Kiko Rivera encuentra restos de heces en la comida

Kiko Rivera hizo un inesperado hallazgo que ha revolucionado a los habitantes de la casa de 'GH Dúo'. Mientras se disponía a limpiar un pollo, se encontró restos de excrementos en el indeseado animal, provocando una gran aflicción en su esposa.

Kiko Rivera encuentra restos de mierda en la comida
Telecinco

"Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta”. Esta frase vendría resumir el ‘dramón’ que se ha vivido en la casa de ‘GH Dúo’ a costa del inesperado hallazgo que Kiko Rivera se ha encontrado en un producto comestible. El hijo de Isabel Pantoja estaba liado limpiando un pollo cuando se encontró restos de heces en el inmundo animal. “Tiene caquita”, indicó mientras ponía caras de asco. María Jesús Ruiz, no sabemos bien si en calidad de experta, se acercó para corroborar sus pesquisas. “Sí, tiene caquita. Eso es mierda de pollo”, confirmó. “¿En serio nos han traído un pollo jiñado?”, se lamentó Kiko, quien parece que nunca se había parado a pensar que los animales que se lleva a la boca en algún momento de su vida también han hecho la digestión... ¡Cuánto mal han hecho las bandejas preparadas de los supermercados!

Kiko Rivera encuentra restos de mierda en la comida
Telecinco

“Qué sabrían los carniceros. ¿Tú no cagas?”, dijo la modelo en defensa del ultrajado animal. Kiko Rivera, dispuesto a acabar con los excrementos como fuera, se puso un guante de látex para lavar el pollo, teniendo serios problemas para hacer desaparecer los excrementos. En ese momento, apareció Irene, quien parece ser mucho más aprensiva que su marido (que ya es decir). “Estaba cagado hasta las trancas, tanto que lo he tenido que lavar”, explicó el DJ. “¿Cómo te van a dar un pollo cagado? A ver si eso va a estar malo y nos vamos a intoxicar”, reflexionó su esposa.

Kiko Rivera encuentra restos de mierda en la comida
Telecinco

De hecho, el matrimonio se fue corriendo al confesionario para comentar con el Súper la tragedia vivida (lo que ese señor tendrá que soportar…). “No sé a qué vas al Súper a decirle eso”, le recriminó Kiko a su mujer. “Es que no sé si eso es normal. Yo eso no lo voy a comer, que lo sepas”, advirtió Irene. Pese a que Kiko le recordó que ya estaba lavado y que el culo no se come, Irene se negó en rotundo a meterse a la boca cualquier parte del susodicho animal. “Me voy a poner mala. Yo no como pollo cagado… Me tengo que morir para comerme un pollo cagado. ¡Ya puedo estar desnutrida!”, sentenció la andaluza. Además, propuso limpiar el animal con amoniaco o con lo que hiciera falta (menos mal que no le hicieron caso porque iba a ser peor el remedio que la enfermedad).

Kiko Rivera encuentra restos de mierda en la comida
Telecinco

Para rizar todavía más el rizo, entró en escena un auténtico experto en la materia, Juan Miguel. El peluquero explicó que lo que pasaba es que se había roto la hiel y se dispuso a limpiar los menudillos para pegarse un suculento festín. Kiko no salía de su asombro al saber lo polifacético que es su compañero, ya que aparte de estilista, concursante de realities, vidente y ex de Karina, también domina a la perfección el fascinante mundo avícola. “Esto me lo frío y me lo como yo”, anunció Juanmi. “En mi casa han tenido carnicería toda la vida”, alegó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de GH Dúo