Ángela GH9: "Todos me dicen que mis hijos son preciosos"

Tiene una ceguera degenerativa y apenas ve, pero nada le ha impedido ser feliz y formar una familia 

image
Una más en La Casa

Ángela se movía por La Casa de Guadalix como uno más, a pesar de su reducida visión: limpiaba, bailaba, hacía las pruebas, sacaba a pasear su carácter... Siempre valiente y con las ideas muy claras, hoy nos cuenta cómo es su día a día.

1 de 9
Una vida completa

Saliste de La Casa hace ya 7 años, ¿cómo es tu vida ahora? 

Muy normal, GH no me ha cambiado nada. Yo tenía mis planes y, cuando salí, los hice realidad: me casé, me quedé embarazada, tuve mellizos y sigo trabajando en la ONCE, así que estoy feliz. 

¿Mantienes el contacto con tus compañeros?

Con Melania, las gemelas Conchi y Pamela, con Andalla, Rodrigo... Y el otro día estuve con Edu y Azucena, porque estamos haciendo un calendario solidario para ayudar a un niño de 8 años con retraso madurativo. Estamos en Facebook con el nombre Todos con Edu. Juntos Podemos. 

 

2 de 9
Perdió visión por el embarazo

Siempre has sido solidaria...

¡Por supuesto! ¿Cómo no voy a ayudar a los demás siendo yo discapacitada desde los 14 años? 

¿Cómo estás de la vista? Recuerdo que te recomendaron no tener hijos...

En el embarazo perdí más visión porque mi ceguera es degenerativa. El problema era el parto, podía sufrir desprendimiento de retina. Por eso fue cesárea. Afortunadamente todo salió bien, aunque ahora tengo un 1,18 de visión: veo muy poquito, pero me manejo muy bien. (En la imagen, con Mercedes Milá, entrando en plató tras ser expulsada).

 

3 de 9
Viajará a Chicago a por un perro guía

Sí, tú con tu bastón vas al fin del mundo... 

Sí, ¡y voy a tener un perro guía! Me acaban de conceder una plaza para un curso en Rochester, Chicago, porque en España sólo hay una escuela de perros guía y no dan a basto. Empiezo el 10 de enero. Estaré un mes allí sola. Será como traerme a un hijo: yo le cuidaré y él me protegerá. (En la imagen, durante su encierro con Judith, la ganadora, y una de las gemelas).

4 de 9
Ha llorado mucho por sus hijos

Ángela, ¿es difícil ser madre?

¡Mucho! Cuando me dijeron que eran dos lo pasé fatal y cuando nacieron, peor. El primer año fue una locura. Óscar tenía que trabajar y me dejaba diez biberones con agua para hacer las mezclas. ¡Menos mal que mi suegra me ayudó! Yo he llorado mucho de impotencia. Todos me dicen que mis hijos son preciosos, pero yo no les veo. (En la imagen, el día de su boda, en febrero de 2008).

 

5 de 9
Vuelve a tener contacto con su madre

¿Qué tal con tu madre?

Bueno, ella no estuvo en mi boda, ni en mi embarazo, y vino a conocer a mis hijos cuando tenían 4 años... Ahora viene todos los viernes y se porta muy bien, pero mi relación con ella es fría. Tengo miedo de que vuelva a desaparecer. ¿Qué les diría a mis hijos? (En la imagen, en su puesto de la ONCE, en Toledo, donde vende cupones).

 

6 de 9
Feliz, junto a su familia

En febrero de 2008, Ángela se casó con su novio Óscar y enseguida vinieron los niños, mellizos: “Mis hijos, Julio y Sara, son preciosos pero son unos trastos. Me está costando mucho sacarlos adelante y más ahora con los deberes. Con 6 años están empezando a leer. Yo les ayudo hasta donde puedo y lo que no, esperamos a que llegue papá.” 

 

7 de 9
Doble felicidad, doble trabajo

Para Ángela, con una ceguera degenerativa, ha sido todo un reto criar a sus mellizos. Una bonita foto de Julio y Sara cuando eran bebés. Ahora ya tienen 6 años.

 

8 de 9
Guapa y con carácter

Ángela, guapísima en la boda de unos amigos, hace unos meses. En la casa de GH la joven fue una concursante muy cañera: no se callaba ni una. Sin embargo, guarda grandes amigos de su edición como Melania y Pamela, una de las gemelas.

9 de 9
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities