Resumen del primer debate de GH VIP: ¡Calentito, calentito!

El primer debate de GH VIP 4 ha venido cargado la primera bronca entre los concursantes, los primeros grupitos dentro de la casa y los primeros secretos entre ellos... y ajenos a todo, fuera también se lía gorda entre Makoke y laura por las declaraciones de ésta contra su 'no-hermanastro'. ¡Tela!

image
Las batallitas de Francisco Nicolás

El que fuera apodado “pequeño Nicolás” tiene historias mil para no dormir. Hace unas pocas noches, Fran (como prefiere que le llamen), consiguió ganarse a muchos de sus compañeros, a los que reunió a su alrededor para contarles sus aventuras entre los altos cargos del Partido Popular.

Entre ellas, soltó algunas perlas como: “a los 15, Aznar me nombró en la fundación FAES, que él presidía, el responsable de los jóvenes”, “cuando pasó lo mío, gente del PP que no hablaba conmigo ha vuelto a retomar el contacto”, “en el PP nadie asume las consecuencias: aunque yo sea amigo tuyo, si a ti te pasa algo, aunque tú no hayas hecho nada, yo no quiero saber nada de ti porque me perjudica a mí y a mi sueldo” o “en los servicios de Inteligencia hay unos 'protocolos de daños', que los activan según sea la información, la desactivan si quieren y no sale a la luz. El problema es que los servicios de Inteligencia están politizados”. ¡Casi nada!

1 de 15
Fran, aprendiendo a convivir

Eso sí, el chico sabrá mucho de moverse entre los políticos como pez en el agua, pero de las tareas del hogar ni idea: “Yo no sé hacer nada, ni hacer la cama, ni planchar... a mí la ropa me llega planchada”. Ahora entendemos su frase de “yo soy muy clasista y muy clásico”. ¡Y un poco torope también! Belén tuvo que enseñarse a hacer la cama: “¿Esto para qué sirve?”, decía con la sábana bajera en la mano. ¡Qué cuadro!

 

 

2 de 15
Rappel y sus nuevos becarios

Eso sí, para la jarana siempre está dispuesto: al ver que Rappel le dejaba una de sus túnicas a Javier, Fran no se lo pensó y dijo “yo también quiero”. Vamos, como en todo. Y hasta se atrevió a leerle la mano a Rosa Benito: “veo mucho dinero”, le dijo. ¿Será porque es la próxima ganadora de GH VIP? Tendremos que esperar unos meses para confirmar si las túnicas de Rappel le han traspasado los poderes del vidente...

 

 

3 de 15
Laura, incómoda con Javier

La que no lo está pasando tan bien en la casa es Laura Matamoros, que ya torció el gesto nada más llegar a la casa y ver a su 'no-hermanastro' desembalando la casa. “Tranquila, tranquila”, le tuvo que decir Javier. Eso sí, parece que con Liz ha hecho buenas migas, pero le tuvo que explicar un pequeño detallito: “No es mi hermanastro. Hermanastro es cuando compartes una sangre”. Y acabó hablando de Kiko: “Si yo fuera mi padre y estuviera dolido de verdad, lucho por mi hija”. “Yo creo que tenéis una guerra de egos”, le dijo la dominicana, algo que dejó pensativa a Laura...

La que también torció el gesto cuando Laura empezó a hablar de su 'no-hermanastro' y de su padre, fue Makoke... ¡Qué humos!

 

 

4 de 15
Un nuevo faraón en el rebaño

Por su parte, Javier Tudela pasó de ser esclavo a faraón por obra y gracia de los telespectadores. Sus compañeros le felicitaron y Laura, muy sonriente, también, pero el nuevo puesto de Javier tenía un precio: debía enviar a uno de los faraones entre los esclavos: Alejandro Nieto fue el elegido, pero puede relajarse un poco porque no todo son malas noticias: el míster ha conseguido la inmunidad. El colaborador de 'Sálvame' Kiko Hernández entró en la casa a hurtadillas para esconder (muy mal, por cierto) una estatuilla del dios Horus, que otorgaba la ansiada inmunidad a quien la encontrara.

 

 

5 de 15
Laura, pensativa tras hablar con Rappel

Rappel le echó las cartas a Laura. Ella se quedó bastante tocada , y hasta acabó entre lágrimas cuando el vidente le dijo que tenía una protección muy fuerte de su abuela ya fallecida, y que Kiko, en el fondo, es un hombre muy sentimental: “Sé que, en un futuro, tu padre y tú tendréis un entendimiento”, le dijo. Makoke reconoció saber el por qué de esa difícil relación, pero aseguró que le corresponde a él contarlo.

 

6 de 15
Las redes sociales, contra Kiko y GH

Las redes se echaron sobre los organizadores de GH, ya que habían vendido a bombo y platillo la vuelta a Guadalix de Kiko. Incluso él mismo había dicho en 'Sálvame' que entraba en la casa para 'ponerla patas arriba'. Al final, ni patas, ni arriba, ni entrada: sólo volvió para colocar la estatuilla y los concursantes ni le vieron. Eso sí, pudieron ver un súper resumen de su aventura a hurtadillas en Guadalix de dos minutos en el que explicaba cómo conseguir la inmunidad. ¡Qué fiasco!

 

 

7 de 15
El ''futuro amor'' de Rosa

Rappel también le echó las cartas a Rosa Benito, a la que dijo que iba a tener un nuevo amor, pero ella tiene clarísimo que no será Amador: así se lo confesó a Liz, a la que le negó tres veces (como Judas) que fuera a volver con él “es que he tenido un cambio en 6 meses que no te puedes ni imaginar”, le dijo, y parece que ha sido sólo a mejor. Eso sí, Rosa no se cree nada y se tomó a broma las palabras del vidente...

 

 

8 de 15
Rosa Benito, budista practicante

Lo anterior no nos pillaba de sorpresa, pero esto sí: a pesar de que Rosa es una cristiana devota que no cambia a su Virgen del Rocío por nada, le ha confesado a Carlos Lozano ser budista practicante, una religión que le ha hecho encontrar el equilibrio y que su vida haya mejorado tanto desde su ruptura con Amador.

 

 

9 de 15
A Rosa le gustan jovencitos... y no tan jovencitos

Podríamos decir que Rosa no tiene filtros en cuanto a edad, y es que le hacen tilín, al menos, dos concursantes: Carlos Lozano (que ya lo dijo antes de entrar en la casa) y Julius, el chef. De hecho, Carlos, que no pierde ocasión, le dijo a Rosa que estaba muy bien para tener 60 años. Uy, Rosa, Rosa... ¿habrá 'edredoning'?

10 de 15
Un Carlos muy poco Lozano

Precisamente Carlos ha protagonizado el primer encontronazo a pocos días de haber empezado, y es que las copas de más es lo que tienen, que uno se pone a decir tonterías, y si los demás no están algo bebidos... no tienen tanta gracia.

Carlos empezó con la bromita de que Fran era gay por dormir con Javier Tudela (aunque Liz estaba mucho más pegada a él... concretamente abrazada), cosa que no le sentó nada bien al pequeño Nicolás, que según salió Carlos de la habitación, se vino arriba y soltó: “No le he soltado una hos... porque estamos en directo. Yo también puedo decir que él es cocainómano, pero de broma, ¿eh?”, pero se le bajaron pronto los humos cuando volvió Carlos y le preguntó: “¿Ya me has perdonado?”, “Sí, si ya se me ha pasado”, contestó entre risas.

11 de 15
Un Fran muy chulito... a solas

Más tarde, en el confesionario, Fran le dejó un consejo al presentador: “mi recomendación es que se limite un poco mejor el alcohol”. Eso sí, ni corto ni perezoso, Carlos le ha dicho a Liz: “Empieza la guerra, que es lo que mola en el fondo”. ¡Al final va a ser él el que empiece a meter cizaña!

No entendemos por qué una broma de este tipo le sienta tan mal a un chico joven como él a estas alturas del siglo XXI, pero sí defendemos su postura de que Carlos debería apartar las copas unos días de su alcance...

 

12 de 15
Belén se viene abajo

La que no está para muchas fiestas es Belén Roca. La sobrina de Camilo José Cela se emocionó al recordar en el confesionario a su novio, Dani, fallecido hace unos meses en un accidente de tráfico. El siempre positivo Julián Contreras le ha animado a que sonría, “ilumine” la casa y que no hable de algo que le afecta tanto.

 

 

13 de 15
Sema, la alegría de la casa

El amiguísimo de Isa Pantoja ha llegado a Guadalix para pasárselo bien, y poco le importa lo que digan de él, así que sin miramientos se plantó el pijama de leopardo que le regaló Belén Esteban antes de llegar a la casa y organizó un desfile de pijamas por todo lo alto.

 

 

14 de 15
Buenas migas con Liz

También le ha contado al Súper que ha conectado muchísimo con Liz, y ya se hacen confesiones sobre hombres: “a mí no me importaría con alguno...” o “Tiene un buen culo Alejandro, ¿eh?”. Aunque entre tanta risa también hay momento serios que le permiten sincerarse: “Yo soy muy pudoroso con mi cuerpo. He estado tres años sin ir a la playa porque tengo pecho. La única solución es operarme”, le dijo a Carlos.

 

 

15 de 15
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities