Kiko H. entrevista a la hija de Fortu

La ‘gran hermana’ ha celebrado una boda íntima a la que no ha podido asistir su padre porque está en ‘Supervivientes’, pero hoy nos cuenta todos los detalles del enlace 

image
Recién casada y futura mamá

Conocimos a Ariadna como la concursante más tatuada de GH 12+1. Hoy quedamos con ella para que nos presente a su recién estrenado marido y nos cuente cómo está viendo  a su padre como concursante de Supervivientes 2015.
Ari, ¿qué tal estás?
Enferma con bronquitis, pero feliz: me he casado, voy a ser madre... Y todo junto a Antonio, la persona adecuada.
¿Cómo os conocisteis?
Hace un año y medio yo iba a formar una banda de música. Mi padre me estaba animando porque dice que canto muy bien. Puse anuncios para buscar músicos y apareció Antonio, que en Venezuela tenía una banda llamada Tree Rails en la que era vocalista y guitarrista.

Kiko Hernández y Ariadna, en el Fortu Blues Bar, en el Centro Comercial La Plaza de la urbanización Eurovillas (Nuevo Baztán, Madrid).

1 de 14
Al principio Antonio no le gustó

¿Cuál fue tu primera impresión?
Al principio no me  gustó como chico, pero sí como músico. Me echaba para atrás que llevara la cara tan tatuada, no por mí, sino por la imagen que podía dar del grupo. Era venezolano, estaba todo tatuado... ¿y si era de la Mara Salvatrucha… (risas)? La verdad, no quería quedar con él.
Pero cambias de opinión...
Sí, después de darme mucho el coñazo quedamos un día para hablar de música. No sé qué me pasó, pero en una hora de conversación yo ya no le quería para el grupo... ¡le quería para mí para siempre! Me encandiló.
¿Ese mismo día pasó algo?
No, nos liamos a los tres días. Y a la semana ya vivíamos juntos.

Ariadna y su marido Antonio, en la casa familiar donde ella creció.

 

2 de 14
Antonio era famoso en Venezuela y México

¿Te conocía de la tele?
No y, cuando la gente me paraba por la calle, él me preguntaba por qué me pedían fotos.
¿Tampoco sabía quién es Fortu y Obús?
Tampoco, es que Antonio es un poco más joven que yo: tiene 25 años y yo, 32.
¡Se quedaría de piedra!
Sí, pero como él con su grupo tenía éxito en Venezuela y en México, la fama no le sorprende.
¿Cuándo llegó a España?
Hace dos años. …
¿Por qué no fue ningún concursante de ‘GH’ a tu boda?
No quería a nadie de la tele.

 

3 de 14
Una boda muy íntima

 ¿Cuántos fuisteis?
Fue muy íntimo, trece personas, no vino ni la familia de mi padre ni tampoco la de Antonio, que está en Venezuela.
¿Cómo llevó tu marido casarse sin su familia?
Chungo, porque las cosas en Venezuela están muy mal y un billete de avión allí cuesta 3.000 euros. Lloró mucho en la boda porque les echaba de menos.
¿Cuándo pedisteis el permiso para casaros?
En enero.

En la imagen, Ari con una foto de un jovencísimo Fortu, líder de Obús.

4 de 14
Dentro de un año celebrarán una gran boda

En ese momento Fortu todavía no sabía que concursaría en ‘Supervivientes’.
Claro, se enteró una semana antes de viajar a Honduras.
¡Menudo disgusto!
Sí, le dio mucha pena, pero yo le dije que no se preocupara porque, cuando mi niña tenga un año y podamos traer a alguien de la familia de Antonio, celebraremos una gran boda. Y me vestiré de blanco, estará mi padre, invitaré a todos mis amigos, también los de GH...
¿Echaste mucho de menos a tu padre?
¡Por supuesto! A mi madre la quiero un montón, pero yo siempre he sido el ojito derecho de mi padre. De pequeña decía que me iba a casar con mi padre. Estaba obsesionada.

 

5 de 14
Antonio, guitarrista y tatuador

¿En algún momento has pensado que Antonio ha querido casarse contigo para legalizar su situación en España?
No, la idea de casarnos fue mía, no de Antonio. De hecho, él no quería casarse precisamente por eso. Decía que hasta que mi familia no estuviera segura de él, no quería dar el paso.
Pero si no os hubieras casado, él habría tenido que regresar a Venezuela, ¿no?
Claro, pero no ha sido por eso. La boda ha sido más que nada por el tema de la niña.
¿De qué vivís?
Antonio es tatuador, y de los buenos. Hemos estado viviendo y seguimos viviendo de sus tatuajes. Tiene un estudio en San Fernando de Henares. Trabajamos juntos allí. Yo llevo las citas, trato con la clientela, hago publicidad…
¿Es que ya no te sale trabajo como maquilladora ?
Así es, después de GH me decían que tenía muy buen curriculum, pero que no querían a nadie de la televisión.

 

6 de 14
Carmen Lomana, patética

Hablemos de ‘Supervivientes’, ¿cómo estás viendo a tu padre?
Está muy suave, acaba de empezar y quiere conocer a todos, aunque algunos ya se están dando a conocer y mucho.
¿Te refieres a Carmen Lomana?, ella le ha llamado vago, marrano e inservible...
Sí, y a Suhaila. Lomana tiene mucho peso mediático, pero está demostrando que es patética. Vaga es ella, que está acostumbrada a pagar para que se lo hagan todo, y marrana también porque es una marranada lo que hizo el año pasado: aprovechar que su hermano Rafa estaba aislado en Supervivientes para ponerle verde, eso sí es una marranada. ¡Lomana es una marrana de la vida! Y, además, llamó frikis a todos los concursantes de 2014. Entonces, ¿qué hace ella este año allí? Sólo por eso ya habría que echarla.

 

7 de 14
Fortu es un luchador

¿Crees que Lomana va a durar mucho en el reality?
No creo, no aporta  nada. En el momento en el que empiece a pasar hambre, tenga que comer con la mano y limpiarse con una hoja, se hunde. ¡Si sólo hay que verla con pamela!
¿Y Fortu, tu padre?
Va a dar mucho juego. Todavía no se ha visto, pero es un tío muy divertido. Si tiene que reír, llorar, cabrearse, discutir o comer con las manos, lo va a hacer. Además, es noble, humilde, sensible, buen compañero y muy luchador. ¿Cuántas personas llevan 30 años sin rendirse en su profesión, tanto si les va bien como mal?, porque ha habido momentos en los que no ha tenido qué llevarse a la boca.

 

8 de 14
Fortu tiene un carácter fuerte

¿Tiene mala leche?
Tiene un carácter fuerte. Se ha criado en el Pozo de Vallecas, con eso te lo digo todo.
También es muy cariñoso...
Sí, mi padre tiene el mismo defecto o virtud que yo: se encariña súper rápido con la gente. Mi padre es un tipo que nunca te miraría por encima del hombro, como lo haría Lomana, que es una estirada porque tiene más que tú y que yo.
El otro día lloró por tu boda, ¿crees que le dio rabia hacerlo por su imagen de rockero?
Seguro que no le gustó mostrar su lado sensible, pero me alegro de que lo hiciera. Yo quiero que el público también vea eso. Él es muy buena persona, es un rockero, sí, pero muy sensible.

 

9 de 14
¡Todos con Fortu!

Si gana los 200.000 euros, ¿en qué los va a invertir?
En asegurarse su jubilación porque llegará un momento en que tendrá que dejar los escenarios. Y también quiere ayudarme a montar un estudio de tatuajes para que Antonio y yo podamos mantener a su nuestra familia.
Después de tantos éxitos con Obús, ¿cuál es su situación económica?
Hace 30 años ganó mucho dinero. Nunca nos ha faltado nada, pero ahora no tiene un puñetero duro. Los conciertos le dan para comer, pero mi padre es una persona humilde, por eso sé que no abandonará. Se merece ganar: ¡Es un tipo grande! 

Ari, en el Fortu Blues Bar, en el Centro Comercial La Plaza de la urbanización Eurovillas (Nuevo Baztán, Madrid), donde se reúne con los suyos para apoyar a su padre.

 

10 de 14
Ari, una ligona

Ari le dijo Kiko Hernández que su perro Dexter era un poco travieso, pero a él le pareció muy bueno, como ella, a pesar de esa imagen de dura con tantos tatuajes, confesó: “Soy todo lo contrario, anti-drogas, y no me gusta la gente que consume. Tampoco bebo alcohol. Antonio es igual que yo. Somos súper sanos y muy caseros. Eso sí, los chicos me gustan mucho, habré estado con 200.”

 

11 de 14
Llamará a su hija Nirvana

Ari, en otro rincón de la casa familiar, está deseando tener a su pequeña Nirvana en brazos: “La gente piensa que el nombre es por el grupo de Seattle y, aunque nos gusta, no es así. Es por el significado de estado pleno de felicidad.”

 

12 de 14
En el fondo son unos clásicos

Ari y Antonio se casaron por lo civil el 18 de abril en el Ayuntamiento de Villar del Olmo (Madrid). Ella respetó las tradiciones porque en el fondo es una clásica: ”No dormimos juntos la noche anterior, llegué tarde tres cuartos de hora, en la ceremonia nos leímos unos votos preciosos y nos tiraron arroz.”

 

13 de 14
Una pareja... contenida

Eso sí, la noche de bodas no consumaron por prescripción médica: “Al principio del embarazo tenía tantas ganas, que tenía a Antonio esclavizado. Luego me empezaron a dar contracciones y me dijeron que era por practicar tanto, que tenía que contenerme. Ahora imagina cómo estoy...”

 

14 de 14
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities