Miriam Saavedra y Mónica Hoyos acercan posturas... ¡hablando de extensiones!

Las archienemigas oficiales de 'GH VIP 6' han logrado mantener una conversación amistosa gracias al mundo de las extensiones. Tanto es así, que han acabado dándose consejos capilares.

Mónica Hoyos y Miriam Saavedra acercan posturas hablando de extensiones
Telecinco

¡Miriam Saavedra y Mónica Hoyos han protagonizado un surrealista acercamiento! Cuando parecía que la relación de enemistad entre las dos se encontraba en un punto de no retorno, las dos concursantes de ‘GH VIP 6’ se han puesto a hablar de sus extensiones, e incluso daba la sensación de que podrían llegar a llevarse bien. Aunque muchos sospechan que Hoyos estaría dispuesta a tragarse su orgullo y acercarse a Miriam debido a su fuerza fuera de la casa, tampoco es que la conversación fuera para tirar cohetes (pero por algo se empieza). Si es que, tal y como apuntó Belén Esteban, lo que no pueda unir una buena extensión…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Todo comenzó cuando Mónica Hoyos se encontraba en el baño arreglando como podía su postizo capilar. Miriam, que estaba presente durante la ‘restauración’ del matojo de pelos, se preguntó si su compañero tan solo usaba esa “peluca no más”. “Muy poquito es”, reflexionaba la creadora del ‘maldito muñeco’. “Son extensiones. En realidad, solo me las pongo cuando quiero darme más volumen o más largura”, explicaba la presentadora con voz de ‘niña buena’.

En ese momento, le contó a su archienemiga dónde se compraba las extensiones, en una calle de su país de origen, que precisamente Miriam también conocía ¡porque ella también se compra sus postizos allí! “Pues nada, barato y bueno”, señaló Miriam. “La tengo desde hace tiempo. No la uso mucho, la verdad. Pero como acá me quité las extensiones”, replicó Mónica haciendo gala de su mejor acento peruano.

Telecinco

“Yo necesito más por el volumen de mi cabello”, explicó Saavedra antes de enseñarle a su compañera las extensiones que tenía guardadas en una bolsa. A su vez, se lamentaba que no podía ponérselas porque eran demasiado largas para la longitud de cabello que tiene ahora. “Pero córtalas”, le aconsejó Mónica. Acto seguido, reconoció que el color de su extensión ya no le gustaba. “Está muy anaranjado. Yo que tú me pide un tinte urgente. A Makoke se lo han traído, ¿no?”, se preguntaba Miriam.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“A mí se me ha puesto así del sol porque mi pelo es muy oscuro y lo cierto es que yo no me lo tinto mucho, pero cuando se me va poniendo naranja ya no me gusta”, aseguró Mónica. Para finiquitar la conversación, Miriam reconoció que antes de entrar en la casa se había tintado el pelo oscuro para no tener que preocuparse por el color. ¡Menuda conversación profunda se han marcado las colegas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo