Las broncas de Carlos Lozano en 'Gran Hermano VIP'

El presentador, pese a su antigua imagen de hombre apacible, se ha convertido en el inquilino de la casa de Guadalix más polémico por las continuas discursiones con sus compañeros.

image
1 de 12
Carlos Lozano, el más polémico

Carlos Lozano ha pasado de ser el yerno perfecto al típico cuñado de manual. El que fuera uno de los presentadores más cotizados de la pequeña pantalla, gracias a su conducción de las primeras ediciones de ‘Operación Triunfo’, y uno de los más queridos por la audiencia, se ha convertido a su paso por ‘Gran Hermano’ en el epicentro de todas las polémicas dentro y fuera del concurso.

Odiado por muchos y querido por pocos (al menos dentro de la casa), Carlos Lozano ha tenido broncas monumentales en el reality con casi todos sus compañeros. Rosa Benito, Rappel, Julián Contreras o Alejandro Nieto han sido algunos de los afectados por el temperamento del madrileño. ¡Pasen y vean, porque Carlos Lozano tiene para todos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Peleado con todos

Carlos Lozano entró en la casa de Guadalix por la puerta grande: Primera fiesta, primera movida. Y lejos de focalizar su ira en una sola persona, decidió cargarles el muerto a todos. Todo comenzó porque al presentador se le fue la mano con el alcohol y acabó bastante mal (soliloquio de por medio incluido). A la mañana siguiente, ante la falta de una botella de ginebra, sus compañeros decidieron echar la culpa de su ausencia a él. Y claro, cuando estas acusaciones llegaron a sus oídos, no se lo tomó precisamente bien.

"No soy alcohólico ni tengo problemas con el alcohol. Tengo una hija en casa y no me gusta que se piense que soy alcohólico. Sois gentuza", les dijo a todos sus compañeros reunidos. En la siguiente gala, volvió a sacar el tema y dijo a la audiencia: "Si yo tengo problemas con el alcohol lo digo y no me importa, pero es una acusación muy grave. Yo gasto bromas, las encajo, pero nunca se me ocurriría ir con estas artimañas".

Otro de los enfrentamientos recientes que ha tenido con casi la totalidad de la casa fue tras la resolución de la prueba semanal en la que tenían que hacerse pasar por el personal de un balneario. “¡Sois una banda de mataos, de muertos y de albóndigas, parecéis difuntos!”, espetaba Carlos por la supuesta inoperancia del equipo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Rifirrafe con Francisco Nicolás

Siendo justos, antes de esta primera gran bronca, Carlos Lozano ya había tenido un pequeño rifirrafe con Francisco Nicolás. Durante una agradable velada de acercamiento, el madrileño dijo en tono jocoso que el supuesto exconfidente del CNI era homosexual. “Es gay y está con mi amigo. Él en el fondo es gay. No lo sabe nadie, es una exclusiva. Cómo le va a decir a Aznar que es gay”, decía un achispado Lozano a Liz tras ver al pequeño Nicolás tumbado en una cama al lado de Javier Tudela.

 Estas palabras sentaron muy mal al joven, que decidió contraatacar. “Creo que te has tomado unas copas de más. Me está sentando mal”, dijo Francisco, a lo que añadió una vez Lozano se fue: "No le meto una hostia porque estamos en directo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Pelea entre fogones

Aunque con Julius hizo buenas migas, eso no quitó para que tuviera sus desencuentros. Una conversación matutina en la que Carlos se mostró demasiado chulesco provocó que el cocinero le confesara a Laura Matamoros: “Con Carlos la voy a tener pero en breve porque me está tocando los cojones y porque es un imbécil. Dice las cosas en tono de humor, pero las lanza”.

Después se sentó con Carlos Lozano para aclarar la situación. “Ahora en serio, porque últimamente no haces más que hacerme sentir incómodo. No es por nada en concreto […]. A lo largo de los últimos días vas un poco a machete con tu sarcasmo que me toca un poco los huevecillos”. Aunque el presentador se excusó, Julius siguió un rato con la mosca detrás de la oreja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Rosa Benito, su gran enemiga

La convivencia con Rosa Benito comenzó a las mil maravillas, llegando incluso la colaboradora de 'Sálvame' a insinuar que se sentía atraída por Lozano. Sin embargo, pronto comenzaron a surgir las primeras desavenencias, convirtiéndose hoy en día en grandes enemigos. Aparte de por su actitud chulesca, la colaboradora le echa en cara al exmodelo su falta de participación en las tareas del hogar.

Carlos no has hecho nada hoy y lo tienes que reconocer. Estoy toda la tarde contigo y te veo tomando el sol”, le dijo Benito durante el transcurso de la prueba semanal del balneario. Esto hizo alterar a Lozano, que le llamó a la cara aburrida. Apodando al grupo integrado por Rappel, Laura Matamoros, Raquel Bollo y la propia Benito como las “señoras del visillo”, el presentador afirma sentirse muy cansado de la convivencia con ellos. “Con esas personas en especial no voy a tener ningún tipo de ‘feeling’. Ni los miro, me dan asco. Estoy intentando ni mirarles a la cara, porque solo su presencia cerca me produce mucho rechazo”, afirmaba en el confesionario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Carlos, de Raquel: "No nos aguantamos"

Raquel Bollo forma parte del grupo de "las señoras del visillo", lo que hace que no se lleve precisamente bien con Lozano. La bronca más fuerte que ha tenido con el presentador tuvo lugar durante unas nominaciones a la cara en las que el presentador, al ver que le daba 3 puntos, respondía con la misma jugada. “Ella va subiendo de puntos… pues vamos a darle 3 a ella también”, dijo.

“Yo voy subiendo los puntos según van subiendo tus mentiras”, le replicó Raquel, al mismo tiempo que se enzarzaba en una bronca con Lozano para justificar su nominación. A raíz de aquello, Lozano no ha vuelto a tratar a la ex de Chiquetete de la misma manera. "No nos aguantamos. No hay afinidad", ha llegado a decir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Polos opuestos

Lo de Rappel con Carlos Lozano es más un enfrentamiento en la sombra que un combate directo. Ambos tienen maneras muy diferentes de comportarse y relacionarse con la gente, lo que hace que se desprecien mutuamente. “Noto que cuando Carlos se acerca y estoy contando cosas él pone caras. El problema es que él no tiene ninguna experiencia interesante que contar, tan solo que trabajó en la tele y que se ha tenido que ir al Perú. […] En el fondo es un acomplejado. Ha pasado al olvido”, dijo el tarotista a Laura.

El último gesto por parte del presentador que ha hecho enfadar a Rappel ha sido la invención de un nuevo mote: "Míster Rabbit". Eso sí, aunque Rappel se ha sentido dolido, no sabe muy bien lo que significa lo que él pronuncia como “Míster Romit”. “Es un poco mayorcito para poner motes. A mí no se me ocurre poner un mote a nadie porque tengo el suficiente respeto y la suficiente educación”, se defendía Rappel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
¡Cómo está el servicio!

La prueba semanal del balneario fue sin duda la más movida para Carlos de lo que llevamos de concurso. Tras pelearse con Raquel Bollo y Rosa Benito, le tocó el turno a Belén Roca

La joven le echó una reprimenda por no atender sus funciones en la cocina y estar hablando con los clientes. Lejos de amedrentarse, Carlos le contestó de una manera que a Belén no le gustó nada, enzarzándose los dos en una airada discusión. "¡Cállese, por Dios! No paras de hablar y de decir tonterías", le dijo. Todo terminó con Roca llorando y lamentándose porque la tratara tan mal y Lozano justificando en todo momento su actitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Sema saca las uñas por Julián

Cuando Lucía Hoyos y Julián Contreras estaban al borde de la expulsión, Carlos Lozano hizo un contra-alegato para posicionarse del lado de la modelo. “No tengo motivos, pero si tengo que decidir entre Julián y Lucía, prefiero que se vaya Julián porque pertenece a un grupo que no tiene nada que ver contigo", afirmó.

Estas palabras hicieron estallar a Sema, quien veía como se estaba traicionando el apoyo dado a Lozano por parte de su gran amigo, Julián Contreras. “Haz un contra-alegato coherente. Si ellas tienen un problema contigo, será porque tú has hecho algo, no por culpa de Julián. No puedes soltar esa gilipollez”. Carlos le rebatió llamándole “bipolar” e insinuándole que solo hablara con aquellas personas que lo aguantaran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Bronca con Julián Contreras

Carlos Lozano discutió con Julián Contreras después de que Alejandro le contara que el hijo de Carmina Ordoñez había dicho que a él le gustaba propiciar los enfrentamientos. "No me gustan las broncas, pero me gustan menos las broncas de los demás que las mías. Y tú, desde que estás aquí, no te cuesta nada ver una bronca y es más, si puedes propiciarlas, lo haces", ha dicho Julián al verse juzgado.

Poco a poco, la bronca se fue acalorando hasta que Julián estalló. "No me grites, háblame como una persona normal...Veo que te has erigido el animador de aquí", le advirtió. "Tú vas por los platós contando cosas...", le contestó Lozano, desatando la furia de Contreras. “Cuidado, por ahí no paso. Estas avisado, porque fuera de aquí todos tenemos una vida y nos hemos visto en situaciones muy concretas”, le dijo Contreras mientras le señalaba con el dedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Su último objetivo: Alejandro Nieto

Alejandro también ha sufrido la furia de Carlos. Ambos se llevaban bien, pero la última prueba semanal ha hecho cambiar esta situación. La tensión por intentar superar la prueba ha provocado pequeños roces entre los dos que han acabado con una sincera conversación en el jardín. “Hay unas cosas que veo en ti que me sorprenden y no me gustan, y no sé, sinceramente, si apoyándote estoy haciendo bien o no. Cuando estás arriba no vas con humildad, vas a saco, noto desprecio en mucha de las cosas que haces y eso no te lo voy a cubrir. Por este camino mi apoyo no lo vas a tener”, le dijo Carlos.

Dentro de la casa, Alejandro le replicó que él tampoco iba de frente. “Yo veo que tú discutes a saco con alguien y luego estas con él como si no pasara nada y eso no lo entiendo”, afirmó. “No voy a estar amargado o tumbado como tú. Las cosas se dicen a la cara pero no hay un rencor”, le contestaba Carlos.

Tras conocerse la última lista de nominados, formada por Alejandro, Rosa Benito y Laura Matamoros, Lozano definió al Míster de esta manera tan poco cariñosa. "A Ale le falta un hervor, pero no es mala persona", apuntó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Mónica Hoyos, el extraño apoyo

De entre todas las muestras de apoyo que recibe Carlos Lozano fuera de la casa, la más llamativa es sin duda la de su expareja: Mónica Hoyos. La azafata, que inició una truncada relación con el presentador a su paso por ‘El precio justo’, se ha convertido en su defensora oficial por los platós de Telecinco pese a que han tenido más de una desavenencia desde que pusieran fin a su relación.

El mismo Carlos Lozano ha comentado dentro del concurso que reconoce que Mónica Hoyos lo pasó mal en su momento, pero que no se siente culpable porque fue sincero con ella antes de mentirla o engañarla. A su vez, pone sobre la mesa el deseo de que tanto su expareja como su hija en común, Luna, le apoyen en su nueva relación con una joven peruana de 22 años.

"Intento explicárselo a mi niña y a mi ex, que lo entiendan. A mi hija se lo conté, le pareció bien, y no sé qué agentes externos hablaron con ella, que cambió. Me gustaría que mi ex me echara una mano porque si le pasara a ella, le ayudaría. Y de momento no me la está echando", confesaba Lozano a Raquel Bollo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities