizo es preguntarle por su hijo y también por el colaborador de ‘Sálvame’. “Estamos todos muy bien. Mi padre también. Ya sabes cómo van las cosas. Estate tranquila, ya sabes como es”, le explicó Laura antes de indicarle que se centrara en su concurso. “Ya lo sé, si pienso en lo de fuera me derrumbo, pero sobre todo por mis hijos. Me hace mucha ilusión que hayas venido”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tras una conversación banal acerca de la última búsqueda de la bolita roja, Matamoros no quiso despedirse sin transmitirle lo que pensaba acerca de sus comentarios sobre su separación. “Hay cosas que no comparto contigo en ese sentido… No te quiero condicionar, pero hay cosas que no me gustan”, acabó diciendo. Unas palabras que descolocaron a Makoke, quien no pensaba que hubiera dicho nada malo sobre el divorcio de Kiko.

Telecinco

En el plató, los colaboradores se quedaron alucinados con el compadreo existente entre las dos. “Me ha recordado a las típicas conversaciones de ascensor”, afirmó Sandra Barneda. “Lo que no puedes hacer es estar aquí diciendo que te parece fatal lo que está haciendo Makoke y luego llega allí y como si fueran amigas”, opinó Frigenti. “Parecían madre e hija. Entiendo que haya cordialidad, pero después de lo que he escuchado a Laura decir de Makoke… A Laura la veía incómoda. Estoy un poco confundida”, expresó Belén Esteban. Por su parte, Marta López recordó que tal vez la actitud de Laura no había sido la correcta, más cuando el propio Kiko Matamoros ha reconocido que se equivocó con el tema del bar de lucecitas.

Telecinco

Cuando Laura entró en la casa, obligaron a los concursantes a quedarse quietos y que esta les pusiera una venda en los ojos para que no pudieran ver sus movimientos. “Madre mía, ¡cómo está la cocina! Makoke, te veo todo el día limpiando, limpia mejor la cocina”, bromeó la ganadora de ‘GH VIP’. Al final, la bola la escondió en uno de los marcos del salón y la acabó encontrando, precisamente, Makoke. Cuando el Súper le preguntó qué pregunta quería hacerle a la audiencia, la exazafata, que aseguraba estar tocada por la llamada de atención de la inesperada visita, se planteó preguntar si el público tiene la misma sensación que Laura con respecto al tema del divorcio. Sin embargo, al final acabó lanzando la pregunta de si está gustando su juego fuera de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo