¡Los concursantes de 'GH VIP 6' las pasan canutas en la mítica noche del terror!

Los 'vips' de la casa de Guadalix 'celebraron' Halloween enfrentándose a sus miedo en el pasaje del terror más zombi. Por un lado, un psiquiátrico infectado. Por el otro, un sótano industrial con el mismo número de muertos vivientes. Y ninguno pudo evitar el peligroso recorrido...

Los concursantes de 'GH VIP 6' se enfrentan a sus miedos en la noche del terror
Telecinco

¡Por fin llegó la noche del terror a la casa de ‘GH VIP 6’! Por primera vez en la historia del reality, fueron los concursantes ‘vips’ los que se enfrentaron a las jugarretas de Payasín y su 'afable' y nutrido grupo de amigos… La primera en hacer frente a sus miedos fue Aurah Ruiz, quien no parecía muy dispuesta a pasar por la puerta que le indicaba el Súper. Una vez dentro, se encontró con una ‘apacible’ sala de espera de un hospital con tres zombis muy tranquilitos… ¡hasta que despertaron de su letargo y fueron directos a por ella!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Tras conseguir una llave, tenía que huir por una puerta que daba a un pasillo, el cual albergaba una sorpresita… ¡vómito al canto desde el techo! Lo siguiente, visitar una morgue, donde tenía que buscar otra llave entre las tripas de un cadáver con la ayuda de un científico loco. Para más inri, en la misma sala también había un tipo con cara de pocos amigos y una motosierra en la mano. Al encontrar la dichosa llave, llegó a una sala con una piscina llena de un líquido baboso donde tenía que meterse a buscar una de las nueve pelotitas que marcarían el desarrollo de las nominaciones.

Telecinco

Y esto no era todo, porque había otro recorrido, siendo Tony Spina el encargado de inaugurarlo. El expretendiente de ‘MYHYV’, aunque vaya de tipo duro, es bastante cagueta. Tanto es así, que se había preparado un crucifijo con dos palos como arma defensiva (lástima que no fueran vampiros…).

El escenario que se encontró fue el de un sótano industrial con zombis haciendo de las suyas. Tras subirse a un bidón para alejarse de uno de ellos, apareció un SWAT que le ayudó a meterse en un ascensor. Dentro de él, cuando parecían que ya estaban a salvo, se iba luz, desaparecía el soldado y aparecía un zombi. Al salir del espacio cerrado, tuvo que atravesar un pasillo repleto de zombis hambrientos y conseguir una llave que abría una puerta metálica. ¿Y sabéis qué? Al intentar abrir el candado… ¡vómito al canto! Tras la puerta, la antes citada sala con los zombis y la piscina donde tenía que encontrar la bola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

El resto de los concursantes fueron pasando uno por uno. Makoke se pegó una buena carrerita por el sótano (y acabó con el pelo lleno de pringue). En el hospital, Miriam supo encontrar armas defensivas por todos lados, desde su propio calzado hasta las tripas del muerto. “Dios mío, ¡yo qué he hecho!… Ya no me voy a portar mal. Ya no voy a cantar más”, prometió. Pese a que parece un chico con mucho más arrojo, Suso no se mostró tan valiente delante de los zombis.

Telecinco

Ángel Garó es un poco como Juan sin miedo. De hecho, se atrevió a buscar la llave entre las pertenencias de los zombis hospitalizados. Por su parte, Asraf se tomó todo a cachondeo y con una sonrisa en la cara pasó sin problema el pasadizo. Sin embargo, el gesto le cambió cuando se dio cuenta que iba a acabar pringado hasta las trancas. Mónica también pasó por el hospital y, la verdad, casi hace amistad con los zombis del buen rato que se tiró buscando la pelotita en la piscina… Para terminar, El Koala, después de descubrir que había sido salvado por la audiencia, también pasó el mal trance. De hecho, su cara dejaba claro que pasar miedo no es lo suyo. ¡Le faltaban manos para defenderse con los objetos que encontraba por el camino!

Publicidad - Sigue leyendo debajo