"Los coaches están saturados"

Al líder de Obús le molestó que ningún coache se diera la vuelta con Raúl Pulido y después todos pidieran disculpas: "¡Por favor, que sean más sinceros!"

image
1 de 4
¿Por qué no Raúl Pulido?

La última sesión de audiciones a ciegas de La Voz fue la más pobre entre las pobres. Se nota que las audiciones van llegando a su fin, y que los coaches están saturados de escuchar tantos sentimientos, tantas almas, tanto feeling y tantos olé y olé. Quiero insistir en la excesiva diplomacia de los coaches. Cuando un talent no resulta seleccionado, se van por las ramas. ¿Por qué no reconocen que no les ha gustado y punto? A un artista que lo es de verdad esto no le va a hacer rendirse. Sabes que no puedes gustar a todo el mundo. Decir la verdad con sencillez es el mayor acto de respeto que se  puede hacer a una artista. Me molestó especialmente el caso de Raúl Pulido. Su padre era Juan Pulido, batería de La Banda Trapera del Río. Ninguno se dio la vuelta y después todo fueron disculpas… ¿Por qué? ¡Por favor, que sean sinceros!

 

2 de 4
Álex Escribano, el mejor

En esta quinta sesión aprobaron muy pocos candidatos. Una de las mejores voces de la noche fue la de Álex Escribano. ¡Deberían haberse girado los cuatro por él! Agustín Tirado fue también de los mejorcitos, de hecho el único pleno. Martín Bueno parece ser una persona muy versátil y creo que en las batallas dará mucho más. Me gustó la seguridad de Sandra Morales en el escenario, a pesar de que desafinara. Por suerte, la salvó Antonio Orozco. Pronto tendremos la oportunidad de verles brillar en las batallas...  ¡Que empiecen de una vez!

 

3 de 4
Rosario acertó dos veces

Pero para mí las triunfadoras y las más atrevidas de la noche fueron Malú y Rosario. Malú se llevó una de las mejores voces, la de Lydia Lauren. Rosario acertó dos veces: con Gonzalo Alcaín y su estilo ‘crooner’ a lo Frank Sinatra o Dean Martín aunque la voz le vibraba de los nervios, y con Cissy, una cubana acompañada por su piano con una voz bella y “con mucha alma”. Insisto en que es muy importante elegir bien las canciones, detalle que muchos de los talents parecen olvidar. También lamento la poca variedad en gustos musicales que hay entre los coaches. Estoy esperando que lleguen las batallas porque esto ya empieza a oler.

 

4 de 4
El apoyo de las familias

Esta semana quiero hacer mención especial a las familias de los talents. Es emocionante ver hasta qué punto tienen fe en su hij@, herman@ o amig@. Es muy positivo ver cómo los tiempos han cambiado y cómo hoy en día los padres apoyan hasta donde haga falta a un hijo que quiere ser artista. ¡Impensable hace años! Les acompañan, les hacen sentir seguros y están ahí para celebrar el éxito o quitarle hierro al fracaso (en la imagen, los padres de Álex Escribano). Seguimos la semana que viene... ¡Ciao bambin@s! 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities