Miriam Saavedra quiere ser presidenta de Perú

A pocas horas de conocerse el nombre del ganador de 'GH VIP 6', la finalista del reality ha confesado sus aspiraciones presidenciales. Por su parte, El Koala se conforma con menos y tan solo exige que le pongan su nombre a una calle.

Miriam Saavedra finalista Gran Hermano Vip
Telecinco

Quedan menos de 24 horas para que se conozca al ganador de ‘GH VIP 6’, pero parece que los tres meses de encierro les está comenzando a pasar factura a los tres finalistas… De lo contrario que se lo digan a Miriam Saavedra, que está tan convencida de que va a ganar, que la joven mea mucho más alto y ya se ve convertida en presidenta de Perú. Y no es algo que digamos nosotros, sino que la propia peruana ha verbalizado, sin ningún tipo de pudor, sus aspiraciones presidenciales. ¿Qué opinará de todo ello Martín Vizcarra, el actual y popular presidente del país andino?

Telecinco

“Yo hablo mucho con mis cámaras que son como cabecitas… ¡son superlindas!”, dijo Miriam en el confesionario, demostrando que hay que comenzar a preocuparse muy seriamente por su salud mental… “Me gustaría y me veo como ganadora, pero no me lo quiero creer. Es muy importante tener un pie en la tierra y otro en el cielo. No voy a perder la fe y a seguir luchando hasta el último momento”.

Tras este discurso más o menos lógico, la ex de Carlos Lozano confesó su gran ambición de cara a un futuro. “Me gustaría, en algún momento, por qué no decirlo, ser presidenta de mi país. Será de aquí a muchos años porque me quiero preparar. Para eso se necesita mucha experiencia”, señaló. “¡Me haría mucha ilusión! Yo también tengo derecho a aspirar a llevar a un país. Tengo un bisabuelo muy lejano que luchó en la guerra con Ecuador. Yo de aquí a 20 o 15 años podría ser una buena presidenta de mi tierra”. ¿Pasará de ser la ‘princesa inca’ a convertirse en la ‘presidenta inca’?

Telecinco

Por su parte, El Koala también tiene un sueño tras su paso por el reality. Y es que el cantante confabula con que algún ayuntamiento se estire y ponga una calle o plaza con su nombre (ediles de España, de lo contrario, le sobra con un monumento). “Yo pido mi monumento y una calle con mi nombre. Y al lado una estatua de Miriam”, indicó.

En los últimos días, el intérprete de ‘Opá’ ha arreglado sus diferencias con la que ha sido su gran apoyo dentro de la casa. Tanto es así, que si algún día escribe un libro lo piensa titular ‘Tres meses con Miriam’. “Mi gran examen ha sido convivir contigo por el aprendizaje que he vivido”, le dijo el cantante a la peruana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo