'GH VIP 6': La emoción se apodera de la casa con las llamadas de los familiares

Pese a que los concursantes pensaban que tenían que seguir demostrando su dominio del inglés con alguien al otro lado del teléfono, acabaron hablando con algún ser querido.

Los concursantes de 'GH VIP 6' reciben llamadas de sus seres queridos
Telecinco

Los concursantes llevan días teniendo que hacer frente a la prueba semanal, ‘La cabina’, lo que les obliga a defenderse con el inglés para llamar al extranjero y conseguir que una persona al otro lado del teléfono repita con ellos una frase en español que los caracterice. Y la verdad, al no ser muy duchos en la lengua de Shakespeare, les está costando un poquito más de la cuenta… En la última gala, la organización del programa decidió ‘trolearlos’ a base de bien e ir citándolos uno a uno en la sala del ‘más allá’ para hacer una nueva intentona en directo. De conseguir su objetivo, en menos de un minuto y medio, supuestamente, obtendrían tres puntos extra de cara a las nominaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Sin embargo, lo que los concursantes no sabían es que al otro lado del hilo telefónico no estaría un ciudadano al azar de un país exótico… ¡sino algún familiar suyo haciéndose pasar por extranjero! El primero en recibir la sorpresa fue El Koala, quien es el que más dificultades está teniendo para hablar en inglés. Jorge Javier le dijo que iba a hablar con alguien de Papúa Nueva Guinea, pero acabó charlando con Vito, su mujer. Eso sí, la ‘conversación’ previa en ‘inglés’ fue de lo más surrealista, ya que los dos tan solo lograban decir una palabra: ‘hello’.

Cuando el cantante se dio cuenta que estaba hablando con su ‘chatita’, su mujer le confesó que estaban todos bien y que “todavía te podemos esperar un poquito más”. Emocionado, El Koala le envió un ‘claro’ mensaje a su mujer: “Te a love u una jartá”. Además, Vito se mostró dispuesta a adoptar a la cholita, o lo que es lo mismo, a Miriam. “Ella sabe que tiene su casa en Málaga”, aseguró el intérprete de ‘Opá’.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aurah se sentó delante del teléfono pensando que iba a hablar con alguien de Bután, según ella, lugar en el que hay muchos butaneros, pero la identidad de la persona al otro lado de la línea era su madre, Marta. No sabemos si por los nervios del directo, pero pese a que la canaria ya se había dado cuenta de que estaba hablando con su progenitora, esta seguía hablándole en inglés, quien le decía que repitiera con ella la frase: "Amor de madre que te parió". Lo mejor de todo es que al salir de la sala, Aurah no entendía (ni ella ni la audiencia, todo sea dicho) por qué su madre se había emperrado en seguir hablándole en inglés. “Es que mi madre sabe hablar inglés”, señalaba delante de mis compañeros. Querida, no es que tu madre tenga un C2, ¡es que tú no entiendes ni papa!

Telecinco

Miriam hipotéticamente tenía que ponerse en contacto con el Chiquitistán, un país inventado en su día por Chiquito de la Calzada y que la peruana situó en Japón. Sin embargo, nada más ponerse a hablar con su madre, Haydée, la reconoció al instante. Entre lágrimas, le dijo a su progenitora todo lo que se le pasaba por la cabeza: “Mamita, ¡cómo te extraño! Estoy muy feliz, todo es por ti, por nosotras. Estoy muy orgullosa de tener una madre como tú. Mama te amo”.

Suso, al hablar con su madre, no pudo más que derrumbarse y arrancar a llorar a lágrima viva. Merche le indicó que debía seguir con fuerzas y resurgir en el concurso, además de señalarle que estaba muy contenta con el cambio que había experimentado. “Lo siento si te he hecho daño”, dijo el concursante. Terminada la llamada, aprovechó para hacer un pequeño alegato para lograr salvar a su chica: “Son dos meses durmiendo con ella, aprendiendo de ella… Es una mujer impresionante y merece salvarse”.

Telecinco

Mónica Hoyos tuvo la suerte de poder disfrutar de un dos por uno. Al otro lado de la línea se encontraba su padre, Mario: “Para mí, pase lo que pase, eres la ganadora”. Además, junto a él también estaba Luna, la hija de Mónica, quien intervenía para mandarle mensajes de apoyo a su progenitora: “Estamos contigo pase lo que pase, mami”.

Mira que Asraf tenía una pista bastante buena: iba a hablar con Marruecos. Pero ni con esas logró descubrir que al otro lado del teléfono estaba su madre. “Asraf, ¿no me conoces? ¿Cómo estás? Yo estoy muy bien. ¡Ánimo, eres el ganador!”, dijo Amina. Por su parte, Asraf le pidió que no se preocupara por nada y le prometió que cuando saliera de la casa se la llevaría a Francia.

Telecinco

Tony Spina estaba tan concentrado en que repitieran su frase, que no se dio cuenta que estaba hablando con su hermano, en vez de con un señor de Kazajistán, ni cuando comenzó a hablarle en italiano. Una vez le había conocido, Tiziano le dijo algo muy claro: “Lo estás haciendo superbién. Eres el orgullo de todos nosotros. Te está siguiendo desde Italia toda la familia”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo