Suso se estrena como sirviente de Yola

Tras mantener una fuerte y acalorada discusión, la organización del concurso ha penalizado a Suso y Yola con un castigo sin precedentes. El concursante de 'Gran Hermano' tiene que atender en todo lo que necesita a la ganadora de 'Hotel Glam', que estará encerrada en un corralito a merced de los cuidados de su compañero.

image
1 de 11
Yola y Suso, prisionera y esclavo

Nada más llegar a la isla Yola y Suso han tenido que poner en práctica el castigo que les ha puesto la organización.

En la semifinal de ‘Supervivientes 2016’, Jorge Javier les comunicó que, debido al fuerte enfrentamiento que habían tenido días atrás, durante los últimos días del concurso Yola viviría encerrada en un ‘corralito’ y Suso tendría que atenderle en todas sus necesidades. ¿Qué tal se llevarán cautiva y siervo?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
El nuevo apartamento de Yola Berrocal

Yola ha descubierto que los miembros de la organización le tenían preparado un cuadrado de pocos metros cuadrados y cercado con unas cuerdas.

A la intemperie y con muy pocos enseres, Yola se ha mostrada ‘entusiasmada’ con su apartamento en primera línea de playa. ¡Si hasta ha recibido la visita de su amiga Mila!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Una casita con muy pocos muebles

Hay que reconocer que el mobiliario es bastante austero: una caja de madera a modo de mesa, una silla de madera y una esterilla.

Aunque Yola ha intentado abrir la caja para ver si encontraba algún tesoro dentro, se ha quedado con las ganas: es una simple caja. ¿No le podrían haber puesto un mueblecito de Ikea?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Si me necesita, toca la campana

Al acercarse Suso, sus compañeros le han apuntado que el castigo es incluso más duro para Yola que para él. “Suso, eh. Tú te estarás quejando pero la jodida es ella”, le ha dicho Jorge.

Yola ha intentado buscar la manera de poder llamar a Suso cuando lo necesite, y a falta de una campanita, ha encontrado una concha para hacer ruido y poder reclamar su atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
La sordera repentina de Suso

Suso, con cara de pocos amigos, le ha dicho que puede que a veces no la escuche. “Yo no escucho. Como sea que te tengo que escuchar, yo no escucho. Tengo un problema de oído que te cagas”, ha asegurado. ¿Dejará a Yola abandonada a su suerte en su corralito particular?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
'No me he ido hoy por mi familia'

En el confesionario, Suso ha vuelto a mostrar su disgusto por la decisión del programa. “No me he ido hoy por mi familia, porque no digan ‘mira, que niñato’. Me voy a hacer responsable de lo que tengo que hacer aquí y me llevo un muy mal sabor de boca de esta mierda”, ha señalado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Pendiente de su archienemiga

Mila y Jorge han intentado hacerle entrar en razón, recordándole que no es tan grave el castigo y que no sería un motivo justificado para abandonar. “Vamos tío, no puedes tirar la toalla”, le ha dicho Jorge.

Aunque con rabia, Suso ha comenzado la penalización estando muy pendiente de su compañera. “¿Tengo que ir yo para que salgo, no?”, ha preguntado al equipo del programa. ¡Si al final acabarán haciéndose amiguitos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Suso se pone manos a la obra

“¿Me puedes traer mi saco, por favor? Y un saco también de esos… ¡Va a llover!”, ha comenzado a dirigir Yola a su sirviente, quien ha atendido a sus órdenes sin rechistar (demasiado).

Al principio, el gran drama de Yola con su nueva casa es que no tenía ninguna forma de guarecerse de la lluvia, y ante la llegada de una fuerte tormenta, Suso ha tenido que ayudarle a contruirse un techo con lona. ¿Sobrevivirá la concursante en su prisión?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
La discusión que provocó todo

El castigo a los concursantes derivó después de una fuerte discusión que mantuvieron tras conocer Suso que Yola le había nominado. Fuera de sí, comenzó a gritarle y a echarle en cara todo lo que pensaba de ella: "¡Tú discutiste conmigo unas semanas y me diste motivos!". "¿Pero yo por qué la tengo que nominar a ella?", respondía Yola, refiriéndose a Mila, ante semejantes alaridos. "¡Me cago en mi puta madre!", soltaba Suso a grito pelado.

"Mira, yo así no voy a hablar contigo. ¡Yo puedo nominar a quien me dé la gana!", zanjaba Yola, mientras él seguía pegando berridos. "¿Vosotros veis correcto cómo está ahí? ¿Veis bien que me hable así?", preguntaba a sus compañeros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Yola se queda sin su pasarela

"¿Sabes qué pasa? Que hace tiempo, por darte una semana mala, me dijiste: 'Suso, esta semana te nomino porque nos la hemos tirado discutiendo'. Y a Mila, que habéis estado dicutiendo siempre por estos motivos, no la nominas", le recordó Suso.

De inmediato, Suso, que ya había abandonado el lugar de la batalla, se acercó a la pasarela que Yola había hecho con sus manitas y empezó a destrozarla a gritos: "Putos cobardes. Si yo pudiera hablar para que se vea todo aquí... ¡ni desfile ni su puta madre!", despotricaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
El berrinche en directo de Suso

Ya en la gala de ‘Supervivientes’, cuando se enteró del castigo, Suso se cogió un enfado tremendo y salió de la Palapa. ''Encima de que me va a echar, le voy a servir la última semana. No me parece bien, no se va a reír de mí todo el mundo. Es una pedazo de putada'', criticó el 'superviviente'.

Pero Jorge Javier le dio un ultimátum: ''Tienes un minuto para decidir si te quedas o te vas y entra Steisy en tu lugar''. Entonces, Suso optó por quedarse en Honduras y se relajó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Realities