La mujer de Darío: antes de dedicarse a la música, mi marido era fontanero

La mujer de Darío es su fan número uno

image
1 de 11
Entró por la puerta grande

En las audiciones a ciegas de Darío Benítez, los cuatro coaches se dieron la vuelta. Al final, el talent se quedó con Bisbal. Hablamos con la mujer de Darío, su fan número uno.

Darío no se había presentado a ningún concurso, ¿por qué La Voz?
Porque un amigo insistió en que se presentara. Darío lo vio como una oportunidad de trabajo. Es profesor de gospel y desde que sale en la tele tiene más alumnos. 

2 de 11
Un fontanero artista

Rebeca, ¿tu marido siempre se ha dedicado a la música?
Cuando le conocí era fontanero, reparaba calderas. Un día llegó a casa con las manos rotas de trabajar y me dijo que quería probar suerte en la música. Ahora tiene su estudio de grabación, trabaja como profesor y productor.

 

3 de 11
Entregado a la música

Rebeca, ¿qué inquietudes tiene Darío al margen del concurso?
Se ha metido a tope con la producción y acaba de terminar su estudio. Mi padre le cedió su garaje y estuvo trabajando como albañil, ladrillo a ladrillo. Aunque gane La Voz, seguirá con su estudio. 

 

4 de 11
Músico por vocación

Rebeca, Darío fue uno de los pocos que se presentó a las audiciones tocando un instrumento…
Sí, Darío actuó con piano. Toca la batería, el bajo y canta.  

 

5 de 11
Compartiendo trabajo

¿Tu marido y tú habéis trabajado juntos?
Hemos grabado juntos en plan casero, pero cada uno está con sus cosas. 

 

6 de 11
Enamorados

Darío y Rebeca, en un retrato de su boda. La pareja tiene dos niñas, Emma (6 años) y Jazz (4 meses). 

7 de 11
Los chicos del coro

Los compañeros de Darío en el coro Black Light: Carlos, Yerelín, María y Rebeca (de izda. a dcha.). Todos le apoyan de forma incondicional:“Estar en el equipo de Bisbal y ganar es de olé, es muy difícil porque hay más competencia.”

 

8 de 11
El Gospel, su vida

Darío (a la dcha. con chaqueta blanca) posa con el coro Gospel de la Iglesia, en una actuación antes de Navidad..

 

9 de 11
Un niño feliz

Darío vivió una infancia feliz en Argentina. A los 17 años se vino a España con su familia.

 

10 de 11
Una dura batalla

Darío se enfrentó a Alba Lucía en una dura batalla en La Voz 2, que ganó el argentino. Interpretaron la mítica balada de Michael Jackson I Just Can't Stop Loving You. 

 

11 de 11
Darío se proclamó ganador

Mientras Darío se clasificó para la siguiente fase, Alba logró que Malú le diera una segunda oportunidad y la repescó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities