Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Jesús Manuel pone en su sitio a Lydia

Su aterrizaje ha sido discreto, pero poco a poco ha ido ganando protagonismo, tanto que mi compañera Lydia siente que peligra su puesto. ¡Normal! De profesionalidad y sentido del humor, va sobrado

1 de 11
Siente que ha vuelto a casa

Hace nueve meses que  comparto plató con Jesús Manuel, un periodista todoterreno que trabaja en Espejo Público (Antena 3), en Sálvame y Deluxe (Tele 5), en la televisión de Castilla-La Mancha, en la revista Tiempo... Hoy le entrevisto para que me cuente cómo lo hace y cómo siente que ha encajado con sus nuevos compañeros.
Jesús Manuel, ¿tenías ganas de trabajar con nosotros?
Sí, porque yo empecé en televisión con La Fábrica de la Tele, entonces Atlas. Montaron el programa Aquí Hay Tomate en marzo de 2003. Entonces los directores eran los que hoy son los productores y la cúpula de La Fábrica... Reencontrarme con ellos ha sido una alegría. Sentí  que volvía a casa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Le daban miedo los Kikos

Desde la otra cadena, ¿cómo nos veías?
Los comentarios de la gente que yo conozco siempre han sido buenos. Es más, en la otra cadena estamos muchos que un día estuvimos en La Fábrica...
‘Sálvame’ es un programa muy cañero, ¿no te daba un poco de pánico?
Sí, el miedo a la maquinaria y, especialmente, a Kiko Matamoros y a ti.
¿Por qué?
Porque no os conocía y porque creo que los dos sois los brazos ejecutores del programa, sobre todo tú.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Desde que baila la jota es más famoso

¿Por qué te daba tanto miedo?
Lo haces estupendamente pero, cuando te metes en ese papel, no sabes dónde está el límite. Eso me parecía al principio. Incluso pensaba que nunca podría tener complicidad contigo. Ésa fue la primera equivocación que tuve.
Y ahora, desde dentro, ¿opinas lo mismo?
No, los buenos no son tan buenos y los malos no son tan malos.
¿Te has arrepentido de estar en ‘Sálvame’?
Para nada, es una de las decisiones más acertadas que he tenido profesionalmente, aunque a mi entorno no le gustara.
¿Qué decían?
Que estaba loco, que me iba a perjudicar y que no era mi sitio. Pero yo decidí que sí era mi sitio.
¿Eres más popular ahora?
Si te digo que no, te miento.  Llevo 16 ó 17 años haciendo información y ahora me dicen:  “Mira, el de la jota.” Y nadie me conoce por sacar a la luz lo de Botsuana del Rey Juan Carlos.
¿Qué es lo más surrealista que te han dicho por la calle?
Entrar en una tienda para comprar verdura y que me digan: “Oye, ¿me bailas la jota?”
¿Y se la bailas?
Pues no. A las doce y cuarto de la mañana de un sábado, que no sé ni quién soy…
Jorge Javier enseguida te caló. Dijo que venías a quedarte con una silla, ¿es así?
No, ni antes ni ahora. Considero que en el programa hay cuatro personas que son Sálvame, y los demás somos eventuales. Y a mí, además, me gusta tener los huevos en muchas cestas. Pero Sálvame me ha dado una cosa que Jorge ha definido muy bien. Me gusta mucho la información, pero también el show televisivo. Porque yo hice Periodismo, pero también Arte Dramático.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
A Fran Rivera le mandaría al psicólogo

¿Cuántas carreras tienes?
Estudié Psicología y Arte Dramático. Luego Periodismo y, cuando terminé, hice prácticas en Galicia y de allí me incorporé a Aquí Hay Tomate. Como siempre tenía que tirar de amigos abogados, luego decidí matricularme en Derecho por la UNED. Sólo me queda Derecho Financiero y Tributario II.
¡También Derecho! ¡Ahora nos podrás defender a todos!
Bueno, a algunos sí.
¿A quién no defenderías?
A los que tienen mejores abogados.
¿Te han puesto muchas demandas?
Ninguna.
Como experto en la materia, ¿a qué personaje famoso mandarías al psicólogo?
¡Buf!, a muchos, a Francisco Rivera, a Carmen Lomana, a  Kiko Rivera... incluso se lo pagaría como regalo.
¿A quién te gustaría entrevistar?
Al rey Felipe.
¿Y a la Reina?
También, pero prefiero a los titulares, no a los consortes.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Dedicado al trabajo en cuerpo y alma

Sé que madrugas mucho...
Sí, me levanto a las 6:30 horas.
¿Y qué haces tan temprano a esas horas?
Voy al gimnasio, luego a Espejo Público o a Castilla-La Mancha. Si no, voy al Ateneo, que es donde estudio Derecho. Cuando no, leo, preparo algún tema, escribo un artículo, lo mando... A mediodía suelo quedar a comer con algún personaje o alguna fuente y hablamos. Si tengo después Sálvame, voy al programa y, cuando termino, me voy a cubrir algún evento, porque a mí lo que me gusta es el trabajo de calle. Voy, conozco, pregunto, vuelvo… Soy una pu.. de la información.
¿Qué haces cuando no tienes trabajo pendiente?
Hace meses que no tengo una tarde sin nada que hacer. Hoy sí, y me he leído el libro de Jorge Javier. No me gusta la casa, ni la televisión, ni los sillones… Si me quedo, es para ponerme a leer.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Dice que no quiere desbancar a nadie

Parece una vida aburrida...
Es que lo es. En los últimos cuatro años, vacaciones he tenido muy pocas. Los fines de semana se han reducido a la biblioteca.
Entonces, ¿con qué disfrutas en tu tiempo libre?
Con mis amigos, nos reunimos en casas a comer, cenar, hablar, debatir... Me gusta mucho viajar, conocer pueblos del interior. Me gusta la tranquilidad. No soy de discotecas ni pubs.
En el ‘Poli Deluxe’ parecía que querías dejar fuera de juego a Lydia Lozano.
De verdad, no quiero desbancar a nadie.
Pero dime la verdad, ¿qué ha ocurrido entre Lydia y tú?
La relación con Lydia no ha ido hacia arriba, ha ido hacia abajo.
¿Por su parte o por la tuya?
No sé, yo pensaba que era más por la suya. Cuando llegué, hubo mucha alegría y luego se apagó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Entre la jota y el chuminero

Afirmaste que Lydia te había defraudado personalmente y la dejaste noqueada.
Mi intención no fue noquearla, pero Lydia no es lo que yo creía… Por ejemplo, a Chelo García Cortés la conocía poco y ha sido un osito Mimosín: me ha querido y apoyado, y no me lo esperaba de Chelo.
¿Le molesta a Lydia que tú seas convocado y ella no?
Le molesta cualquier variable extraña. Lydia podría estar más segura por los años que lleva, porque sabe que da juego, porque a los directores les encanta... Pero llega uno nuevo y ella piensa que le va a quitar el sitio, cuando la silla de Lydia sólo se la podría quitar una Guerra Civil. No es un problema nuestro, es un problema suyo de inseguridad.
¿Lydia te ha decepcionado?
Me ha decepcionado personalmente: como compañero, yo esperaba más de Lydia.
¿No puedes haber sido tú el culpable?
A lo mejor Lydia esperaba también más de mí, y yo comencé a conocer a todos y mi cariño se repartió de otra manera y no me centré en ella… Pero yo a Lydia le tengo mucho cariño.
¿Te parece que Lydia como profesional ha caducado?
No, Sálvame tiene tres vertientes: información, formación y entretenimiento. Lydia hace estupendamente bien el entretenimiento.
¿Cómo es como persona?
Buena tía, pero muy insegura.
Tu jota ha desbancado claramente al ‘chuminero’. ¿Es tu primera victoria?
No, ¡el suyo es baile moderno y el mío, tradición popular! (Risas).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Dice que no quiere ser del Eje del Mal

A ti te gustaría estar en ‘El Eje del Mal’, ¿verdad?
A mí me gusta ser independiente. Y recuerda que al principio mis enfrentamientos fueron con Matamoros y contigo.
Es verdad, estuvimos un poco a la defensiva.
Sí, estabais probándome a ver cuán de friki era...
De todos los compañeros que has tenido, ¿con quién no volverías a trabajar?
Con una persona a la que he querido, he admirado, pero no querría trabajar más con él, ni siquiera tenerlo cerca.
¿Te hizo una faena gorda?
No, pero la decepción es lo que más me duele. Y en nuestra profesión, gente que vaya de frente, hay muy poca.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Belén Esteban es la generosidad absoluta

Defíneme a Mila Ximénez.
Un monstruo en todos los sentidos. Te puede amar y destruir.
¿Mejor tenerla de amiga?
Jamás la consideraría enemiga y creo que ella a mí tampoco. Es una tía lista.
Kiko Matamoros.
Empiezo a conocerlo y me lleva a apreciarle.
Chelo García Cortés.
Es un osito, uno de los regalos de Sálvame.
Karmele Marchante.
Una histórica de la tele y cordial y muy cariñosa conmigo.
Belén Esteban.
Para mí Belén es la generosidad absoluta y una impulsiva irracional. Desde que expliqué que se puede ser amigo de las dos partes, creo que Belén me aprecia más. Cuando yo conté que puedo ser amigo de Campanario y que puedo tener muy buena relación con Belén, yo creo que Belén me mira con otros ojos.
Raquel Bollo.
La conozco desde hace más tiempo. Para mí, a Raquel le ha hecho buena Carmen Gahona.
¿Antes no la veías buena?
Antes la veía una portavoz de Cantora, y Cantora la utilizó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Patiño y Gema López, grandes compañeras

Tú siempre tienes buena información de Cantora, cuéntame...
Están viviendo la situación más amarga de su vida. Contaban con un tercer grado y no se le ha concedido. Eso les ha embargado de tristeza, de humillación. Consideran que la mayor injusticia de este país se ha producido en la piel de Isabel Pantoja.
¿Crees que Isabel Pantoja se irá fuera de España?
No, como mucho tres meses. Ella necesita Cantora, a su gente, sus fans. Isabel puede actuar en el Lope de Vega y la aparición sería maravillosa, pero tampoco la veo cantando en Nueva York.
Gema López.
Una gran compañera.
María Patiño.
Una segunda gran compañera. Son más compañeras ahora, en Tele 5, que en Antena 3.
Terelu Campos.
Una compañera a la que me gustaría conocer de verdad.
¿Todavía no la conoces?
Yo podría estar con algunos compañeros toda la vida y no los conocería, y a otros con una noche los he conocido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Kiko Hernández, su descibrimiento

¿A quién no conocerías en toda una vida?
Por herméticos y porque no cuentan y hacen un tipo de vida muy distinta a la mía, a Karmele y a Raquel Bollo.
Jorge Javier Vázquez.
Jorge apareció en mi vida en 2003 y soñé con que se quedara en mi vida. Los sueños a veces se cumplen.
¿Y Paz Padilla?
Paz fue de las primeras en decirme: “Tienes que venirte a Sálvame.” Disipaste miedos, Paz. Gracias.
¿Y qué me dices de Kiko Hernández?
Un hombre que se esconde detrás de una máscara.
¿Y qué esconde?
Esconde a un tío familiar y a un gran compañero. Yo creo que tus amigos te tienen que considerar muy buen amigo, pero que has utilizado una máscara para hacer de brazo ejecutor de un programa y que, de esa manera, nadie pueda decir: “¡Pero tú, más!”. Mis descubrimientos sois Kiko Matamoros y tú. Aunque Matamoros, menos. Contigo, en el momento en el que te calé, me di cuenta de que no coincidía la realidad con la apariencia diaria de Sálvame.
¡Pero no descubras mi secreto, que me quedo sin trabajo! (Risas...)

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities