¿Dónde están los rockeros en La Voz?

Fortu, el líder de Obús, se estrena como colaborador de QMD! para analizar, desde su profesionalidad y veteranía, a los nuevos concursantes del reality

image
1 de 7
Hay que ser auténtico

El pasado lunes arrancó la esperadísima segunda edición de La Voz, ese concurso que nos saca a luz auténticos talentos escondidos, de lo más variopinto en su origen y estilo, y pudiendo ser ellos mismos. Para venir a La Voz no necesitas ser un chico guapo o una tía buena, ni siquiera para triunfar, lo que necesitas es ser tú mismo, creer en ti y en tu estilo y llevarlo hasta el final. Y, por supuesto, una buena Voz. 

 

2 de 7
El gran Antonio Orozco

 

Como novedades, un magnífico plató de 1.200m2 que para mucho aspirantes ya será un regalo simplemente pisarlo y poder cantar en él, y un nuevo coach, en lugar del compañero Melendi se ha apuntado a esta edición: Antonio Orozco. El tipo aporta mucha frescura y naturalidad al programa. Personalmente aprecio de este coach su faceta como compositor, lo cual le hace mas completo como artista. Junto a él, la tremenda Rosario, que es el Arte; Malú, sin duda la mejor voz de todas, y David Bisbal, que representa con su propia carrera el ejemplo más claro del éxito más absoluto a partir de un ‘talent show’.

 

3 de 7
El flamenco, punto de unión

Con estos cuatro grandes artistas los concursantes seleccionados pueden estar muy tranquilos, pues con cualquiera de los cuatro estarán perfectamente asesorados. Simplemente apuntar que los cuatro coaches tienen un origen parecido en cuanto a que, de alguna manera, se les puede relacionar con rasgos flamencos: Malú más pop, Bisbal más latino, pero muy del Sur, Y la gran Rosario, claro. Esta mayoría es lógica, pues es la música folk de nuestro país, pero espero que este factor no desfavorezca a los aspirantes que esten lejos de este estilo.

 

4 de 7
Jesús Vázquez, ¡impecable!

Por cierto, el nivel general es muy bueno, pero echo de menos voces rockeras, y espero que en los siguientes programas aparezcan algunas. Desde luego en la gala de inauguración no lo percibí así. Pero pienso que fueron totalmente objetivos en sus elecciones. El más claro ejemplo fue la elección de Rosario a Idoia, de estilo totalmente retro. Al frente de este circo de tres pistas, el mejor, Jesús Vazquez, tan buen presentador como persona, sabe tanto animar al vencedor como arropar al que no lo logró... ¡Impecable!

 

5 de 7
Dina, nuestra Amy Winehouse

Pero los verdaderos protagonistas son los candidatos. Los elegidos que suben al escenario durante esta primera noche ya pusieron el listón alto, con mucha calidad y mucha diversidad de estilos. Entre las voces que más me impactanron, la de Dina Arriaza (en la imagen), que recuerda mucho a Amy Winehouse; el amplio registro del argentino Dario Benitez, la sorprendente voz lírica de Estíbaliz Martín y el toque muy personal de Idoia Bediaga. Como todos, creo, me rindo ante la originalidad del ’reggae’ de Jaume Mas.

 

6 de 7
El tirón de Bisbal

Los equipos, tras la primera gala, han quedado un poco descompensados. El tirón actual que tiene David Bisbal hace que muchos de los candidatos se decanten por él, lo cual provoca la ‘envidia’ de sus compañeros coaches. Malú apuesta por el italiano Gabri Serrini (una voz rota con mucho brillo, de un estilo parecido al mío, por cierto), y por la voz gitana de David Barrul. Rosario, por su parte, cuenta con la flamenca Estela Amaya, todo duende, y el estilo retro de Idoia. La primera concursante en aparecer en el escenario, Ainhoa Aguilar, así como el rastafari Jaume, acabanron entre las manos de Antonio.

 

 

7 de 7
Injusta salida de Sara Miró

En cuanto a David Bisbal, se queda con el equipo más grande y más diverso: Dario Benitez, Estíbaliz Martín, Dina Arriaza y Tina Riobo, una concursante de la anterior edición que repite. También quedan eliminados cuatro concursantes, con mucho potencial pero cuyos nervios les traicionaron. Pienso que con la eliminación de Sara Miró han dejado pasar una gran voz. La semana que viene os seguiré contando. Intentaré ser crítico, pero lo más justo posible.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities