Julián Contreras Jr. no aguanta la presión y abandona 'GH VIP'

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bombazo: Julián abandona 'GH VIP'

Julián Contreras Jr. entró en 'Gran Hermano VIP' con dos objetivos claros. Por un lado, ganar dinero y mejorar así su desastrosa situación económica: y por el otro, para que la gente lo conozca de verdad y pueda quitarse esa imagen de hombre triste y solitario con la que se le conoce.

Sin embargo, el hijo de la fallecida Carmina Ordoñez, que sigue teniendo a su madre muy presente en su vida, parece que no lo ha conseguido y no ha aguantado la presión por lo que, para sorpresa de todos, ha decidido abandonar la casa de Guadalix.

Los concursantes han conocido la noticia en el confesionario e incluso algunos, como Laura, Sema o Raquel Bollo no han podido evitar las lágrimas.

Al parecer todo empezó por una dispusta por una naranja. Francisco Nicolás lo llamó ''el penurias'' y eso le sentó fatal. Entonces, el hijo de Carmina Ordóñez entró en el confesionario y dijo:''él se queda y yo me voy''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuáles han sido sus motivos para abandonar la casa?

Julián Contreras ha abandonado el concurso como consecuencia de las últimas broncas vividas en la casa. Y es que, desde la llegada de Francisco Nicolás de nuevo al concurso tras ganar la repesca, las polémicas no han dejado de sucederse.

Eso sí, Julián ha confesado que se lleva amigos, como Laura Matamoros, que a pesar de ser muy temperamental, es muy buena persona.

Laura llegó a decirle para disuadirle que si él se iba, ella se iría detrás. Finalmente, Julián no cedió y sus amigos le ayudaron a preparar el equipaje. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El viernes, el día que todo cambio

''La experiencia ha sido muy positiva hasta que el viernes se ha transformado en negativa'', confesaba Julián al llegar en coche a plató a Sandra Barneda.

Sus enfrentamientos con Francisco Nicolás y Carlos Lozano han influido notablemente en su abandono.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carlos, uno de los culpables

''Carlos pone una excusa cada martes, jueves y domingo para montar bulla, esta vez ha sido por las naranjas, pero hace cosas que a los compañeros nos afectan mucho y a mí sobre todo, que soy muy empático'', continuaba Julián excusándose de su abandono.

Lo cierto es que Carlos le llamó taraso y Julián se sintió muy ofendido y humillado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Orgulloso de haber aguantado tanto tiempo

''No pensé llegar a estas alturas del programa, ¡¡ocho semanas!!,  Hoy he tenido la sensación de que no podía dar más de mí, por eso me he ido. Me siento mucho más fuerte que cuando entré'', confesaba emocionado el hijo de la fallecida Carmina Ordóñez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
''Gran Hermano te enseña a aceptar las derrotas''

''Esta experiencia te enseña a conocer tus límites, capacidades, miedos. Aprendes a aceptar las derrotas'', reflexiona Julián.

''Tengo la sensación de que no lo he hecho bien'' dice Julián, a lo que Sandra responde ''Eres muy autoexigente''.

 En un principio parecía que Julián iba a quedarse en plató pero decidió irse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La gran bronca

El viernes por la noche, en su primera fiesta tras ser repescado, Fran estalló contra Julián Contreras Jr., Rappel y Sema por ser unos cobardes, siendo el vidente el peor parado. Ante un exaltado Francisco, Julián intentó hablar con él sin ser escuchado finalmente. Aseguró que le hubiera gustado hablar con todos y cada uno de los concursantes tranquilamente pero que los únicos que habían querido realmente hablar con él habían sido Carlos Lozano y Laura Matamoros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Julián saca su lado menos amable con Francisco Nicolás

Julián siguió insistiendo en intentar que Fran se calmara y al final fue el peor parado de la noche: "¿Qué te voy a escuchar si no me quieres escuchar a mí? Vete al confesionario a decir las tonterías que dices toda la noche. Lo que queréis es callaros y aguantar una semana más riéndoos. Yo no he tenido que hacer lo que tú para ciertas cosas", decía Fran, algo que hacia estallar a Julián Conteras Jr.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Julián Contreras como nunca lo habíamos visto

Julián se levantó del sofá de forma amenazante preguntándole por lo que decía Fran que había hecho él: "¿Qué coño sabrás tú de lo que he tenido que hacer en mi vida? Eres un impresentable. Ten cuidado por ese camino, muchacho, porque por ahí no te lo voy a pasar. Ojito con ponerte contento y decir aquí cositas. Ten cuidadito Francisco''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gran agresividad

La discusión fue subiendo de tono y estuvo a punto de llegar a algo más que palabras. 

Julián: ''Para mí no eres nada. Tú a mí me interesas una mierda''.

Fran: ''Eres el penurias. Eso es lo que haces los jueves''.

Julián: ''Eres un impresentable, te estás pasando (muy agresivo). Te estás equivocando''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sin sangre en las venas

A fuerte, a Julián, no le gana nadie, tanto en lo emocional como en lo físico, pero una cosa es ser fuerte y otra ¡parecer que está hecho de corcho! Ni un quejido, ni un gritito, ni tan sólo un saltito de dolor al ser nominado en la primera gala con calambrazo incluido mientras el resto de sus compañeros maldecían en arameo y hasta lloraban. Este chico no tiene sangre en las venas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lágrimas por su madre

Estando en la casa durante un mes y medio, Julián no ha podido evitar recordar a su madre y echarse a llorar. Parece que después de casi 12 años, Julián no ha superado el fallecimiento de Carmina Ordoñez, y estos episodios, junto al estrés de estar encerrado, no ayudan a que nos olvidemos de su imagen de "triste".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Julián enciende la mecha... ¡y corre!

Eso sí, si hay que hablar por detrás, a Julián le falta tiempo para hacer suposiciones con amiguitos aquí y allí: ya ha pasado a la historia de Gran Hermano el famoso vaso de ginebra que "se volatilizó". Julián dejó caer que podría haber sido Carmen López, pero hubo un pequeño (minúsculo) malentendido, y la gente entendió que se refería a Carlos Lozano... y se lió la mundial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una y no más

Poco después, Julián salió nominado junto a Laura Matamoros y Francisco Nicolás... y parece que se ha puesto las pilas para convivir, porque desde su segunda nominación, al principio de la edición, ni sus compañeros ni la audiencia le han vuelto a nominar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primera parada: Belén Roca

Lo dicho: desde la primera nominación Julián ha ido de bronca en bronca, y sonada fue la que tuvo con su gran amiga Belén Roca, a la que acusó de no mojarse en los grupitos que se habían formado en la casa. ¡Con lo importante que es no forzar!

Menuda llorera se cogió Belén, pero se le pasó poco después con la entrada de una nueva rubia: Charlotte. ¿Quiere decir esto que Julián se ha quedado solo?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No todo iban a ser peleas

Otro de los episodios más sonados fue su relación de ¿amor? ¿rollete? con Sema. El mejor amigo de Chabelita no hacía más que sobar y toquetear a Julián... ¡y él se dejaba! ¿Algo que quieras... dejar salir, Julian? Hasta pidieron una hora sin cámaras...

Poco le duró el romance a estos dos: al final Julián tuvo que ponerse serio para no darle falsas esperanzas al chico, y Víctor Sandoval se encargó de darle la última estocada diciéndole que no podía "ir por ahí tocándole el paquete a un hombre que no es gay". ¡Otra llorera para Sema!

¿Es cosa nuestra o todo el que se acerca a Julián acaba entre lágrimas?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La salud le trae de cabeza

Tampoco ha tenido el chico suerte con la salud: primero, un esguince en el tobillo, que le obligó a reposar la pierna y no poder participar en la prueba semanal junto a sus compañeros... y después un gripazo cuya transmisión se ha apropiado Laura Matamoros, que fue la primera en ponerse mala, y que le ha mantenido en cama algunos días... pero, para ser sinceros, apenas se ha notado su ausencia. ¡Si es que no gana para disgustos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Julián contra Carlos. ¿Quién se irá primero?

La última bronca fuerte la ha tenido con el ya polémico (por sorpresa) Carlos Lozano: éste le dijo que estaba harto de que siempre que hubiera oportunidad de liarla, lo hiciera. Todo ello en una conversación que pretendía solucionar sus diferencias pero acabó subiendo de tono: "No me grites, háblame como una persona normal.... Veo que te has erigido en el animador de aquí", le soltó Julián. "Tú vas contando cosas de tus hermanos por los platós", le respondió en un golpe bajo el presentador, algo que no sentó nada bien a Julián, torció el gesto y dijo con un dedo amenazador: "Por ahí no, cuidado con lo que dices". ¡Cómo está el patio!

Parece que Julián sí ha evolucionado en la casa, pero más que ver su parte divertida hemos visto sus malos humos...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities