Alejandro Albalá deja a sus compañeros sin comer por bocazas

El concursante de 'GH Dúo', en calidad de 'topo', tenía la misión de boicotear la prueba semanal para que sus compañeros no lograran superarla. Aunque lo consiguió, que se fuera de la lengua provocó que el Súper acabara por invalidar la victoria.

Alejandro Albalá deja a sus compañeros sin comer por bocazas
Telecinco

Los concursantes de ‘GH Dúo’ estaban convencidos de que superarían la prueba semanal, ‘La rotonda’, la cual consistía en ‘recorrer España’ en patinete y conseguir así más de 3.500 bolas que se obtenían como recompensa cada vez que completaban el circuito plagado de rotondas. Con lo que no contaban es que Alejandro Albalá tenía la misión de boicotear la prueba y evitar que sus compañeros obtuvieran ese número de bolas. “A ver si por lo menos hago algo bien”, dijo el joven el pasado martes cuando Jorge Javier le anunció su objetivo, después de que fuera duramente reprendido por sus comentarios machistas. Pues no, la verdad es que ni eso hizo bien…

Alejandro Albalá deja a sus compañeros sin comer por bocazas
Telecinco

Alejandro Albalá, que supervisaba la prueba en calidad de ‘jefe de la semana’, se pasó todo el tiempo amonestando a sus compañeros y saltándose las normas, algo que no hizo ninguna gracia al resto de habitantes de la casa, quienes creían que se le había subido el poder a la cabeza. Además, sin que ellos pudieran verle, el santanderino robaba bolas siempre que tenía ocasión, lo que hizo que al contarlas hubieran menos de las que pensaban.

En el debate dominical de ‘GH Dúo’, cuando el Súper se dispuso a anunciar la resolución de la prueba, todos se mostraban expectantes menos Alejandro, que pegaba brincos de alegría al creer que superarían la prueba. “Debíais obtener 3.500 bolas, pero Juanmi, María Jesús e Irene las han contado y hay 3.185”, dijo el Súper antes de mostrarles lo que había estado haciendo Alejandro durante la prueba.

Alejandro Albalá deja a sus compañeros sin comer por bocazas
Telecinco

Al conocer cuál era el objetivo de Alejandro, por lo que no superar la prueba implicaba ganarla, todos se vinieron arriba y aplaudieron la labor del ex de Sofía Suescun. Sin embargo, tras cantar victoria demasiado rápido, recibieron un jarro de agua fría: Albalá es un auténtico bocazas y había dejado caer en más de una ocasión que no superar la prueba implicaba ganarla. “En las instrucciones te decíamos que no podías insinuar nada porque el ojo de ‘GH’ lo ve todo”, recordó el Súper.

Acto seguido emitieron un vídeo en el que se mostraba a Alejandro hablando más de la cuenta. “No le deis tantas vueltas y estaros tranquilos que yo te digo que esta prueba la pasamos. Por más que nos pillen errores, la vamos a pasar igualmente. Confiad en mi palabra por una vez en vuestras vidas. No pasa absolutamente nada, esta semana comemos”, les dijo a Antonio y Kiko después de que se mostraran nerviosos por no cumplir los objetivos. Cuando los concursantes, reunidos a la mesa se lamentaban de que estaban perdiendo por goleada, Alejandro volvió a ejercer de bocazas: “Nunca se sabe, ¿por qué lo dais todo por perdido? […] Mañana por la noche se descubrirá el pastel, confiad. Kiko, no te preocupes que esta semana comemos”. Tal fue el canteo, que tanto Irene como Juan Miguel se percataron de cuál podía ser su misión. “A lo mejor tu poder es podernos regalar la prueba y eso sería mágico”, señaló el peluquero.

Alejandro Albalá deja a sus compañeros sin comer por bocazas
Telecinco

Por todo ello, el Súper invalidó la victoria, por lo que esta semana tendrán que sobrevivir con un presupuesto de un euro al día por persona. Pese a que Alejandro se justificaba diciendo que lo había hecho para que no se desanimaran, sus compañeros le recriminaron su actitud. “¡No se puede quedar el niño callado! ¡Es que te deberías de haber callado la puta boca!”, exclamó Kiko. “Estabas dando demasiadas pistas, tanto es así que Irene lo había acertado”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de GH Dúo